Puente de Vizcaya o Puente Colgante





Situación



Información básica

Nombre: Puente de Vizcaya o Puente Colgante
Lugar: Portugalete
País: España
Comunidad: País Vasco
Provincia: Vizcaya
Comarca: Gran Bilbao
Municipio: Portugalete

Patrimonio de la HumanidadPatrimonio de la Humanidad. Puente de Vizcaya

BIC declarado en 17-07-1984

Tipo de lugar: Monumento: Puente

Mapa de situación


Coordenadas: 43.32341,-3.01689 [Ver en mapa]

¿Dónde comer y dormir?

  • Planifica tu viaje para visitar este lugar escogiendo entre cientos de casas rurales, hoteles y restaurantes donde saborear la gastronomía de la región.

    Logo Booking.com Logo Tripadvisor Logo Atrapalo


  • Si te gusta viajar y conocer nuevos lugares aquí podrás encontrar una selección de las mejores guías de viaje en Amazon


Descripción

El Puente Vizcaya, también llamado Puente de Vizcaya, Puente Colgante o Puente Palacio (Bizkaiko Zubia, en euskera) es un puente transbordador concebido, diseñado y construido por la iniciativa privada entre 1887 y 1893, que une las dos márgenes de la ría del Nervión en Vizcaya y que fue inaugurado en 1893, siendo el primero de su tipología en el mundo.

El puente recibe varios nombres. Su nombre oficial es "Puente de Vizcaya", aunque su denominación más popular y extendida sea la de "Puente Colgante" al que a veces se suelen añadir las extensiones "de Portugalete", "de Getxo" o incluso "de Bilbao". También suele recibir los nombres de "Puente de Portugalete", ya que ésta es una de las localidades que une, y "Puente Palacio", en honor de su arquitecto, Alberto de Palacio y Elissague.

El puente enlaza la villa de Portugalete con el barrio de Las Arenas, que pertenece al municipio de Getxo, así como las dos márgenes de la ría de Bilbao. Su construcción se debió a la necesidad de unir los balnearios existentes en ambas márgenes de la ría, destinados a la burguesía industrial y a los turistas de finales del siglo XIX.

El diseño fue obra de Don Alberto Palacio Elissague, conocido también por su participación en la construcción del Palacio de Cristal del Parque del Retiro, en Madrid. El ingeniero francés Don Ferdinand Joseph Arnodin se hizo cargo de la construcción de la obra, y el empresario textil bilbaíno Don Santos López de Letona fue el principal valedor y financiador del proyecto.

Se inauguró el 28 de Julio de 1893 y fue diseñado para enlazar con su gran cuerpo de hierro las localidades de Portugalete y Getxo, una orilla rocosa y escarpada y otra baja y arenosa. Cuando se construyó consiguió facilitar las comunicaciones entre estas dos pequeñas poblaciones balnearias veraniegas sin interrumpir la navegación de uno de los puertos fluviales con más activo tráfico naval de Europa.

El Puente Vizcaya fue el resultado genial de la fusión de dos innovaciones tecnológicas diferentes: la moderna ingeniería de puentes colgados de cables, desarrollada a mediados del siglo XIX, y la técnica de grandes vehículos mecánicos accionados con máquinas de vapor.

No obstante, cuando el arquitecto vizcaíno Don Alberto Palacio y Elissague comenzó el desarrollo del proyecto para la construcción de un sistema que uniese las márgenes de la desembocadura del Nervión, realizó un minucioso trabajo, analizando prácticamente la totalidad de las opciones disponibles en la época: transbordador sobre carriles, barcazas y gabarras flotantes y todo tipo de puentes: giratorios, levadizos, basculantes, submarinos, elevados, etc.

Todos ellos fueron descartados tras su análisis técnico, hasta llegar a la invención del que bautizó como Puente Transbordador Palacio. Su diseño cumplía con todas las exigencias necesarias, esto es, la posibilidad del traslado de pasaje y carga, que no dificultara la navegación, que tuviera un coste de construcción razonable y que garantizara un servicio regular.

Comenzó pues la historia de un símbolo. Una maravilla de la ingeniería de su tiempo, un sueño de hierro laminado que, superando su propio pragmatismo vital y las disputas mundanas, se convertiría en el símbolo de toda una comarca, de todo un pueblo.

Tres proyectos distintos verían la luz antes del definitivo. El proyecto final descarta el empleo de cables como carriles (estilo teleférico) y se decanta por una estructura basada en dos vigas horizontales que soportarían los carriles, apoyadas sobre cuatro pilares o torres asentadas en los muelles de ambas márgenes.

El Puente Vizcaya es uno de los grandes monumentos de la Revolución Industrial y uno de los pocos supervivientes representativos de aquella era. Durante la segunda mitad del siglo XIX el hierro era considerado el más poderoso símbolo del progreso de la Historia, era el material con el que se construían las máquinas, los barcos, los ferrocarriles, las grandes cubiertas y las torres como la de Eiffel, las enormes salas de Exposiciones Universales y, sobre todo, los nuevos puentes de Europa y América cada vez más esbeltos y audaces.

A finales del siglo XIX, la ría de Bilbao vivió la Revolución Industrial como un periodo de extraordinaria actividad económica, vinculado a la explotación masiva de un rico filón de hierro de más de 25 kilómetros de longitud en las minas de Vizcaya. Era el mismo mineral con el que España había transformado a los pueblos de su imperio colonial en el pasado, pero ahora sometido a exportación y elaboración industrial, y dio lugar a un asombroso florecimiento de compañías mineras, sociedades navieras, empresas siderúrgicas, bancos, etcétera. El Puente Vizcaya fue considerado desde el primer momento como el arco del triunfo de esta naciente civilización industrial.

El puente tiene 61 metros de altura y 160 metros de longitud. Se trata de un puente colgante con una barquilla transbordadora para el transporte de vehículos y pasajeros. Fue el primer puente de este tipo construido en el mundo y por ello sirvió de modelo de numerosos puentes construidos en Europa, África y América. El Puente de Vizcaya es considerado actualmente el puente transbordador en servicio más antiguo del mundo.

A mediados de 1937, durante la Guerra civil española, los ingenieros del republicano Ejército del Norte recibieron la orden de destruir todos los pasos sobre la ría de Bilbao, con el fin de detener el avance de las tropas franquistas. Por esto, el 17 de junio de ese año, se derribó el travesaño que se precipitó sobre las aguas. El puente fue reconstruido y finalmente puesto en servicio nuevamente, el 19 de junio de 1941. El proyecto de reconstrucción se debe al ingeniero de caminos José Juan Aracil, quien actualizó el diseño de la viga original y de los cables de suspensión y atirantamiento. Empezando a montar la pasarela central desde el medio hacia ambas orilllas de Portugalete y las Arenas mediante unos cables que sirvieron de apoyo para mantener la pasarela cental.

Por el Gobierno Vasco, mediante Decreto 265/1984, de 17 de julio (BOPV n.º 132, de 4 de agosto), fue declarado "Monumento Histórico Artístico el Puente «Vizcaya»". Posteriormente, mediante decreto 108/2003, de 20 de mayo (BOPV n.º 111, de 6 de julio), "se adapta a las prescripciones de la Ley 7/1990, del Patrimonio Cultural Vasco, el expediente de Bien Cultural Calificado, con la categoría de Monumento", a favor del Puente.

El 13 de julio de 2006 fue declarado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, siendo elegido entre un total de 37 candidaturas. La Unesco considera al Puente de Vizcaya como una de las más destacadas obras de arquitectura del hierro de la Revolución industrial y destacó su uso innovador de los cables de acero ligero trenzado.

La estructura metálica del puente ha estado desde el principio cubierta por pintura negra (o, en algunas temporadas, gris humo), pero este color hace que la estructura absorba más radiación térmica, lo que causa dilataciones más bruscas que deterioran algunas piezas. En 2010 se aprobó un proyecto de restauración que incluía un cambio de color. Se propusieron tres tonos, similares a los de tres minerales de hierro de los cercanos Montes de Triano: El campanil de Gallarta, la blenda Triano y la vena roja hematites de Somorrostro. Finalmente fue elegido el color rojizo de la vena de Somorrostro.


Fuente: Wikipedia
 

Comparte en:

Fotografías de Puente de Vizcaya o Puente Colgante

Puente Colgante de Vizcaya I
Puente Colgante de Vizcaya I
Puente Colgante de Vizcaya II
Puente Colgante de Vizcaya II
Puente Colgante de Vizcaya III
Puente Colgante de Vizcaya III
Puente Colgante de Vizcaya IV
Puente Colgante de Vizcaya IV
Puente Colgante de Vizcaya V
Puente Colgante de Vizcaya V
Puente Colgante de Vizcaya VI
Puente Colgante de Vizcaya VI
Puente Colgante de Vizcaya VII
Puente Colgante de Vizcaya VII

Lugares de interés en las cercanías

Si desea visitar otros lugares cercanos aquí tiene una lista con hasta 10 lugares que se encuentran en un radio de 5 kilómetros.

Playa semiurbana, de fina arena oscura. Presenta un alto grado de ocupación y es muy frecuentada por surfistas, ya que es una de las playasdel País Vasco más adecuada para la práctica de este deporte....

Playa
 
Pequeña playa nudista, compuesta por rocas. No ofrece ningún tipo de equipamiento, pero a cambio permite disfrutar de un entorno tranquilo. ...

Playa
 
Casa Arróspide de BilbaoEs uno de los edificios más hermosos de Indautxu y de los pocos que aún conservan palmeras en su exterior. No hay que olvidar que hace 40 años esta zona estaba llena de casas de este tipo. Está situado en la intersección de Simón Bolivar con Aureliano Valle y hoy está ocupado por viviendas y oficinas y en la parte inferior hay una tetería. ...

Monumento

BIC declarado en 23-06-1989
 
Museo de Bellas Artes de BilbaoIntroducción. El origen del actual museo se sitúa en el primer Museo de Bellas Artes, fundado en 1908 y que abrió sus puertas en 1914, y en el de Arte Moderno, inaugurado en 1924. Ambas instituciones y sus respectivas colecciones se unieron efectivamente en 1945, año en que se levantó el edificio antiguo. En 1970 se añadió el edificio modern...

Museo

BIC declarado en 01-03-1962
 
Playa aislada, con escasa afluencia de público, a la que se accede bajando unas largas escalerillas.Está compuesta por rocas y no dispone de equipamiento alguno. ...

Playa
 
Síguenos en


Deportes