Minas de cobre de Rioseco





Situación



Información básica

Nombre: Minas de cobre de Rioseco
Lugar: Rioseco
País: España
Comunidad: Principado de Asturias
Provincia: Asturias
Comarca: Montaña Central de Asturias
Municipio: Riosa

Tipo de lugar: Zona arqueológica: Otros

Mapa de situación


Coordenadas: 43.1862,-5.88351 [Ver en mapa]

¿Dónde comer y dormir?

  • Planifica tu viaje para visitar este lugar escogiendo entre cientos de casas rurales, hoteles y restaurantes donde saborear la gastronomía de la región.

    Logo Booking.com Logo Tripadvisor Logo Atrapalo

  • Si te gusta viajar y conocer nuevos lugares aquí podrás encontrar una selección de las mejores guías de viaje en Amazon
    Logo Amazon


Descripción

El descubrimiento

A 1.300 metros de altitud, muy cerca de Llamo de Riosa, se encuentran las minas prehistóricas de Rioseco. Este yacimiento es el centro de atención de muchos investigadores, que lo han considerado uno de los más antiguos e importantes de Europa. De hecho, recientes estudios realizados por la Universidad de Upsala, en Suecia, revelan que la actividad de estas minas de cobre comenzó hace 4.500 años y se prolongó durante un millar de años.

El descubrimiento lo realizó en el año 1.888 el ingeniero belga Alejandro Van Straalen, que trabajaba en las minas de mercurio de Soterraña. Alfonso Dory describió así en la Revista minera, metalúrgica y de ingeniería, cómo Straalen descubrió estas minas en el Aramo: Andaba el Sr. Van Straalen buscando con varios amigos una oquedad de la caliza que había sospechado fuese producida por la mano del hombre, y desesperaba ya de encontrarla, cuando se fijó de pronto en que las hojas de un árbol corpulento se agitaban extraordinariamente a pesar de la calma absoluta que reinaba en la atmósfera. Acercose para descubrir la causa de tal rareza, y vio que al pie del árbol existía una chimenea por donde salía violentamente una columna de aire fresco. Reconocida la chimenea se encontraron las primeras labores antiguas.

Tras varias prospecciones se encontraron restos de antiguas culturas que se dedicaron a la explotación de estas minas. Dieciséis esqueletos humanos, piezas pertenecientes a otros 14 esqueletos y también instrumentos de trabajo elaborados con piedras y huesos de animales fueron los hallazgos más importantes. Estos antiguos mineros, pertenecientes a los pobladores autóctonos de Asturias, explotaban las minas con tres fines fundamentales: el adorno personal, el culto y también la metalurgia. Con este fin excavaron galerías de 150 metros de longitud de las que extrajeron 15.000 m3 de material.

Actualmente existe un pequeño enfrentamiento en referencia a los restos humanos encontrados en las minas de Rioseco. El Grucomi, Grupo de Coleccionistas Mineros, asegura que en Rioseco se produjo el primer accidente minero de la humanidad. Frente a esta teoría está la mantenida por el arqueólogo Miguel Ángel de Blás, que asegura que los restos encontrados corresponden a algún ritual religioso o cultural. Lo que ambas partes coinciden en señalar es la gran importancia histórica que tienen estas cuevas, en las que todavía se hayan enterrados muchos secretos.

Tras el descubrimiento, Van Straalen creó la sociedad Minas del Aramo junto con Ernesto Guilhou, Aquilino Cárcaba, Jerónimo Ibrán y Casimiro González. Después de varios cambios, en el año 1897 se crea, con capital inglés, la compañía The Aramo Cooper Mines Ltd. que comienza a construir un pequeño poblado al más puro estilo británico.

I 1ª Guerra Mundial, las minas dejaron de explotarse. Casi llegaron a un estado de ruina, hasta que en el año 1.930 se hizo cargo de ellas la Empresa del Sur. Después, ya en el año 1.940, vendría una etapa en la que las minas estarían gestionadas por la Sociedad Minero Metalúrgica Asturiana S.L. (METASTUR), que continuaron con las labores extractivas hasta el año 1.955, en el que cerraron la explotación y abandonaron las instalaciones debido a la bajada de precios en el mercado. El kilo de cobre pasó de venderse de 90 pesetas a 30, lo cual convirtió en no rentables explotaciones como las del Aramo.

El poblado minero

El descubrimiento casual de las minas de Texeo en 1888 por parte del ingeniero belga A. Van Straalem representó el punto de partida para la reanudación del aprovechamiento de minerales de cobre en la zona del Aramo. Los trabajos de reconocimiento de las antiguas labores mineras evidenciaron la existencia de numerosas galerías y pozos en toda la zona, con la aparición de elementos que permiten datar una actividad de hace 4.500 años.

A continuación del descubrimiento de las labores antiguas, se iniciaron trabajos para su recuperación y nueva estructura minera, así como para la implantación de las instalaciones necesarias para el beneficio del mineral, reanudándose la explotación en 1897. Así, por parte de la compañía The Aramo Cooper Mine Ltd., de mayoría de capital inglés, se establece en la zona de Rioseco, al pie del Aramo, un poblado minero donde alojar a los trabajadores, iniciándose los trabajos de construcción en 1892; asimismo, se mejoraron las comunicaciones con la adecuación de un camino para enlazar con el ferrocarril de Pola de Lena, invirtiéndose en todos estos trabajos 3 millones de libras.

Entre los elementos que observamos, caben destacar:

  • El poblado minero de Rioseco estaba integrado por cinco edificios propios de la titular: la casa del director o Casa de Ingenieros, la de servicios, donde se ubicaban la cantina, oficinas y economato, hoy en día desaparecida, y los tres edificios para viviendas de los obreros; aparte, y alejado de los anteriores, existe un edificio destinado a cuadra de caballerías. Estos últimos se alinean sobre una pequeña plataforma con orientación E-SE, con muros de un grosor entre 60-70 cm, de mampostería basta de caliza con enlucido en fachadas de argamasa.

  • Planta de tratamiento. En Rioseco se disponía inicialmente de una planta de concentración por mesas o gravimetría, o isodromía, en la que, una vez molido el mineral, se separaba la fracción más pesada de éste en mesas de gravedad. Esta fracción más pesada estaba compuesta principalmente por sulfuros (calcopirita) y óxidos (óxidos negros de cobre), junto con cobre, cuprita, cobre nativo, y carbonatos (azurita, malaquita). En dicho lavadero se conseguía recuperar los minerales más ricos en cobre, produciéndose unos estériles de lavadero con contenidos medios en cobre del 1%.

    A fin de recuperar el cobre contenido en los minerales de baja ley y los estériles del lavadero, se estableció para su aprovechamiento una planta por vía húmeda amoniacal, o lixiviación amoniacal.

  • Encontrándose el poblado minero y la planta de tratamiento de mineral, en la zona de Rioseco, a cota 650-700 metros, era preciso transportar los minerales desde las labores a la planta, para recuración del cobre y cobalto. Ello requería una compleja estructura de cables transportadores y planos inclinados, de difícil mantenimiento.

    A fin de aprovechar el máximo de la gravedad como elemento de transporte, suprimiendo los elementos anteriores -pozos, cables- se iniciaron los trabajos para perforación de un transversal o galería de arrastre que comunicase prácticamente la planta de tratamiento con el fondo de la mineralización a la cota + 715 m.s.n.m., denominándosele, por la ubicación de su emplazamiento como Socavón Rioseco.

La planta de tratamiento

Con carácter general, a través del tiempo se realizaba un estrío o separación previa a mano del mineral en la zona de labores de Texeo, a fin de simplificar el transporte reduciendo el volumen de éstos enviados a planta de tratamiento o concentración, situada en Rioseco.

En Rioseco se disponía inicialmente de una planta de concentración por mesas o gravimetría, o isodromía, en la que, una vez molido el mineral, se separaba la fracción más pesada de éste en mesas de gravedad. Esta fracción más pesada estaba compuesta principalmente por sulfuros (calcopirita) y óxidos (óxidos negros de cobre), junto con cobre, cuprita, cobre nativo, y carbonatos (azurita, malaquita). En dicho lavadero se conseguía recuperar los minerales más ricos en cobre, produciéndose unos estériles de lavadero con contenidos medios en cobre del 1 %.

Señalar, como dato curioso, que la planta de gravimetría estaba operada prácticamente sólo por mujeres.

A fin de recuperar el cobre contenido en los minerales de baja ley y los estériles del lavadero, se estableció para su aprovechamiento una planta por vía húmeda amoniacal, o lixiviación amoniacal. La disposición de la planta de tratamiento por lixiviación era adosada y colindante con la de isodromía, disponiendo de tolva común de recepción de minerales, que eran transportados mediante cables aéreos, y que alimentaba a ambos circuitos.

En el procedimiento de lixiviación amoniacal, el mineral procedente de la molienda pasa a la tolva reguladora, y de aquí por cinta transportadora a los depósitos de ataque, donde se carga junto con agua y amoniaco, como solución de lixiviación. Estas soluciones amoniacales se concentraban en sales de cobre, llevándose a un evaporador de dos cuerpos para su recuperación.

La primera separación completa se realizó el día 4 de agosto de 1954, siendo esta fecha la que da inicio al tratamiento de mineral de la mina del Aramo por vía húmeda, mediante lixiviación amoniacal.

Esta planta de lixiviación amoniacal para la recuperación de cobre fue la primera de esta tecnología implantada en Europa.

El socavón de Rioseco

Las labores mineras prehistóricas para beneficio de minerales de cobre en la zona del Aramo se encuentran en la zona denominada Texeo, por la abundancia de estos árboles en la misma. Estas labores se disponen a media ladera oriental en la Sierra del Aramo, a una cota comprendida entre los 1000 y los 1200 m de altitud.

Encontrándose el pueblo minero y la planta de tratamiento de mineral en la zona de Rioseco, a 650-700 m, era preciso transportar los minerales desde las labores a la planta, para recuperación del cobre y cobalto. Ello requería una compleja estructura de cables transportadores y planos incliniados, de difícil mantenimiento.

A fin de aprovechar el máximo de gravedad como elemento de transporte, suprimiendo los elementos anteriores (pozos y cables), se iniciaron los trabajos para perforación transversal o galería de arrastre que comunicase prácticamente la planta de tratamiento con el fondo de la mineralización a la cota de 715 m, denominándose, por la ubicación de su emplazamiento, como Socavón de Rioseco.

Con una dirección sensiblemente este oeste, alcanzó una longitud desde bocamina de unos 900 m, se sitúa en la vertical de las mineralizaciones de Texeo, si bien no llegó a detectar éste en el frente alcanzado. A lo largo de dicha longitud no existen labores al margen del socavón principal, sin traviesas, recortes o chimeneas, lo que parece corroborar el carácter de labor de acceso a zona de mineralización para convertirse en elemento principal de la extracción.

Debido a presentar condiciones de inseguridad en los primeros 200 m, éstos se encuentran ahorquillados mediante muros de mampostería en la media sección inferior y bóveda de ladrillo de cañón en la superior.

 

Fotografías de Minas de cobre de Rioseco

Minas de cobre de Rioseco I
Minas de cobre de Rioseco I
Minas de cobre de Rioseco II
Minas de cobre de Rioseco II
Minas de cobre de Rioseco III
Minas de cobre de Rioseco III
Minas de cobre de Rioseco IV
Minas de cobre de Rioseco IV
Minas de cobre de Rioseco V
Minas de cobre de Rioseco V
Minas de cobre de Rioseco VI
Minas de cobre de Rioseco VI
Minas de cobre de Rioseco VII
Minas de cobre de Rioseco VII
Minas de cobre de Rioseco VIII
Minas de cobre de Rioseco VIII
Minas de cobre de Rioseco IX
Minas de cobre de Rioseco IX
Minas de cobre de Rioseco X
Minas de cobre de Rioseco X
Minas de cobre de Rioseco XI
Minas de cobre de Rioseco XI
Minas de cobre de Rioseco XII
Minas de cobre de Rioseco XII
Minas de cobre de Rioseco XIII
Minas de cobre de Rioseco XIII
Minas de cobre de Rioseco XIV
Minas de cobre de Rioseco XIV
Minas de cobre de Rioseco XV
Minas de cobre de Rioseco XV
Minas de cobre de Rioseco XVI
Minas de cobre de Rioseco XVI
Minas de cobre de Rioseco XVII
Minas de cobre de Rioseco XVII
Minas de cobre de Rioseco XVIII
Minas de cobre de Rioseco XVIII
Minas de cobre de Rioseco XIX
Minas de cobre de Rioseco XIX
Minas de cobre de Rioseco XX
Minas de cobre de Rioseco XX
Minas de cobre de Rioseco XXI
Minas de cobre de Rioseco XXI
Minas de cobre de Rioseco XXII
Minas de cobre de Rioseco XXII
Minas de cobre de Rioseco XXIII
Minas de cobre de Rioseco XXIII
Minas de cobre de Rioseco XXIV
Minas de cobre de Rioseco XXIV
Minas de cobre de Rioseco XXV
Minas de cobre de Rioseco XXV
Minas de cobre de Rioseco XXVI
Minas de cobre de Rioseco XXVI
Minas de cobre de Rioseco XXVII
Minas de cobre de Rioseco XXVII
Minas de cobre de Rioseco XXVIII
Minas de cobre de Rioseco XXVIII
Minas de cobre de Rioseco XXIX
Minas de cobre de Rioseco XXIX
Minas de cobre de Rioseco XXX
Minas de cobre de Rioseco XXX
Minas de cobre de Rioseco XXXI
Minas de cobre de Rioseco XXXI
Minas de cobre de Rioseco XXXII
Minas de cobre de Rioseco XXXII
Minas de cobre de Rioseco XXXIII
Minas de cobre de Rioseco XXXIII
Minas de cobre de Rioseco XXXIV
Minas de cobre de Rioseco XXXIV
Minas de cobre de Rioseco XXXV
Minas de cobre de Rioseco XXXV
Minas de cobre de Rioseco XXXVI
Minas de cobre de Rioseco XXXVI
Minas de cobre de Rioseco XXXVII
Minas de cobre de Rioseco XXXVII
Minas de cobre de Rioseco XXXVIII
Minas de cobre de Rioseco XXXVIII

Lugares de interés en las cercanías

Si desea visitar otros lugares cercanos aquí tiene una lista con hasta 10 lugares que se encuentran en un radio de 5 kilómetros.

Iglesia de San Pedro de ArrojoLa Iglesia de San Pedro de Arrojo es una iglesia románica cuya fecha de edificación no se encuentra claramente fijada, aunque sufrió varias reformas a lo largo de su historia, como corresponde la capilla del lado norte, que junto con los sepulcros de la nave, corresponden al siglo XV, al igual que los restos de pinturas murales de la capilla, poste...

Monumento
 
Palacio de Arriba de CeneraEn Cenera (Mieres), además del Palacio de Abajo de Cenera es posible encontrarse también el conocido como Palacio de Arriba, inscrito en una espaciosa finca y que responde al tipo de la quintana al seguir un programa abierto que incluye la casa, capilla, cuadras, puente y palomar en una zona elevada próxima a la carretera que asciende hacia Gallego...

Monumento

BIC declarado en BOPA 20/04/1995
 
MuriellosMuriellos es un pueblo del concejo de Riosa, situado a 430 m de altitud, y comunicado por medio de la carretera RI-7. Conserva buenos ejemplos de arquitectura tradicional, y una ermita dedicada al Santo Ángel, en cuyo arco de la puerta de entrada, bajo el escudo, se puede leer la siguiente leyenda: Esta ermita la hizo el licenciado Bartolomé Ga...

Población
 
La Foz de MorcínLa Foz es un pueblo del concejo de Morcín situado a 260 m de altitud; se encuentra dividido en dos barrios, Lugar de Abajo y Lugar de Arriba. Está atravesado por la carretera AS-231. Entre su patrimonio conserva buenos ejemplos de arquitectura tradicional, como hórreos y paneras, entre las que destaca la de la antigua rectoral, la casa de Dª Leonor...

Población
 
VeguellinaBraña que fue muy importante, a juzgar por los restos de cabañas que quedan en ella y en sus inmediaciones. Situada bajo el pico Barriscal, se llega desde la zona del Gamoniteiru, pasando por la Braña de Xuego la Bola, o desde el Angliru. Quedan en ella varias cabañas muy arregladas, y hay otras con cubierta de tapinos. Pertenece al concejo de Rios...

Conjunto etnográfico
 
Síguenos en