Calamites carinatus




Rango temporal

Cenozoico Cuaternario
Neógeno
Paleógeno
Mesozoico Cretácico
Jurásico
Triásico
Paleozoico Pérmico
Cabonífero
Devónico
Silúrico
Ordovícico
Cámbrico

Clasificación

Calamites carinatus Sternberg, 1823, Versuch einer geognostisch-botanischen Darstellung der Flora der Vorwelt 1(3), p. 36, 39, P1. 32, fig. 1 -

Vegetales
Equisetopsida

Descripción

León, Soto y Amío, Cercanías de La Magdalena
© Juan Luis Menéndez
Los Calamites son los fósiles correspondientes a los troncos de equisetos arborescentes, pero que a diferencia de los árboles actuales no tenían madera propiamente dicha, pero gracias una médula muy gruesa podían alcanzar tamaño arbóreo y medir varios metros de altura. Vivían en terrenos más húmedos, o incluso dentro del agua. El tallo de la planta está articulado, insertándose ramas y hojas en los nudos. Interiormente estaba hueco, siendo los fósiles más corrientes de este grupo, los moldes de relleno, donde quedaban marcados los haces conductores de la planta, que separan una especie de costillas. Para la determinación de estos moldes, denominados Calamites, hay que fijarse principalmente en la forma de esas costillas y en el numero y disposición de las cicatrices de inserción de hojas (situadas en el extremo de las costillas) y ramas.

Calamites carinatus se diferencia de otras especies de Calamites por tener los entrenudos más largos que anchos y por presentar en los nudos dos cicatrices suborbiculares opuestas que corresponden a los lugares donde surgirían dos romas (cicatrices rameales). Las costillas son aplanadas, de 1 mm de anchura aproximadamente, separadas por hundimientos ligeramente estrechos y finamente estriados, que son redondeados o ligeramente apuntados en los nudos. En los nudos, las costillas aparecen ligeramente curvadas en la zona de las cicatrices.

Otras especies de Calamites son Calamites suckowii y Calamites cistii. El primero presenta generalmente de entrenudos mas anchos que largos, cicatrices de las hojas redondas y ocupando casi todo el extremo de la costilla, sin cicatrices de ramas, mientras que el segundo tiene los entrenudos mas largos que anchos y cicatrices de las hojas ovales y pequeñas. Tampoco se aprecian cicatrices de ramas.

Los fósiles de a Annularia y Asterophylites corresponderían a los restos de las hojas y verticilos de estos equisetos arborescentes.

Reconstrucción de Calamites carinatus

Calamites. a) Planta completa, b) tronco, c, d, e) hojas y ramas, f) espiga, g) rizoide

Reconstrucción de Calamites carinatus