Los Páramos


La comarca burgalesa de Los Páramos es una agrupación voluntaria de municipios limítrofes con características geográficas, económicas, sociales e históricas afines.

La zona fue habitada en los tiempos prerromanos por algunas tribus cántabras, como los morecanos. De hecho Amaya era su capital. El emperador Augusto, desde Segisama, aisló a aquellos guerreros con una cadena de fortalezas. Todo esto cambia con la reconquista, y uno de los caminos seguidos por los foramontanos, que descendían del Norte fue precisamente el río Ebro.

La importancia de este sector de los páramos a niveles faunístico y ambiental viene refrendada por diversas figuras de protección ambiental. Las ZEPA y los LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) forman parte de la RED NATURA 2000, atendiendo respectivamente a la Directiva Comunitaria 79/409/CEE, relativa a la Conservación de las Aves Silvestres, y a la directiva 92/43/CEE, sobre hábitats. Estos lugares protegidos son sitios privilegiados desde el punto de vista ambiental y pueden llegar a ser un importante motor de desarrollo socioeconómico para una Comarca tan deprimida como ésta. La conservación de las aves en España y toda Europa depende, hoy en día de una adecuada gestión de las aéreas rurales, gestión a la que inexorablemente deberán destinarse fondos europeos, cada vez en mayor medida.

Entre estos lugares la comarca destaca por el Espacio Natural de Hoces del Alto Ebro y Rudrón, semeja un laberinto de roca, agua y verdor. La sucesión de cañones, parameras y loras definen el paisaje.

Está formada por los concejos de Sargentes de la Lora, Basconcillos del Tozo, Valle de Sedano, Tubilla del Agua, Rebolledo de la Torre, Valle de Valdelucio, Humada, Urbel del Castillo.

Síguenos en nuestro canal de YouTube