Comarca de La Cabrera

El territorio leonés de la Cabrera se emplaza en el extremo suroeste de la provincia de León, contando con límites naturales montañosos que forman barreras naturales. Los Montes Aquilianos y la Sierra del Teleno la separan del Bierzo por el norte, mientras la Sierra de La Cabrera lo hace por el sur con la comarca zamorana de Sanabria, y al suroeste las cumbres serranas de la Mina lo hacen con la provincia de Orense. Los límites territoriales son más suaves en sus bordes sureste, en contacto con Carucedo, y en el noroeste enlazándose con la Valderia Alta.

Territorio montañoso caracterizado por su relieve acusado, cuya superficie de 1.496 km2 supone el 5 por ciento provincial, alcanzando con el pico del Teleno 2.183 metros de altitud. Se divide territorialmente en dos claras zonas y vertientes hidrográficas, orientadas hacia las cuencas de los ríos Sil y Duero. La Cabrera Alta articula su relieve relativamente más suave en torno al río Eria y a su afluente el río Truchillas, tributarios del Órbigo. Mientras que la Cabrera Baja está dominada por el encajonado y serpenteante valle del río Cabrera y sus afluentes Cabo, Silva y Benuza, vertiendo sus aguas en el río Sil.

El territorio esta compuesto por suelos ácidos y pobres, con una geología dominada por materiales pizarrosos de los períodos Ordovívico y Silúrico, donde la vegetación se ve limitada a matorral y algunas manchas de bosquetes de robles, pino de repoblación, arbolado de ribera y castaños, con una zona de bosque singular de abedules en la Cabrera Alta. Dotada de un clima duro continental, donde el frío y calor se hacen extremos por su notable altitud, suavizado ligeramente por la influencia atlántica en la Cabrera Baja y su menor altitud, junto a unas precipitaciones irregulares significativas sobrepasando los 600 mm. anuales en las zonas bajas y llegando a 1.500 mm. anuales en las cumbres, donde se crean pequeños circos glaciares. La actividad agraria esta limitada a pequeñas zonas de fondos de valle y laderas, no llegando a ocupar el 2% del territorio, mientras que la ocupación ganadera, basada en el ganado menor especialmente en el caprino, ha sido la actividad tradicional básica de la comarca, siempre dentro de una economía de subsistencia.

Su densidad poblacional es una de las menores de toda la provincia de León, apenas supera los 5 habitantes por kilómetro cuadrado, caracterizada por una trama de diminutos núcleos, dominados por la emigración no superando salvo algunas de las cabeceras el centenar de habitantes, donde la pendiente de los asentamientos es una constante al tratar de preservar las zonas de relieve más suave para el cultivo. Se asientan normalmente en las zonas bajas y medias de las pronunciadas laderas, adaptándose a su acusado relieve, donde no es raro que se dividan en pequeñas agrupaciones o barrios, siempre dispuestas las casas en grupo simples que no llegan a crear manzanas cerradas continuas, acompañadas por las escasas zonas de huertas, destacando sus tersas cubiertas de losas.

Hoy este territorio de espectacular paisaje se ve horadado por la intensa actividad de un número significativo de canteras de pizarra, como un signo vital contradictorio, donde la actividad de su maquinaria pesada a cielo abierto deja heridas de enorme impacto, con sus gigantescas escombreras que invaden laderas y valles, dejando una herencia que no se compadece de los valores medioambientales y culturales de este territorio.

Está formada por los concejos de Baillo, Corporales, La Cuesta, Cunas, Iruela, Manzaneda, Pozos, Quintanilla de Yuso, Truchas, Truchillas, Valdavido, Villar del Monte, Villarino, Benuza, Lomba, Llamas de Cabrera, Pombriego, Santalavilla, Sigüeya, Silván, Sotillo de Cabrera, Yebra, Castrillo de Cabrera, Marrubio, Noceda de Cabrera, Nogar, Odollo, Saceda, La Baña, Castrohinojo, Encinedo, Forna, Losadilla, Quintanilla de Losada, Robledo de Losada, Santa Eulalia de Cabrera, Trabazos.

Fuente: Diputacin de Len

Comarca de La Cabrera: 4 lugares para visitar.