Sphaerodorum gracile (3 de 3)





Otras fotografías de la serie para completar detalles

Sphaerodorum gracile (1 de 3)
Sphaerodorum gracile (1 de 3)
Comentarios 0
Visitas 1483
Sphaerodorum gracile (2 de 3)
Sphaerodorum gracile (2 de 3)
Comentarios 4
Visitas 1653


Descripción


Subo hoy unas fotos de un gusano poliqueto de la familia Sphaerodoridae, perteneciente a la especie Sphaerodorum gracile, que aún no tiene ficha abierta en la web.

Se caracteriza, entre otras cosas, por poseer una serie de tubérculos globosos, más o menos esféricos, repartidos por gran parte de su superficie corporal, lo que da nombre tanto al género como a la propia familia.

Este ejemplar fue cogido, como tantos otros, el 24 de agosto de 2011, de entre las concreciones calcáreas (conchas, bálanos,…) izadas a bordo en sus redes desde varias decenas de brazas de profundidad por un pesquero de A Guarda, mientras faenaba a unas millas de la costa, frente a Cabo Silleiro, entre Baiona y A Guarda(la posición en el mapa la doy de forma aproximada).

Con unos 4 centímetros de largo y unos 110 segmentos (los cánones de la especie marcan hasta 6 centímetros para unos 140 segmentos), este ejemplar presenta un cuerpo alargado y estrecho, de sección cilíndrica aunque algo aplanado en la zona ventral, que se estrecha gradual y notablemente en el tercio posterior y hasta el extremo caudal, mientras que el extremo anterior, más ancho, acaba de forma redondeada.

Su color crema se va oscureciendo algo hacia la parte posterior, mientras que los tubérculos dorsales son de color blanquecino.

Todos los apéndices del prostomio son inconspicuos (una antena media, dos palpos y dos antenas intermedias), y además están rodeados de pequeñas papilas que, aunque de menor tamaño que ellos, contribuyen a la confusión.

La boca es ventral, y en el dorso del prostomio se pueden observar dos pares de pequeños ojos oscuros bajo la piel, que tienen forma curvada, como de lágrima o arriñonada, dispuestos en un trapecio abierto por detrás y cerrado hacia adelante (foto 2). De esos dos pares de ojos, los del par anterior son algo menores y se disponen en sentido longitudinal respecto del eje mayor del cuerpo, mientras que los ojos del par posterior, de tamaño algo mayor, se disponen en un sentido más transversal respecto de dicho eje del cuerpo.

Toda la piel del animal, tanto dorsal como ventralmente, está recubierta de filas transversales de diminutas papilas, en número de unas 4-5 filas por segmento (aunque la descripción que se da de la especie en el volumen nº 36 de la colección Fauna Ibérica, del CSIC y del Museo Nacional de Ciencias Naturales, refiere únicamente 4 filas transversales). En el mismo sentido transversal hay una serie de meras líneas cromáticas de color rojizo (en este caso, sin relieve aparente), muy poco notorias, varias de las cuales (las centrales de cada segmento) parten de una pequeña mancha oval, un poco más densa y del mismo color rojizo, situada a cada lado del dorso del segmento. También existe una suerte de línea rojiza que discurre por el centro del dorso a lo largo del cuerpo, evidente al menos en la mitad anterior del dorso del animal, que entiendo debe corresponder a un cordón sanguíneo.

En cada lado del dorso existe una hilera longitudinal de macrotubérculos globosos y blanquecinos, que poseen una distintiva papila terminal digitiforme. Estos macrotubérculos son las “esferas” que dan nombre a la familia y al género, y a los que antes me referí (foto 3). Por debajo de estos macrotubérculos se hallan los podios, y justo por encima de los macrotubérculos existe otra hilera longitudinal (a cada lado), en este caso de microtubérculos dotados, también, con una papila terminal digitiforme.

Los podios poseen unas 5 ó 6 papilas en cada cara y un cirro ventral similar aunque algo más grueso que ellas, así como entre 3 y 6 sedas por podio, cada una de ellas con un engrosamiento subterminal característico.

El pigidio, finalmente, en forma de cola triangular, poco aguzada por detrás y de color blanquecino, cuenta con dos tubérculos algo mayores que los macrotubérculos dorsales, así como con un único cirro anal.

Como comentario general diré que tanto la gran longitud de estos animales en relación a su anchura como la ordenada distribución de los tubérculos y papilas (en líneas longitudinales e hileras transversales perfectamente trazadas) son rasgos muy distintivos respecto de otras especies de esta misma familia.

Esta especie es una consumada ubicuista, ya que cuenta con un amplio rango de distribución geográfica (es cosmopolita, habiéndose citado en la Península Ibérica tanto en aguas atlánticas como mediterráneas) y batimétrica (vive desde la zona medio litoral hasta los 1500 metros de profundidad), y aparece en casi cualquier tipo de sustrato, tanto en fondos rocosos duros, calcáreos, etcétera, como en fondos blandos, de arena o de fango.

Para la determinación y la descripción que acabo de llevar a cabo me basé, además de en el ejemplar fotografiado, en las referencias que a su especie se efectúan en el volumen nº 36 de la colección Fauna Ibérica, del CSIC y del Museo Nacional de Ciencias Naturales, tercero de los tomos dedicados a los poliquetos.

Un saludo.

Datos de la fotografía

Autor: Marcos Fernández Iglesias

Equipo: Canon Powershot A 520 // Lupa binocular

Fecha de realización: 25/08/2011

Fecha de publicación: 20/05/2014

Visitas: 1256

Comentarios: 0

Localización

Localización: PONTEVEDRA, Oia, Costa suroeste de Galicia, frente a Cabo Silleiro. (42.08982,-9.00707)

¿Te gusta la foto?

Especie asociada a la fotografía

Sphaerodorum gracile (Rahtke, 1843)

Gusanos

Fotografías
 


Comentarios

Nadie ha comentado esta fotografía todavía.

¿Quieres comentar la fotografía?

¿No tienes una cuenta? Regístrate aquí