Generalidades de los equinodermos como mariscos

Morfología

La característica morfológica que diferencia a los Equinodermos del resto de los invertebrados es su simetría corporal adulta pentarradiada o pentámera, aunque algunos de ellos tienden a remplazarla por una simetría bilateral secundaria. Otras características de su morfología son:

  1. Ausencia de segmentación
  2. Ausencia de cefalización
  3. Desarrollo de un dermoesqueleto calcáreo formado por numerosas placas u osículos, que pueden presentarse: soldadas entre si formando un caparazón rígido; articuladas entre ellas; o aisladas (espículas dérmicas); y recubierto por un epitelio ciliado.
  4. Desarrollo de un sistema hidráulico muy complejo, el sistema vascular-acuífero, formado por una red de canales llenos de un líquido de composición similar a la del agua de mar, que comunica con el exterior a través de una placa perforada, el madreporito, situada en la superficie del cuerpo. El sistema consta de un canal radial del que surgen 5 canales radiales, en los que a intervalos regulares aparecen unas pequeñas vesículas o ampollas, que comunican con unas estructuras tubulares extensibles y provistas de una ventosa en su extremo distal, los podios o pies ambulacrales, mediante los que se desplazan. Este sistema se encuentra relacionado con la respiración, la movilidad y la sensibilidad.
  5. Sistema nervioso no centralizado.
  6. Sistema digestivo completo.
  7. Ausencia de aparato excretor.
  8. Casi siempre dióicos, es decir, con sexos separados.
  9. Presencia, en muchos casos, de espinas móviles y apéndices especializados (pedicelarios) sobre la superfice externa.

Superficie oral y aboral de una estrella

Recuerda que dispones de un artículo completo en el temario de zoología sobre los equinodermos y las características detalladas de cada grupo.

Sistemática y clasificación

Los Equinodermos constituyen un grupo de organismos exclusivamente marinos que presentan un modelo de organización propio que permite considerarlos, desde el punto de vista sistemático, como un Phylum en el que pueden distinguirse tres Subphyla, cada uno de ellos con unas características particulares que lo diferencian de las demás, divididos, a su vez, en varias Clases.

Clase Crinoidea

Antedon bifida
Antedon bifida
Comúnmente llamados lirios de mar debido a su aspecto, que recuerda a una planta, constituyen una clase de equinodermos que han sido muy abundantes y variados en el pasado pero que en la actualdad se encuentran representados por un reducido número de especies, la mayoría de ellas acantonadas en la zona tropical, con unos pocos representantes en las áreas templadas y las aguas profundas.

Se caracterizan por un cuerpo con forma de copa, en el que boca y ano se disponen en la parte superior del cuerpo rodeados de cinco pares de brazos ramificados, con los que atrapan el plancton y la materia en suspensión en el agua de la que se alimentan.

Suelen vivir fijos sobre sustratos duros, rocas, corales, etc., aunque si se les molesta pueden desplazarse nadando, mediante movimientos de los brazos.

No presentan interés desde el punto de vista comercial y no serán considerados aquí.

Un par de especies que podemos encontrar en nuestro litoral son Leptometra celtica y Antedon bifida, esta última más conocida por su nombre común, comátula.

Clase Asteroidea

Asterias rubens
Asterias rubens
Incluye los equinodermos conocidos popularmente como estrellas de mar, que constituyen uno de los símbolos marinos por excelencia. Su cuerpo se caracteriza por presentar cinco brazos, cuya parte inferior se encuentra provista de numerosísimos pies ambulacrales, que le confieren una gran movilidad, a la vez que le sirven para abrir las conchas de los moluscos bivalvos que constituyen una parte importante de su dieta.

Una característica de las estrellas de mar, que son carnívoras, al alimentarse es que sacan el estómago de su cuerpo –fenómeno denominado eversión- y con el cubren o se introducen en el cuerpo de la presa, segregando unas poderosas enzimas digestivas que atacan y disgregan sus tejidos, que son entonces absorbidos. Los restos no digeridos son expulsados a través de la boca y de un pequeño ano situado en la cara aboral o parte superior del cuerpo de la estrella de mar.

Son un grupo bastante numeroso de especies, que se encuentran en todos los océanos. Entre las especies que se encuentran en nuestro litoral podemos citar Marthasterias glacialis, Asterias rubens, Asterina gibosa, esta última una pequeña estrella de mar más conocida por su nombre común de estrella de capitán.

No presentan interés comercial y no serán consideradas aquí.

En Asteroidea tienes más información sobre la clasificación y características de este grupo.

Clase Ophiuroidea

Amphiura filiformis
Amphiura filiformis
Son las ofiuras, cuyo aspecto recuerda, superficialmente, al de las estrellas de mar, de las que se diferencian por presentar un disco central bien marcado del que se proyectan 5 brazos relativamente largos y delgados que les dan un aspecto muy característico. Constituyen un grupo de equinodermos ampliamente distribuido por todos los océanos, desde las zonas litorales someras hasta las profundidades abisales, formando a veces el componente faunal dominante del bentos.

Son animales detritívoros y carroñeros, alimentándose de pequeñas particulas de materiales orgánicos que caen al fondo o son transportados por las corrientes cerca de la superficie del sustrato sobre el que viven.

Algunas de las especies más comunes en nuestras costas son Ophiotrix fragilis, Ophioderma longicaudata y Ophiura albida.

No presentan interés comercial y no serán consideradas aquí.

En Ophiuroidea tienes más información sobre la clasificación y características de este grupo.

Clase Equinoidea

Spatangus purpureus
Spatangus purpureus
Son los erizos de mar, caracterizados por presentar un esqueleto rígido, generalmente con una forma más o menos globulosa, y el cuerpo recubierto de espinas o púas que le dan el aspecto al que deben su nombre popular. Constituyen un grupo bastante numeroso de equinodermos, ampliamente distribuido por todos los océnos, desde las zonas litorales someras hasta las profundidades abisales. Dentro de la Clase se distinguen dos tipos de organización: los erizos regulares, de forma más o menos esferoidea, que suelen vivir sobre fondos duros y rocosos, y los erizos irregulares, con forma acorazonada o aplanada, que habitan enterrados en fondos blandos, arenosos o fangosos.

Por lo general son animales herbívoros, que se alimentan de una amplia variedad de algas, aunque algunas especies también consumen animals sésiles como esponjas o ascidias y los erizos asimétricos son prácticamente todos detritívoros. Aunque la mayoría de las especies carecen de interés comercial, existen algunas que son muy apreciadas como alimento, consideradas incluso como verdaderas delicatessen, en algunas regiones. En nuestro litoral las especies de interés como marisco son: Paracentrotus lividus, Echinus esculentus y Sphaerechinus granularis.

Los erizos de mar son también muy populares en los laboratorios de biología ya que debido a su disponibilidad y fácil mantenimiento en acuarios constituyen un material excelente tanto para prácticas como para la investigación. Así, el estudio de su biología ha permitido grandes avances en el conocimiento de los procesos de fertilización de los gametos, y su desarrollo embrionario y larvario es uno de los mejor conocidos de todos los animales.

En Echinoidea tienes más información sobre la clasificación y características de este grupo.

Clase Holothuroidea

Holothuria tubulosa
Holothuria tubulosa
Equinodermos denominados popularmente cohombros de mar u holoturias, se caracterizan por presentar un cuerpo alargado y blando, a veces un tanto amorfo, con la boca y ano dispuestos en extremos opuestos. Aunque aparentemente parecen presentar simetría bilateral, en realidad son pentarradiadas, como el resto de los equinodermos. Otra característica particular de las holoturias es la reducción de su esqueleto a unas pequeñas placas, denominadas espículas u osículos, que se encuentran embebidas en la epidermis, cuya textura recuerda a la del cuero.

Son animales detritívoros que se alimentan de los detritos y carroña que caen al fondo o de la metria orgánica que se encuentra en los sedimentos de los fondos blandos y fangosos.

Se distribuyen por todos los océanos, desde las zonas litorales someras hasta las profundidades abisales, en las que constituyen muchas veces la fauna dominante.

En este grupo se encuentra el otro conjunto de especies de equinodermos que presentan interés económico como fuente de alimento. Aunque en nuestro país no suelen consumirse, salvo en algunas regiones del Mediterráneo, a nivel mundial, sobre todo en la región del Pacífico centrooccidental, constituyen un recurso pesquero importante cuya explotación se viene realizando desde hace centenares de años. En esos paises del sureste asiático las holoturias, una vez secas y procesadas, son conocidas bajo las denominaciones de trépang, bêche de mer, o hai-sum.

En nuestro país, la especie Parastichopus regalis es muy apreciada en Cataluña, donde es conocida bajo la denominación de espardenya o espardeña.

Otras especies de holoturias comunes en nuestro litoral son Holothuria forskali y Cucumaria planci.

En Holothuroidea tienes más información sobre la clasificación y características de este grupo.

Modo de vida de los equinodermos

Los Equinodermos son un grupo de invertebrados que habitan exclusivamente en el medio marino donde sus distintos grupos han colonizado todo tipo de ambientes, desde la zona intermareal y litoral más somera hasta las zonas abisales más profundas. Aunque suele tratarse de animales móviles y activos que de adultos viven tanto sobre sustratos duros y rocosos como sobre fondos blandos, arenosos y fangosos, unas veces sobre su superficie otras enterrandose en ellos, también presentan algunas formas sésiles (caso de algunos crinoideos de aguas profundas como Porphyrocrinus thalassae- y otras pelágicas (la holoturia Pelagothuria natatrix).

Aunque en caso de necesidad pueden moverse bastante rápido, por lo general suelen pasar la mayor parte del tiempo inmóviles, desplazándose solo para alimentarse, cuando son molestados o se encuentran en peligro. Debido a su organización corporal, estos movimientos pueden realizarlos en cualquier dirección, salvo en el caso de las holoturias y los erizos irregulares, en los que la simetría radial está enmascarada. Una vez que se ha iniciado el movimiento, la parte del cuerpo que la ha iniciado conserva la iniciativa hasta que finaliza el desplazamiento.

El periodo diario de actividad de los Equinodermos es muy variable, sobre todo en los que habitan en las zonas someras, donde llega la luz solar. Existen especies que son activas durante las horas diurnas, mientras que otras muchas lo son durante la noche. En el caso de las especies que habitan a grandes profundidades, los periodos de actividad son muy variables y parecen estar relacionados con la búsqueda de alimento.

Aunque un gran número de Equinodermos, sobre todo los crinoideos, la mayoría de las estrellas de mar, muchas ofiuras, los erizos regulares y muchas holoturias, viven sobre sustratos duros y rocosos, otros, como muchas especies de ofiuras, los erizos asimétricos y las holoturias abisales, habitan en fondos blandos, arenosos y fangosos, en los que se entierran a mayor o menor profundidad, en función de su tamaño y de la consistencia del sustrato. Asi, Echinocardium cordatum, un erizo irregular, puede enterrarse hasta profundidades de 20 cm, dejando un tubo de respiración que es mantenido gracias la acción de unos pies ambulacrales extremadamente largos, que consolidad las paredes del tubo mediante la secreción de mucus. Otros erizos irregulares, de cuerpo aplanado, no se entierran tan profundamente, pero son capaces de desplarse en el interior del sustrato.

Aunque aparentemente bien protegidos por su esqueleto y, frecuentemente, por espinas, etc., los Equinodermos son presa de otros animales tales como peces, crustáceos, moluscos perforadores, aves y mamíferos marinos, que se alimentan de ellos. Igualmente son atacados por diversos parásitos tales como los Mizostómidos, un grupo de anélidos de cuerpo aplanado y redondeado, algunas de cuyas especies se introducen bajo la epidermis del hospedador produciendole deformaciones denominadas agallas. Otros parásitos son un grupo de moluscos gasterópodos, bastante modificados, que presentan una probóscide con la que perforan el cuerpo del hospedador, alcanzando la cavidad del cuerpo y, en algunos casos, penetrando en ella; entre los más conocidos se encuentran varias especies de los géneros Stilifer, Pelseeneria, Eulima, etc. Algunos de estos parásitos internos han perdido todo parecido con un molusco típico y presentan reducción de muchos órganos, salvo los reproductivos, comosucede con los representanes de los géneros Entocolax, Entoconcha y Enteroxenos.

Reproducción de los equinodermos

Holothuria
Holothuria liberando gametos
Características generales de la reproducción en los equinodermos

En general, los Equinodermos presentan sexos separados y carecen de dimorfismo sexual, por lo que machos y hembras son imposibles de diferenciar a simple vista por su aspecto externo. No obstante, existen ciertas especies en las que se dan casos aislados de individuos hermafroditas, y algunas otras en las que el hermafroditismo es el caso general, pero en ambos casos las gónadas femeninas y masculinas maduran en momentos diferents, por lo que no se dan fenómenos de autofecundación.

Las gónadas se encuentran en una posición interradial y suelen ser cinco o cinco pares de sacos, aunque existen variaciones, que desembocan al exterior por unos poros, los gonoporos, situados en la parte dorsal del cuerpo.

En ambos sexos los gametos son expulsados al exterior, donde tiene lugar la fecundación. Por lo general las hembras maduran primero, y es la presencia de los óvulos maduros en el agua lo que estimula a que los machos emitan los espematozoides, aun cuando se dan casos en los que son los machos quienes maduran primero.

Los huevos fecundados permanecen flotando en el agua, formando parte del plancton, donde tiene lugar el resto de su desarrollo.

Características del desarrollo de los equinodermos

La inmensa mayoría de los Equinodermos presentan un desarrollo indirecto, que tiene lugar en plancton, durante el que pasan por una serie de fases larvarias previas a una metamorfosis, bastante radical, tras la alcanzan el estado adulto y caen al fondo, iniciando su vida bentónica. La duración de la vida larvaria planctónica es muy variable, tanto entre especies diferentes, como en una misma especie, y se encuentra muy influida por las condiciones ambientales externas. Se puede generalizar señalando que el aumento de la temperatura del agua acorta el periodo de vida larvaria, mientras que las bajas temperaturas lo prolongan.

Existen, no obstante, algunas especies cuyo desarrollo es más directo, no presentan las fases larvarias características, y en las que, por lo general, se da el fenómeno de la incubación en el interior del cuerpo de la madre. Tras finalizar el desarrollo los juveniles son expulsados al exterior (ovoviviparismo).

El desarrollo embrionario de los Equinodermos ha sido muy estudiado desde antiguo y es conocido con bastante detalle en algunos de sus grupos. Así, la embriología de los erizos de mar ha sido estudiada exhaustivamente y se ha convertido en uno de los ejemplos clásicos a estudiar en Biología, entre otras cosas, debido a la facilidad de mantemiento en cautividad de los individuos adultos utilizados como reproductores, y al tamaño de los huevos y larvas, fácilmente visibles a la lupa y al microscopio.

El desarrollo larvario ha sido también muy estudiado, lo mismo que los fenómenos de la metamorfosis.

Las larvas de los Equinodermos, que no se parecen en nada a los adultos, presentan una variedad de formas que permite distinguir fácilmente unas de otras ya que son muy diferentes, recibiendo distintos nombres según los grupos:

  • Larva auricularia, característica de los asteroideos y de los holoturoideos, suele constituir el primer estado larvario, transformandose luego en otros estados más avanzados. Presenta una banda ciliada locomotora curvada en su parte anterior, formando como unas asas, una sobre la boca y otra sobre el ano.
  • Larva doliolaria, se encuentra en los holoturoideos y resulta de la transfomación de la auricularia. Tiene forma de barril y está provista de cuatro bandas ciliadas y un penacho de cilios largos en su extremo anterior. También es característica de los crinoideos.
  • Larva bipinnaria, caracteristica de las estrellas de mar, presenta dos bandas ciliadas separadas, una preoral y otra mayor postoral, soportada por varios pares de brazos larvarios.
  • Larva braquiolaria, también característica de las estrellas de mar, presentan unos brazos larvarios muy largos, y desarrolla una ventosa en la parte anterior, para fijarse al sustrato al caer al fondo y sufrir la metamorfosis. Deriva de la larva bipinnaria.
  • Larva pluteus, es típica de los ofiuroideos y de los equinoideos, y se caracteriza por la desarrollar dos pares de brazos larvarios soportados por un esqueleto interno. Según se trate de las ofiuras o de los erizos de mar, reciben denominaciones diferentes: larva ofiopluteus la de las ofiuras y larva equinopluteus la de los erizos.

Aunque ambas son parecidas, pueden diferenciarse con relativa facilidad por su morfología.

Una vez que han pasado un tiempo variable en el plancton, las larvas sufren la metamorfosis y se transforman en adultos juveniles bentónicos. El proceso de la metamorfosis es radical en los cambios que produce en el cuerpo larvario, partes del cual son desechadas, mientras que de otras deriva el cuerpo del adulto.

En los asteroideos y crinoideos las larvas se fijan al sustrato como paso previo al inicio de la metamorfosis; en cambio en los ofiuroideos, equinoideos y holoturoideos la metamorfosis se inicia mientras la larva continúa nadando y solo cae al fondo en las fases finales del proceso, cuando se hace demasiado pesada para seguir flotando.

Interés económico de los equinodermos

Los equinodermos presentan un interés económico relativo, puesto que no se encuentran entre los mariscos más consumidos a nivel mundial, si bien en ciertas zonas, tales como China,el Sudeste Asiático, Japón, o algunas regiones de países europeos como España e Italia, son apreciados como delicias gastronómicas (erizos de mar y holoturias o pepinos de mar) alcanzando precios considerables en el mercado, ya sea en fresco o tras algún tipo de elaboración.

Según losdatos estadísticos ofrecidos por FAO en 2019, correspondientes al ejercicio de 2017, las capturas mundiales de equinodermos ascendieron a 120.045 toneladas, con un valor en el mercado en primera venta de 382 millones de dólares USA.



Citar como:

ISSN 1887-5068Fernández Ovies, C. L.. \"Generalidades de los equinodermos como mariscos\". asturnatura.com [en línea] Num. 742, [consultado el 29/11/2021]. Disponible en <https://www.asturnatura.com/mariscos/equinodermos-generalidades.html> . ISSN 1887-5068