Pilobolus longipes





Descripción


El género Pilobolus pertenece al Phylum Zygomycota, hongos que se reproducen mediante la formación de zygósporas (sexuales) o de esporangiósporas (asexuales). Se trata de un hongo fimícola, formador de esporocarpos diminutos (cabeza= 1mm; pie= hasta 2 cm). Soportados por un pedículo que termina en una vesícula apical que porta una cabezuela negra a modo de tapadera (esporangio). Los cambios de presión osmótica en la vesícula dispran a varios metros los esporangios que, al adherirse a las hierbas, intentan ser consumidas por los animales y cerrar, de esta manera, su ciclo evolutivo. Los sajones le conocen como 'fungus gun', el 'hongo pistolero' dada su capacidad de disparo. Si introducimos en una caja metálica estiércol con Pilobolus podremos oir perfectamente los impactos de sus balas contra la tapadera del recipiente.

Datos de la fotografía

Autor: Enrique Rubio Domínguez

Equipo: Nikon D70 S con anillos de extensión

Fecha de publicación: 31/12/2006

Visitas: 11431

Comentarios: 2

Localización

¿Te gusta la foto?

Especie asociada a la fotografía

Pilobolus longipesPilobolus longipes Tiegh., Annls Sci. Nat., Bot., sér. 6 4(4): 338 (1878) [1876]

Hongo zigomicete cuyos esporangios están sobre unos esporangióforos bastante característicos. Se desarrollan a partir de un trofociste, hinchado y rico en carotenos, del que surge el propio esporangióforo, en cuyo extremo libre hay una vesícula hinchada sobre la que se encuentra el propio esporangio, negro y aplanado. La vesícula, que actúa ...

más información

Datos de Pilobolus longipes en asturnatura.com

Ficha completa
1 fotografías



Comentarios

Juan Luis Menéndez
31-12-2006
¡Qué interesante! Busqué mas información sobre el mecanismo de dispersión de las esporas y realmente es sorprendente. En la vesícula se llegan a alcanzar 7 atmósferas de presión (equivalente a 60m de profundidad) y el esporangio, al disparse la vesícula, puede alcanzar los 2 m de distancia. Además, la longitud del pedicelo que soporta la vesícula y su orientación depende de la intensidad de la luz y algunos otros factores.

Es también interesante que durante el viaje del esporangio, éste puede llevar pasajeros, como larvas de nemátodos parásitos que suben por el pedicelo para dispersarse junto con el hongo. La naturaleza nunca deja de sorprendernos.
¿Quieres comentar la fotografía?

¿No tienes una cuenta? Regístrate aquí