Cuevas de Laño

Situación



Información básica

Nombre: Cuevas de Laño
Lugar: Laño
País: España
Comunidad: Castilla León
Provincia: Burgos
Municipio: Condado de Treviño

Tipo de lugar: Zona arqueológica

Mapa de situación


Coordenadas: 42.66929,-2.62108 [Ver en mapa]

¿Dónde comer y dormir?

  • Planifica tu viaje para visitar este lugar escogiendo entre cientos de casas rurales, hoteles y restaurantes donde saborear la gastronomía de la región.

    Logo Booking.com Logo edreams


  • Si te gusta viajar y conocer nuevos lugares aquí podrás encontrar una selección de las mejores guías de viaje en Amazon


Descripción

Existe un agujero negro en la historia del que se sabe muy poco, el período comprendido entre el siglo V y el VIII, la época posterior a la caída de Imperio Romano. Uno de los fenómenos que nos pueden ayudar a comprender ese momento de oscuridad es el eremitismo. Se trata de una corriente de duro ascetismo, propugnado por un obispo hispano, Prisciliano (siglo IV), que se convirtió en el primer hereje ajusticiado por un tribunal eclesiástico. Sus ideas de rechazo de la unión de la Iglesia con el estado imperial se extendieron por todas partes, pero fue en el Norte Peninsular donde han pervivido. Los priscilianos buscaban la perfección cristiana en la soledad, en lugares recónditos y de difícil acceso.

Esas son las características del pequeño valle de Laño, en el término municipal de Treviño, una de las principales concentraciones de cuevas rupestres de la Península. Separadas por un río y la carretera que conduce a la aldea del mismo nombre, las Gobas –goba en euskera es cueva– fueron excavadas en roca caliza, muy fácil de trabajar. Sendos caminos marcados permiten visitarlas y descubrir su magia en los sencillos habitáculos donde aquellos monjes vivieron y rezaron con radicalidad monástica. El enclave transmite la energía de los mundos perdidos y una gran paz.

De las 125 cuevas artificiales existentes en Álava, a la que algunos llaman ‘la otra Capadocia’, en Santorkaria, el farallón de la izquierda según se llega, se han contado hasta 18 recintos diferentes, algunos destruidos por el desplome de la pared. Tres de las grutas tienen planta basilical y fueron utilizadas como templos. En la ladera de Laño, a la izquierda de la carretera, se pueden ver 11 cavidades. Con posterioridad se excavaron tumbas porque se pensaba que las grutas eran el mejor lugar para esperar la resurrección. Grandes arqueólogos como Aita Barandiarán, Agustín Azkarate o Paquita Sáenz de Urturi, han estudiado esta cuna del misticismo.

Las cuevas de Treviño y los hombres que las excavaron son todavía un misterio. Parece probado que ya en el siglo V vinieron a vivir ermitaños solitarios, después comunidades de monjes que conocieron la conquista musulmana y finalmente, aquí se refugiaron familias de campesinos hasta que las cuevas fueron definitivamente abandonadas en el siglo XI para crear los pueblos de la llanura. Pero todavía resultan inexplicables algunas cuevas colgadas en el acantilado a las que sólo se podría acceder con cuerdas o con peligrosas escalas. Tal vez fueron celdas especiales para aislar a monjes castigados o necesitados de un periodo de reflexión en completa soledad o simplemente eran graneros de trigo a salvo de los roedores y de cualquier banda de salteadores. Lo que es seguro es que estos barrancos vivieron una época de actividad sorprendente y febril que no volvió a repetirse jamás.

Comparte en:


Fotografías de Cuevas de Laño

Cuevas de Laño I

Cuevas de Laño I

Cuevas de Laño II

Cuevas de Laño II

Cuevas de Laño III

Cuevas de Laño III

Cuevas de Laño IV

Cuevas de Laño IV

Cuevas de Laño V

Cuevas de Laño V

Cuevas de Laño VI

Cuevas de Laño VI

Cuevas de Laño VII

Cuevas de Laño VII

Cuevas de Laño VIII

Cuevas de Laño VIII

Cuevas de Laño IX

Cuevas de Laño IX

Cuevas de Laño X

Cuevas de Laño X

Cuevas de Laño XI

Cuevas de Laño XI

Cuevas de Laño XII

Cuevas de Laño XII

Cuevas de Laño XIII

Cuevas de Laño XIII

Cuevas de Laño XIV

Cuevas de Laño XIV