Hórreos, paneras y cabazos. Patrimonio cultural. Página 1


La construcción más singular, original y característica de la arquitectura rural de la zona norte de la Península Ibérica (Asturias, Santander, León, País Vasco, Palencia y norte de Portugal) es el hórreo, granero-almacén de madera, siendo el típico en Asturias de planta cuadrada y con cubierta a cuatro aguas, estando levantado del suelo por cuatro o más pilares. El hórreo no solo se ha utilizado para guardar y secar el maíz y otros productos vegetales, sino que también ha hecho las veces de despensa, pues en él se guardaban todo tipo de alimentos, incluida la carne, e incluso de habitación. De importancia capital en la vida de pueblos y aldeas, es de resaltar su curioso estatus jurídico como bien mueble, en la mayoría de los casos, compartido por varios vecinos y levantado en espacios públicos.

Dentro de las enormes variaciones y adaptaciones locales, se han distinguido distintos tipos de hórreos diferentes, atendiendo a sus características constructivas o decorativas. Así hablamos de la panera, “hórreo de seis o más pies” y de planta rectangular, que aparece en el siglo XVI, debido a la introducción del maíz y a la abundancia de productos a conservar; del hórreo beyusco, de pequeño tamaño y con tejado a dos aguas, y que se conserva solamente en escasos lugares de sureste de Asturias y del norte de León; del granero, construcción con la planta baja destinada a cuadra o vivienda, y la superior a granero... Mención aparte merecen los cabazos, construcciones típicas de Galicia y de algunos concejos asturianos cercanos a esa Comunidad, que son graneros rectangulares, de pequeño tamaño, en madera o mampostería, elevados sobre pilares y con tejado a dos aguas. Están dedicados a guardar y secar el maíz. En ellos se distinguen los de tipo Ribadeo, con lados de piedra, o los de tipo Mondoñedo, con lados de madera. Los hórreos de cubierta vegetal (escoba o centeno) se distribuyen por el centro-occidente (Somiedo, Teverga) y el sur-occidente (Ibias, Grandas, Oscos…). En el Occidente la cubierta de los hórreos no es de teja, como en la mayor parte de Asturias, sino de pizarra.

En Asturias, según la decoración, presente sobre todo en colondras y liños, se diferencian tres estilos: Villaviciosa, el más antiguo (entre los siglos XIV y XVI), que copia elementos decorativos del Románico, Carreño, más tardío y de talante más barroco, y Allande, marcadamente popular.

Algunos autores consideran como posible origen del hórreo al denominado cabaceiro, pequeña construcción de ramas entretejidas, que se utilizaría ya desde tiempos anteriores a los romanos. Autores latinos, como Plinio y Varrón, ya hablan de granaria sublimia (graneros sobre pivotes) en la Hispania Citerior. Los hórreos más antiguos de Asturias se datan en el siglo XIV.

Aunque se han promulgado distintas disposiciones que los protegen, su futuro no es halagüeño debido a haber perdido gran parte de las utilidades que poseían, al abandono de los núcleos rurales y a la incuria de propietarios y Administración.


Existen 2731 fotografías de Hórreos, paneras y cabazos

 

Busca Hórreos, paneras y cabazos


Buscar por municipio:


 

Fotografías de Hórreos, paneras y cabazos


Hórreos, paneras y cabazos de 1 a 24 de 2731
 
 

 
Hórreos, paneras y cabazos de 1 a 24 de 2731
 
<
 

Lugares

Puede encontrar más información sobre Hórreos, paneras y cabazos que se muestran en las fotografías anteriores en estos lugares:

- Casomera
- Conforcos
- Llamas de Aller
- Llananzanes
- San Emiliano de Allande
- San Martín de Beduledo
Síguenos en nuestro canal de YouTube