Arenicolides branchialis (1 de 3)





Otras fotografías de la serie para completar detalles

Arenicolides branchialis (2 de 3)
Arenicolides branchialis (2 de 3)
Comentarios 0
Visitas 1274
Arenicolides branchialis (3 de 3)
Arenicolides branchialis (3 de 3)
Comentarios 2
Visitas 1204


Descripción


Hoy subo unas fotos de una especie de poliqueto de la que aún no tenemos ficha abierta en la web. Se trata de una de las tres especies de la familia Arenicolidae que han sido citadas en nuestras aguas; concretamente, de Arenicolides branchialis.

Las fotos son bastante horribles, pero espero que, al menos, sirvan para documentar y describir a los animales que salen en ellas.

La familia Arenicolidae está representada en nuestras costas por tres especies, pertenecientes a dos géneros: la archicomún y conocida Arenicola marina y las dos del género Arenicolidae: Arenicolides echaudata y Arenicolides branchialis.

Distinguir a Arenicola marina de las otras dos especies es muy sencillo, ya que presenta la región posterior de su cuerpo carente de branquias o de quetas, a lo largo de bastantes segmentos, lo que la hace parecer una larga cola, mientras que las dos especies del género Arenicolides no poseen esta larga extensión posterior sin quetas ni branquias, llegando éstas prácticamente hasta los últimos segmentos del cuerpo.

Es algo más difícil distinguir a Arenicolides echaudata de Arenicolides branchialis (la especie de mis fotos). Para ello hay que tener en cuenta, sobre todo, el número total de segmentos corporales y la distribución en ellos de branquias y quetas, y así: Arenicolides echaudata posee entre 14 y 16 segmentos anteriores dotados de quetas pero en los que no hay branquias. Es a partir de ahí cuando los siguientes 30-40 segmentos están dotados, además, de un par de branquias dorsales rojizas cada uno. Por contra, en Arenicolides branchialis, que mide entre 8 y 15 centímetros, aproximadamente (los de mis fotos medían 15 centímetros), el número de segmentos setígeros anteriores (con quetas o sedas, pero sin branquias) es de unos 11-12, mientras que el número de segmentos que les siguen y están dotados de quetas y de branquias rojizas y ramificadas es de entre 20 y 30.

Ambas especies comparten una serie de rasgos comunes, como la existencia de una trompa o probóscide globular recubierta externamente de papilas digitiformes dispuestas de manera desordenada, y que utilizan para excavar en el sustrato arenoso fangoso en el que viven, mediante contracciones y deformaciones de dicha trompa. Este rasgo, en realidad, lo comparten también con Arenicola marina, ya que es propio de esta familia. En las dos imágenes de la parte inferior de la foto nº 3 podemos ver el diferente aspecto que puede mostrar la trompa, a causa de esos movimientos que decía. Dicha probóscide, una vez que alcanza el punto máximo de su protusión (foto izquierda), se achata distalmente, adquiriendo el aspecto de una boina antes de retraerse de nuevo al interior del cuerpo del animal (foto derecha).

Otro rasgo común a ambas especies del género Arenicolides es que cada segmento corporal está externamente anillado (5 anillos por segmento, de los que el que porta las quetas es el más sobresaliente, como se puede observar en la imagen superior de la foto 2, correspondiente a los segmentos de la parte delantera del animal, dotada de parápodos con quetas pero sin branquias, mientras que en las dos imágenes inferiores se ven la parte media del animal -segmentos con quetas y branquias bien desarrolladas- y el extremo posterior -con las branquias disminuyendo en tamaño hasta casi llegar al pigidio-).

El color de Arenicolides branchialis es verdoso, en ocasiones muy oscuro, casi negro, y con brillo broncíneo, mientras que en Arenicolides echaudata el color que predomina es el rosado/carne.

Encontré a los dos ejemplares de mis fotos (los que salen en la imagen superior de la foto nº 3) en una pequeña cala al sur de la Isla de Arousa, el 5 de julio de 2015, aprovechando la marea baja. Ambos estaban bajo sendas piedras que levanté, descubiertas por la bajamar y asentadas, por ello, sobre fango muy húmedo.

No obstante, las fotos se las hice en el exterior, en un recipiente con abundante agua de mar. Mientras se las hacía, observé que estos animales, después de un tiempo en el recipiente en que los estaba fotografiando, desprendían, creo que a través de las paredes del cuerpo, una suerte de tinte verdoso claro e intensamente luminoso, quizás como reflejo defensivo ante la exposición a la luz del día o a su manipulación.

Un saludo.

Datos de la fotografía

Autor: Marcos Fernández Iglesias

Equipo: Canon Powershot A 520 // Olympus TG3

Fecha de realización: 06/07/2015

Fecha de publicación: 22/06/2016

Visitas: 1555

Comentarios: 0

Localización

Localización: PONTEVEDRA, Illa de Arousa (A), Cala hacia el sur de la isla. (42.52703,-8.86674)

¿Te gusta la foto?

Especie asociada a la fotografía

Arenicolides branchialis (Audouin & Milne Edwards, 1833)

Gusanos

Fotografías
 


Comentarios

Nadie ha comentado esta fotografía todavía.

¿Quieres comentar la fotografía?

¿No tienes una cuenta? Regístrate aquí