Trybliocrinus flatheanus


Rango temporal

Cenozoico Cuaternario
Neógeno
Paleógeno
Mesozoico Cretácico
Jurásico
Triásico
Paleozoico Pérmico
Cabonífero
Devónico
Silúrico
Ordovícico
Cámbrico

Clasificación

Trybliocrinus flatheanus (Geinitz, 1867). Neues Jahrb. Min., Geol. Pal., p 286, pl. 3, figs. 1,2. (como Glyptocrinus flatheatus). ver - Arnao, Asturias, España

Animales
Equinodermos
Crinoideos

Descripción

Asturias, Castrillón, Arnao
© Juan Luis Menéndez

Crinoideo con el cáliz con forma de cuenco con una superficie lisa o plano-cóncava y amplia. La última pieza de la columna, relativamente amplia y redondeada, que se encuentra claramente separada de las placas del cáliz, se hunde casi con forma de embudo hacia el interior del mismo, percibiéndose en la zona de su articulación una fina línea radial. A esta se conecta directamente un anillo compuesto por 10 o 12 piezas desiguales, en el que comienzan inmediatamente, además de cinco piezas basales, también los radios del cáliz. Estos últimos se han resaltado con una línea de puntos en la ilustración. Este carácter acerca el presente género al Cleiocrinus Billings [Geol. Surv. of Canada, dic. IV, 1859, p. 52 y sigs.], si bien su construcción es mucho más irregular y complicada que esta, debido a la existencia de numerosas piezas interradiales tanto entre los radios del cáliz, por lo que se aproxima a los géneros Rhodocrinus Miller y Glyptocrinus Hall, como atravesando las placas intermedias en la misma dirección que los radios, que penetran entre las hileras principales y ensanchan ampliamente el cáliz.

Cada radio del cáliz se compone de dos o tres piezas. Los a y c poseen solo dos cada uno, de las cuales la primera pieza es más pequeña, casi cuadrangular, y la segunda es más grande, con cinco o seis lados, y sirve como módulo axilar. En los radios del cáliz llamados b hay tres placas en hilera, entre las cuales la primera está muy baja, la segunda es un hexágono regular, y en cambio la tercera constituye un módulo axilar con forma de pentágono regular. Si bien los radios e y d están formados también por tres placas, presentan otro orden, de manera que dos inferiores, situadas una junto a otra, pisan una sola pieza de otro radio, donde se conectan con un módulo axilar hexagonal. Por lo tanto, son siete, en vez de cinco, las piezas existentes, muy diferentes en su forma y tamaño, con las que comienzan los cinco radios del cáliz y que junto a las también desiguales piezas basales componen el anillo inferior de la base del cáliz.

En cada uno de los módulos axilares de los cinco radios se sucede hacia arriba una placa hexagonal por cada lado, las cuales constituyen el comienzo de dos hileras principales divergentes, que, aunque entre placas intermedias de formación similar en la dirección de los radios del cáliz y otras, se separan la una de la otra en las últimas placas colindantes. El tamaño de las placas disminuye según se sube, de manera muy similar a lo que ocurre con Cleiocrinus.

Se designa como piezas interradiales a todas las de forma mayormente irregular y a las placas más grandes divididas, las cuales se extienden entre los radios del cáliz señalados mediante línea de puntos y las piezas basales a un lado, y aquellas hileras de placas divergentes de los primeros módulos axilares del radio hacia ambos lados al otro.



Fotografías de Trybliocrinus flatheanus

Síguenos en nuestro canal de YouTube