Anthopleura biscayensis (1 de 3)





Otras fotografías de la serie para completar detalles

Anthopleura biscayensis (2 de 3)
Anthopleura biscayensis (2 de 3)
Comentarios 2
Visitas 2252
Anthopleura biscayensis (3 de 3)
Anthopleura biscayensis (3 de 3)
Comentarios 2
Visitas 2489


Descripción


San Sebastián, cubeta intermareal, abril de 2006. Es una anémona muy rara, descrita por vez primera de Arcachon en 1874 como Bunodes biscayensis. Hasta 1985 no fué hallada de nuevo y se incluyó en el género Bunodosoma, aunque en un reciente estudio se ha transferido a Anthopleura. Sólo se conoce del extremo SE del Golfo de Vizcaya (desde a Arcachon a San Juan de Luz), y unos pocos ejemplares de Huelva y el Algarve. Estimamos que ésta es la primera vez que se encuentra en el norte de la Península. La foto de la columna está algo retocada con PS para quitar un exceso de brillos del flash, así que quizás, al subirla, "cante" un poco. Es interesante apreciar que muchas de las verrugas de la columna son bilobuladas. Se agradecería cualquier noticia sobre nuevos hallazgos por el Cantábrico. Aparece típicamente en el mediolitoral inferior, en zonas de roca y arena con buen hidrodinamismo y Mytilus. Es una anémona de buen porte, con un diámetro de la columna de hasta 5 cm.

Datos de la fotografía

Autor: Alvaro Altuna Prados

Equipo: Nikon Coolpix 7900

Fecha de publicación: 08/03/2007

Visitas: 2384

Comentarios: 5

Localización

¿Te gusta la foto?

Especie asociada a la fotografía

Datos de Anthopleura biscayensis en asturnatura.com

Ficha básica
4 fotografías



Comentarios

Juan Luis Menéndez
08-03-2007
Tengo pocas dudas de que es la anémona mas guapa que haya visto, aunque por aquí nunca la vi y es difícil de que pase desapercibida, su pariente es muy abundante y ver esta siempre invita a preguntarse qué es.
Preciosa imagen y precioso ejemplar.
Gracias por los comentarios. Cuando esta especie habita en zonas fotófilas con abundante arena, su coloración es muy diferente. El disco oral y los tentáculos son de color crema claro o grisáceo, presentando éstos una línea fina oscura longitudinal muy típica. No obstante, la mancha fuchsia de la base también aparece y puede ser un buen carácter para identificar la especie (por confirmar).
Que pasada de anémona!!! Impresionante!!!!
Hola a todos. Esta es mi primera intervención (me acabo de registrar), así que ya nos iremos conociendo. Antes de nada quería agradecer a Álvaro y a Asturnatura las maravillosas fotos del ejemplar de San Sebastián, pues gracias a ellas y a los comentarios he podido determinar, sin género de dudas, al ejemplar que recolecté para mi colección de fauna marina el pasado sábado 7 de junio en la Playa de Nerga (cangas del Morrazo), en el extremo noroeste de la Ría de Vigo (Pontevedra). Junto a "mi" ejemplar había una treintena más, que el pasado sábado 14 fotografié en su mayor parte (si os interesa puedo probar a subir algunas fotos de uno y de otros ejemplares, aunque ya os adelanto que, por fallo exclusivo del que suscribe, son manifiestamente mejorables). Este próximo fin de semana intentaré darme otra vuelta por allí, a ver si localizo más ejemplares por las zonas aledañas. La colonia habita a escasa profundidad, en zonas muy iluminadas por el sol, y las anémonas crecen sobre fondos duros, aunque con frecuencia parcialmente cubiertos por arena fina, dejando sólo al descubierto el disco oral con los tentáculos. Prefieren la zona "fronteriza" entre rocas y arenas. Como datos anatómicos os diré que creo haber contado en mi ejemplar un total de 96 tentáculos en unos 3 anillos (de dentro afuera de 24, 24 y 48 tentáculos cada uno). Además, la columna presenta 24 franjas verticales, alternando 12 más anchas y oscuras con otras 12 más claras y estrechas. En el anillo de tentáculos más externo hay unos seis u ocho pares de tentáculos, dispuestos de forma radial y equidistante entre sí, en los que cada uno de los tentáculos del par tiene una cara blanca enfrentada a la cara blanca del otro tentáculo del mismo par. Dichas "caras blancas" parten de la base de un tentáculo del anillo más interno, al que parecen abrazar. Los tentáculos de dicho anillo más externo son algo más largos y delgados que los de los otros anillos. Por lo demás, confirmo en mi ejemplar la existencia de todas las características que de esta especie da Álvaro. Una última cosa: con el ejemplar que me quedé comprobé en casa, mientras lo filmaba, un claro fenómeno de fototropismo positivo, pues se inclinaba hacia la luz de un flexo cercano. Bueno, para ser mi primera vez creo que ya os he aburrido bastante ¿no?. Chao.
¿Quieres comentar la fotografía?

¿No tienes una cuenta? Regístrate aquí