Las Lapas. Mariscos de nuestras costas

Las lapas son uno de los mariscos consumidos por el hombre desde los tiempos más remotos, tal y como atestiguan los concheros hallados en los yacimientos prehistóricos excavados por los prehistoriadores en las cuevas de las zonas costeras de nuestra región, habitadas por nuestros antepasados en el periodo Asturiense.

Actualmente continuan siendo un marisco bastante apreciado, sobre todo sazonado con sabrosas salsas, o como acompañante en arroces, etc., siendo objeto de una intensa explotación, sobre todo por parte de los pescadores deportivos.

Morfología

Las lapas son moluscos gasterópodos caracterizados por presenar una concha no espiralada, cónica, más o menos aplastada, con el ápice central o ligeramente desplazado hacia su extremo anterior, y cuya apertura es amplia, oval o poligonal, sin opérculo.

La superficie de la concha, que es de espesor variable, puede ser lisa, verrucosa, o marcada por costillas radiales más o menos prominentes, y de coloración muy variable. Su superficie interna es lisa, brillante, coloreada o no, y en ella se aprecia una impresión muscular en forma de herradura, cuyos bordes anteriores se encuentran unidos por una fina impresión paleal.

El borde del manto suele presentar un número variable de tentáculos paleales, de diferentes tamaños.

El cuerpo presenta una zona cefálica diferenciada, provista de un par de tentáculos en cuya base se encuentran los ojos, y en cuyo extremo anterior, orientada ventralmente, se abre la boca.

En la parte anterior del aparato digestivo, en el bulbo bucal, se encuentra la rádula, órgano característico de los moluscos, consistente en una especie de lengua rasposa, cuya superficie se encuentra provista de numerosísimas filas transversales de diminutos dientecillos, los dientes radulares. En las lapas, cada fila consta de 13 dientes: uno central y doce laterales (seis a cada lado), de los que los tres más internos son más robustos que el resto, con sus ápices de color oscuro. Los tres más externos, llamados dientes marginales, son más claros y menos robustos.

Morfología de la rádula

Morfología de la rádula A. Vista dorsal. B. Vista lateral (no se aprecian algunos de los dientes laterales ni el diente raquídeo).

En las lapas la rádula suele ser extraordinariamente larga, llegando a alcanzar una longitud superior a la del propio animal.

La cavidad paleal se abre en la parte anterior del animal, en la zona cefálica, y en ella desembocan el aparato digestivo, el aparato excretor y el parato reproductor. Las lapas han perdido totalmente las verdaderas branquias y, a cambio, han desarrollado unos pliegues en el borde del manto, las branquias paleales, que rodean completamente la circunferencia del pie y realizan la función respiratoria.

Anatomía de la lapa

Anatomía de la lapa. Patella vulgata. A. Vista dorsal sin la concha. B. Vista ventral.

El pie, robusto, presenta una forma de disco y además de realizar las funciones de locomoción, permitiendo el desplazamiento del animal, también actúa como una ventosa, proporcionando una fuerte sujeción al sustrato.

Más información

En este artículo tienes más información sobre la morfología general del cuerpo de los gasterópodos.

Clasificación y distribución geográfica

En nuestras costas se encuentran cuatro especies de lapas, pertenecientes al género Patella, no todas igualmente apreciadas como alimento, que muestran una gran variabilidad de formas, coloraciones y tamaños, lo que fecuentemente dificulta su identificación.

  • Patella vulgata Linnaeus, 1758

    Moluscos

    Lapa
    Patella vulgata Linnaeus, 1758. Syst. Nat. ed. 10. pg. 782
    Descripción
    Fotografías
    Poblaciones georreferenciadas
    Comestible
     
    Patella vulgata, (antiguos sinónimos: P. vulgaris P. radiata, P. lineata, P. violacea, P. citrina, entre otros), o lapa común, llámpara, caracterizada por una concha de contorno más o menos ovalado, con el ápice central o ligeramente anterior, y cuya superfice presenta un número variable de costillas radiales irregulares. Su coloración externa es variable, verdosa, grisácea, parda, amarillenta, a veces con bandas radiales rojizas. Interior de la concha liso, de color grisverdoso, azulado o amarillento, ocasionalmente con bandas oscuras. Borde del manto provisto de tentáculos paleales con la misma coloración que el manto, translúcidos, amarillentos, anaranjados o cremosos, dispuestos en tres series de diferentes longitudes. Pie discoidal, robusto, de coloración variable: amarillento, anaranjado, crema-grisáceo, gris plomizo. Se encuentra en las costas del Atlántico Nororiental, donde su distribución geográfica llega desde las costas noruegas, por encima del Círculo Polar Ártico, hasta el Sur de Portugal y el Golfo de Cádiz.
  • Patella depressa Pennant, 1777

    Moluscos

    Lapa
    Patella depressa Pennant, 1777. British Zoology, vol. IV. Crustacea. Mollusca. Testacea. pg. 142
    Descripción
    Fotografías
    Poblaciones georreferenciadas
    Comestible
     
    Patella depressa (antiguos sinónimos: P. taslei, P. plumbea, P. mabillei, entre otros), lapa, llámpara, especie con la concha muy polimórfica, generalmente de contorno ligeramente pentagonal, provista de numerosas costillas radiales finas y lisas. Interior de la concha de color crema amarillento, con bandas radiales oscuras en número y anchura variables. Coloración del manto ligeramente anaranjada o grisácea, destacando en su borde un fino ribete negro y los tentáculos paleales, de color blanco. La zona cefálica presenta una coloración grisácea o gris violácea, mientras que los tentáculos muestran su extremo grisáceo y su base clara. Pie discoidal, robusto, de color crema, crema anaranjado, grisáceo o gris oscuro, frecuentement con una zona central anaranjada. Su distribución geográfica se extiende desde el Sur de Irlanda e Inglaterra (Cornwall), hasta la costa atlántica marroquí, alcanzando las Islas Canarias. En el Mediterráneo penetra hasta las costas malagueñas.
  • Patella ulyssiponensis Gmelin, 1791

    Moluscos

    Lapa
    Patella ulyssiponensis Gmelin, 1791. Caroli a Linnaei Systema Naturae per Regna Tria Naturae, Ed. 13. Tome 1(6). G.E. Beer, Lipsiae [Leipzig]. pp. 3021-3910
    Descripción
    Fotografías
    Poblaciones georreferenciadas
    Comestible
     
    Patella ulyssiponensis (antiguos sinónimos: P. aspera, P. athletica, P. angulosa, P. azorica, P. pontica, entre otros), lapa, llámpara, especie con la concha de contorno ligeramente ovalado o tendiendo a pentagonal, con el ápice situado claramente hacia delante, y provista de costillas radiales que se alternan irregularmente (débiles y fuertes), y que pueden prolongarse netamente del borde de la concha. Coloración externa de la concha beige o gris blanquecina. Interior de la concha con aspecto de porcelana de color blanco, aunque ocasionalmente puede presentar una tonalidad azul verdosa o tenues bandas radiales oscuras discontinuas, así como una mancha amarilla o anaranjada hacia el ápice. Pie discoidal, robusto, de color anaranjado o amarillento. Tentáculos paleales de color blanco translúcido. Su distribución geográfica llega desde las costas de Escocia hasta el Golfo de Guinea, alcanzando las Islas Azores y las Islas Canarias en el Atlántico. También se encuentra en todas las costas del Mediterráneo.
  • Patella rustica Linnaeus, 1758

    Moluscos

    Patella rustica Linnaeus, 1758. Syst. Nat. 1: 783
    Descripción
    Fotografías
    Comestible
     
    Patella rustica, también conocida por su sinónimo P. lusitanica (otros antiguos sinónimos: P. squamata, P. nigropunctata, etc.), lapa, llámpara, llámpara de luna, gaviotera, especie con gran variedad morfológica, su concha suele ser alta, con el ápice ligeramente hacia la parte anterior, y de contorno redondeado o muy ligeramente ovalado. Superficie de la concha con numerosas costillas radiales provistas de granulaciones de color negro muy aparentes. Coloración externa grisácea, a veces blanquecina. Interior de la concha con varias bandas alternas, simétricas respecto del eje anteroposterior, de color gris violáceo o pardo oscuro. Pie discoidal, robusto, de color naranja, grisáceo hacia el borde. Manto de color blanco, con un ribete negro discontinuo y tentáculos pelales transparentes. Su distribución geografica se extiende desde el litoral norte de la Península Ibérica hasta la costa noroccidental marroquí, así como por todo el litoral mediterráneo.

Hábitat y comportamiento

Las lapas son moluscos que habitan las áreas rocosas de la zona intermareal, tanto en ambientes protegidos y semiexpuestos, como en las áreas fuertemente batidas por el oleaje, aunque las distintas especies muestran diferentes preferencias por unos u otros habitats. Así mismo, también pueden vivir adheridas a otros sustratos duros, tanto naturales como artificiales, soportando algunas especies (P. vulgata) condiciones ambientales bastante extremas, incluso con elevada contaminación del agua, penetrando en puertos, rías y estuarios.

Las lapas son, fundamentalmente, animales herbívoros, que se alimentan de diversos tipos de algas, algunas microscópicas, como las diatomeas, otras incrustantes, como algunas algas rojas calcáreas (Coralina spp., Lithotamium spp. Lithophyllum spp., etc.), o algas pardas (Fucus spp., Ascophyllum spp, etc.), “pastando” principalmente sobre sus estados juveniles, siendo capaces también de utilizar como alimento restos orgánicos en descomposición que encuentran sobre el sustrato.

Por lo general son mucho más activos cuando se encuentran sumergidos, sobre todo debido a que el encontrarse bajo el agua les facilita el desplazamiento sobre el sustrato, gracias al mucus segregado por las glándulas pedales.

Tipos de hábitats de las especies de lapas de nuestras costas
EspecieHábitat
Patella vulgataToda la zona intermareal, tanto en áreas batidas, como semiexpuestas o protegidas y sobre todo tipo de sustratos duros, naturales o artificiales. Resistente a las bajas salinidades (hasta el 3 por mil), penetra en rías y estuarios. Soporta bien la contaminación.
Patella depressaSobre todo la zona media del intermareal, en zonas semiexpuestas o expuestas al oleaje. Resiste relativamente bien la desecación.
Patella ulyssiponensis
Patella rusticaSobre todo las zonas superior y media del intermareal, en zonas muy batidas. Soporta relativamente bien la desecación.

Una característica típica de las lapas adultas es la de regresar al mismo lugar tras realizar cortas escapadas para alimentarse, hasta el punto de que llegan a desgastar la roca, creando una pequeña depresión debida a la abrasión realizada con los bordes de la concha, que podríamos llamar su casa, hecha a medida, que les facilita una más fuerte fijación al sustrato y en la que al refugiarse disminuyen el riesgo de desecación. Este comportamiento exhibe una ritmicidad ligada a la de las mareas, aunque puede presentar variaciones entre las distintas poblaciones de lapas.

Otra curiosa característica del comportamiento de las lapas es la denominada jardinería, consistente en el mantenimiento en la zona inmediata a su casa de una población (jardín) de algunas especies de las algas microscópicas que les sirven de alimento. Parece ser que en la formación del jardín juega un papel importante el mucus segregado por las glándulas pedales del animal. Se ha estimado que la reingestión del alimento así cultivado supone un ahorro en la energía empleada en la producción de mucus, la cual puede llegar a representar hasta el 30% de la energía consumida por el animal.

Las lapas presentan algunos simbiontes y parásitos, como los protozoos Urceolaria patellae, Leitrocha patellae o Pseudoklossia patella, el anélido poliqueto perforador de conchas Polydora ciliata y la esponja perforadora Clione celata. Sus conchas sirven, igualmente, como sustrato para algas, algunos poliquetos tubícolas, pequeños cirrípedos, etc.

Reproducción, desarrollo y crecimiento

Las lapas son hermafroditas protándricas, es decir, maduran sexualmente primero como machos, cuando tienen una edad de aproximadamente 9 meses, y luego, por lo general en el segundo o tercer año de vida, cambian de sexo y viven el resto de su vida como hembras. No obstante, algunos individuos no cambian de sexo y permanecen toda su existencia como machos. También se ha encontrado una pequeñísima proporción de individuos que permanecen hermafroditas toda su vida.

La emisión de los gametos tiene lugar conjuntamente en los dos sexos, no hay copulación y los óvulos y espermatozoides son liberados directamente en el agua, donde tiene lugar la fecundación. Los óvulos maduros miden aproximadamente 160 micras de diámetro y son de un color verde oscuro, debido a la presencia de un pigmento llamado cromoproteina Y.

Una vez realizada la puesta, los huevos se desarrollan en el agua y tras un periodo de aproximadamente 24 horas de ellos emerge una larva nadadora, la larva trocófora, que lleva una vida planctónica. Posteriormente esta larva sufre una serie de modificaciones y se transforma en una larva véliger, también planctónica, en la que tiene lugar el fenómeno de la torsión, por el cual la masa visceral sufre una rotación de 180º respecto a la cabeza y al pie, con lo que la abertura de la cavidad paleal, el ano y los conductos genitales pasan a una posisión anterior, sobre la cabeza.

Al cabo de aproximadamente 2 semanas de vida planctónica tiene lugar la metamorfosis y la transformación de la larva véliger nadadora en un juvenil que se fija a un sustrato e inicia la vida bentónica. Por lo general, los juveniles, entre 0.5 y 1 mm de longitud, se fijan sobre sustratos duros, en zonas de pozos de marea, bloques, etc., siempre con preferencia por las zonas húmedas.

El crecimiento de las lapas, como el de otros moluscos, se ve influenciado por la temperatura, de tal modo que a lo largo del año experimenta variaciones, acelerándose en primavera y verano, ralentizándose en los meses más frios.

Se ha estimado que pueden alcanzar tallas entre 43 y 45 mm a los cuatro años de vida, con tallas máximas de aproximadamente 50 mm y longevidades entre 10 y 20 años.

Pesquería

Sistemas de pesca

El sistema de pesca de las lapas es artesanal, manual: las lapas son arrancadas del sustrato con la ayuda de una espátula, un cuchillo o una navaja, cuya hoja se introduce bajo el borde de la concha para hacer palanca y conseguir desprender el pie de la superficie sobre la que se encuentra adherida.

Regulación de la pesquería

Actualmente no existe ninguna regulación específica de la pesquería salvo el establecimieto por parte de las diferentes Administraciones de una talla mínima de captura que, en el caso del Principado de Asturias, es de 20 mm medidos según el eje mayor de la concha.

Estado de la pesquería

Actualmente no parecen existir problemas en cuanto al estado de las poblaciones de lapas en el litoral asturiano, por cuanto no existe por el momento ninguna regulación específica, salvo el establecimiento de una talla mínima de captura.

En 2019 se comercializaron a través de las diferentes cofradías y lonjas asturianas 8400 kg de lapas por un importe de 45.374 € en primera venta.

Comercialización

Las lapas se comercializan en fresco.



Comparte en:


Citar como:

Fernández Ovies, C. L.. \"Las Lapas. Mariscos de nuestras costas\". asturnatura.com [en línea] Num. 742, [consultado el 30/10/2020]. Disponible en <https://www.asturnatura.com/mariscos/gasteropodos-lapas.html> . ISSN 1887-5068