Amphictene auricoma (1 de 3)





Otras fotografías de la serie para completar detalles

Amphictene auricoma (2 de 3)
Amphictene auricoma (2 de 3)
Comentarios 0
Visitas 1124
Amphictene auricoma (3 de 3)
Amphictene auricoma (3 de 3)
Comentarios 2
Visitas 1165


Descripción


Hoy subo unas fotos (muy malas) de una especie de gusano que aún no tiene ficha en nuestra web.

Se trata de Amphictene auricoma, un poliqueto tubícola pero que no por ello entra en la vieja categoría de los sedentarios, como muchos otros que viven en el interior de un tubo, sino que lleva una vida errante con su casa a cuestas, como si de un caracol típico se tratase.

El tubo, que fabrica el propio animal a base de unir partículas de arena muy fina, sirve en parte (aunque no siempre) para distinguir a unas especies de pectináridos de otras, debido a su diverso tamaño, a la diferente densidad o tamaño de los granos empleados en su factura, a su orden y disposición a la hora de unirlos o a la mayor o menor curvatura del tubo entre unas especies y otras (por ejemplo, una especie muy afín a Amphictene auricoma es Pectinaria (Pectinaria) belgica, pero en ella el tubo es completamente recto).

Quizás la especie de esta familia presente en nuestras aguas con la que sea más fácil confundir a Amphictene auricoma sea Lagis koreni, que tiene un tubo muy similar (levemente curvado en ambas especies y con densidad de grano muy parecida). No obstante, si se extrae al animal y se observan sus características con cierto detalle sí es posible diferenciar ambas especies, y así: la especie de mis fotos (Amphictene auricoma) posee 17 segmentos setígeros, de los cuales 3 son torácicos y el resto abdominales y dotados de uncinos los 13 últimos. Por contra, Lagis koreni sólo dispone de 15 segmentos setígeros, 3 de ellos torácicos y los doce restantes abdominales.

Tanto una especie como otra poseen una membrana tentacular amplia, algo doblada y de borde aserrado, como se puede apreciar en el extremo izquierdo de la foto 1 y en la zona derecha de la foto 2 (un detalle muy ampliado del extremo delantero del animal), pero el número de “dientes de sierra” varía, ya que en Amphictene auricoma oscila entre 15 y 25, mientras que en Lagis koreni lo hace entre 15 y 20, aunque esa amplia horquilla hace que sea un rasgo distintivo sólo en los mayores ejemplares de Amphictene auricoma, lo que no es el caso de mi ejemplar.

Ambas especies poseen dos pares de cirros tentaculares en los segmentos de la zona anterior del cuerpo, así como un par de branquias rosadas a cada lado, en forma de hoja y en posición dorso lateral, que se aprecian a la izquierda de la foto 1 y a la derecha y por debajo de la foto 3.

Además, el extremo anterior de estos animales posee un conjunto de preciosas paleas doradas apuntando hacia adelante, que son el motivo central de la foto 2 (un recorte de detalle muy ampliado, como ya antes dije), aunque varía su número entre una especie y otra: entre 10 y 15 paleas por lado en Amphictene auricoma y entre 8 y 17 en Lagis koreni (pero este rasgo no es determinante en el ejemplar de mis fotos, pues posee unas 12-14 paleas por lado, como se puede ver).

Otro rasgo, éste sí muy distintivo, es el aspecto del extremo posterior del cuerpo, ya que en Lagis koreni remata de forma relativamente redondeada y con las proyecciones laterales del pigidio más atenuadas y recurvadas hacia dentro, mientras que en Amphictene auricoma el extremo distal posterior es mucho más afilado y las expansiones que tiene a los lados también, como se puede apreciar a la izquierda en la foto 3.

En cuanto a la madriguera portátil de estos animales, el tubo arenoso de Pectinaria auricoma es normalmente más corto, más estrecho y más firme que el de Lagis koreni, y mide casi hasta 7 centímetros de largo por unos 7 milímetros y medio de ancho, aproximadamente, mientras que el de Lagis koreni llega a medir 8 centímetros de largo. Este tubo es empleado por los animales como “snorkell” para respirar el oxígeno disuelto en el agua por su extremo posterior y más estrecho, que permanece siempre erguido por encima del sustrato arenoso/fangoso en que suelen vivir. Además, estos animales aprovechan como fuerza para excavar en el fango la corriente del agua que entra desde arriba por el tubo, removiendo así las partículas y organismos de los que se alimentan.

Perdonad la mala calidad de las fotos, que hice dentro de un frasco y de otro recipiente “de oportunidad”, con muy mala iluminación y un poco improvisadamente, al haber salido el animal del interior del tubo de forma más o menos inesperada. Espero que, al menos, compensen sus deficiencias sirviendo para documentar algunos detalles de esta curiosa especie para nuestra web.

Un saludo.

Datos de la fotografía

Autor: Marcos Fernández Iglesias

Equipo: Olympus TG3

Fecha de realización: 18/09/2016

Fecha de publicación: 25/09/2016

Visitas: 1437

Comentarios: 0

Localización

Localización: PONTEVEDRA, Moaña, Zona central de la Ría de Vigo. (42.25613,-8.7413)

¿Te gusta la foto?

Especie asociada a la fotografía

Amphictene auricoma (O.F. Müller, 1776)

Gusanos

Amphictene auricoma (O.F. Müller, 1776). Zoologiae Danicae Prodromus seu Animalium Daniae et Norvegiae indigenarum characteres, nomina, et synonyma imprimis popularium.
Descripción
Fotografías
 


Comentarios

Nadie ha comentado esta fotografía todavía.

¿Quieres comentar la fotografía?

¿No tienes una cuenta? Regístrate aquí