Pagurus cuanensis (1 de 3)





Otras fotografías de la serie para completar detalles

Pagurus cuanensis (2 de 3)
Pagurus cuanensis (2 de 3)
Comentarios 0
Visitas 33
Pagurus cuanensis (3 de 3)
Pagurus cuanensis (3 de 3)
Comentarios 0
Visitas 42


Descripción


Estas fotos que subo hoy corresponden a tres ejemplares de cangrejos ermitaño de la especie Pagurus cuanensis, que aún no tenemos documentada en la web.

Su hallazgo tuvo lugar el 3 de enero de 2011, al quedar atrapados en los aparejos de red de fondo de un pesquero del pontevedrés puerto de A Guarda, que faenaba frente a la cercana costa de Santa María de Oia, aproximadamente a unas 50 brazas de profundidad (la localización en el mapa la doy de forma aproximada).

Dos de estos tres ejemplares habitaban en el interior de sendas conchas vacías de Aporrhais pespelecani, mientras que el tercero lo hacía en una de Coralliophila sp.

En cuanto a las características anatómicas propias de estos ermitaños reseño, sobre todo, su muy densa pilosidad algo capitada/ensanchada distalmente, que les recubre el rojizo caparazón (aunque densamente moteado de blanco, incluso en la región abdominal) y todas las patas, especialmente las quelas (pinzas).

Otro rasgo distintivo es la existencia de largos y estrechos pedúnculos oculares de color blanquecino/crema, con un anillo de color anaranjado en la zona inmediatamente bajo los ojos y otra franja anaranjada en la zona basal de cada pedúculo, pedúnculos que sostienen unos ojos relativamente pequeños, negro/azulados y escasamente más anchos que los pedúnculos oculares. En alguna imagen de los pedúnculos oculares se puede apreciar, también, una hilera de puntos blanquecinos dispuestos longitudinalmente a lo largo de ellos. Por su parte, la longitud del pedúnculo antenular sólo supera muy escasamente la longitud de los pedúnculos oculares referidos. Todos estos rasgos se pueden observar en la imagen izquierda de la Foto 2.

Las escamas oftálmicas, situadas entre las bases de los pedúnculos oculares, en el borde frontal del caparazón, poseen dos lóbulos cada una: uno de ellos, orientado hacia el lado externo, es más corto y acaba abruptamente por delante de forma más o menos recta y roma, mientras que el otro lóbulo, orientado hacia el centro del cuerpo, se prolonga mucho más hacia adelante, adquiriendo una silueta ampliamente ovalada, pero rematando con una muy aguda y larga espina distal apuntada hacia adelante. Por su parte, el rostro de estos animales, del que parten las escamas oftálmicas, no es apuntado, sino más bien redondeado, aunque sí resulta un poquito más prominente en el centro que en las esquinas del caparazón. Tanto el aspecto de las escamas oftálmicas como el del borde anterior del caparazón (o rostro) se pueden observar en la imagen derecha de la Foto 2. El caparazón, en fin, posee un surco cervical bien calcificado.

Las largas antenas cuentan con un diseño cromático a franjas transversales rojas y blancas.

La parte cóncava o interna de los dáctilos de los pereiópodos está dotada de espinas (a diferencia de algunas otras especies del mismo género, que carecen de ellas), como se puede observar en la imagen izquierda de la Foto 3, que es un detalle del propodio y dáctilo del cuarto pereiópodo.

La quela derecha es mucho mayor que la izquierda, y ambas aparecen recubiertas por densas agrupaciones de granos y dientes afiladados, además de por la ya referida pilosidad. En el caso de la quela derecha, una de esas agrupaciones da lugar a una conspicua hilera longitudinal de agudas espinas, que sirven para distinguir bien a esta especie de la afín Pagurus sculptimanus, en la que existen verrugas alineadas, pero no espinas afiladas. La presencia de esa hilera de espinas muy agudas en la quela derecha se puede apreciar en la Foto 1. Al igual que los periópodos o patas marchadoras, justo hacia el final del dáctilo, las quelas adquieren un color más claro y carecen casi por completo de pilosidad, si bien el extremo distal (que en los pereiópodos conforma una breve uña) es de color castaño/negruzco.

El apéndice esternal, o esternito torácico, presenta una silueta bastante estrecha y alargada comparado con el de otras especies afines, con una serie de discretos abultamientos, así como con dos expansiones laterales posteriores algo ganchudas; pero lo que resulta más distintivo de dicho apéndice, convirtiéndolo en otro rasgo de importancia diagnóstica (pues las demás especies próximas carecen de él), es que de su extremo delantero surgen unos pocos dientes o espinas (unos 4-6), blancos, grandes, fuertes y gruesos, orientados hacia adelante. La imagen de la derecha de la Foto 3 es un detalle del esternito torácico referido que, como el resto de estos animales, también está dotado de bastante pilosidad, a través de la cual es posible observar algunos de los dientes o espinas referidos.

El tamaño total de estos animales rondaría los 2 centímetros, o poco más o menos.

Como información complementaria añadiré que en los 3 ejemplares constaté la presencia, en el interior de las conchas que habitaban, de sendos ejemplares del poliqueto parásito Nereis fucata (uno en cada concha), que se arriesgaba a salir a la abertura de su guarida cuando el ermitaño respectivo estaba comiendo, a fin de robarle parte de su comida, escamoteándosela directamente delante de sus maxilípedos. Además, hallé dos anfípodos de una especie que aún no he podido determinar, viviendo en simbiosis con dos de estos mismos ermitaños. Finalmente, y tras extraer completamente de su concha a uno de estos tres ermitaños, hallé que era parasitado por una pareja (macho y hembra) de isópodos epicarideos, que transportaba fijados en el comienzo de su abdomen y que, posiblemente, pertenecerían a la especie Athelges paguri. Todo un ejemplo de abigarrada e interespecífica vida en comunidad.

Un saludo.

Datos de la fotografía

Autor: Marcos Fernández Iglesias

Equipo: Canon Powershot A 520 // Lupa trinocular

Fecha de realización: 03/01/2011

Fecha de publicación: 05/02/2021

Visitas: 279

Comentarios: 0

Especie asociada a la fotografía

Pagurus cuanensis Bell, 1845

Artrópodos

Imagen de Pagurus cuanensisPagurus cuanensis Bell, 1845. A History of the British Stalk-Eyed Crustacea. John van Voorst, London, pg. 178

 

Localización

Localización: España, PONTEVEDRA, Oia, OIA (SANTA MARIA DE ), Entre Baiona y A Guarda (costa sudoeste de Pontevedra) (41.99905,-8.96896)



Comentarios

Nadie ha comentado esta fotografía todavía.

¿Quieres comentar la fotografía?

¿No tienes una cuenta? Regístrate aquí