Distribución y adaptabilidad de los insectos



Los insectos se encuentran entre los animales más abundantes y extendidos por todo el planeta. A lo largo del tiempo han conseguido colonizar prácticamente todos los hábitats que pueden albergar vida excepto el mar, ya que sólo pocas especies son estrictamente marinas, como por ejemplo las del género Halobates (Hemiptera), que viven en la superficie del agua de forma similar a como hacen los zapateros (Gerris najas De Geer) en el agua dulce; son más abundantes en aguas dulces, marismas o incluso en la arena de las playas.

Los insectos también abundan en el suelo, en los bosques, muy especialmente en los tropicales, y tambien en las plantas, sobre las cuales pueden causar grandes beneficios o grandes problemas. Viven también en desiertos, tierras baldías o incluso también hay multitud de especies que viven parásitas sobre muchos animales.

Esta facilidad aparente con la que los insectos han sido capaces de colonizar tal diversidad de hábitats ha de interpretarse como un resultado de su capacidad de volar que les ha permitido moverse un lugar a otro con cierta rapidez; de esta forma han sido capaces de cruzar barreras que para otros animales sería imposible cruzar, como barreras montañosas o alcanzar una isla. Su pequeño tamaño les ha permitido incluso ser arrastrados por corrientes marinas o de aire, facilitándoles la colonización de nuevos territorios. Los huevos de los insectos, bien protegidos, les han permitido viajar incluso largas distancias gracias a aves y les permite pasar largos periodos desfavorables.

Insecto

Los insectos, a lo largo de su evolución, han mostrado una increible capacidad adaptativa como se evidencia por el amplísimo númuero y diversidad de especies que tiene el grupo. Muchas de las modificaciones estructurales han ocurrido en las patas, alas, antenas, piezas bucales y canal alimenticio. Esta amplia diversidad ha permitido a este grupo tomar cierta ventaja en la adquisición del alimento; algunos son parásitos, otros toman el alimento succionando de una planta, otros son predadores y otros son capaces de vivir en la sangre de muchos animales. Además de esta alta adaptabilidad, existe muchas veces una elevada especialización, de forma que un cierto insecto sólo se alimenta de un cierto tipo de planta; mediante esta especificidad se ha logrado disminuir la competitividad entre especies de insectos.

Los insectos se han adaptado también a regiones secas o desérticas. El exoesqueleto de quitina, duro y protector, les ayuda para evitar grandes pérdidas de agua por evaporación. Algunos insectos incluso extraen agua de la humedad que existe en el alimento o incluso de material fecal.



Inicio del artículo

inicio
Los insectos

Comparte en:


Citar como:

MENÉNDEZ VALDERREY, J.L. & LORENZO CORCHÓN, A.. \"Distribución y adaptabilidad de los insectos\". asturnatura.com [en línea] Num. 377, [consultado el 12/12/2018]. Disponible en <https://www.asturnatura.com/insectos/distribucion-adaptabilidad.html> . ISSN 1887-5068