Vipera aspis (Linnaeus, 1758)

Clasificación y nomenclatura

Reino Animalia, Filum Chordata, Subfilum Vertebrata, Infrafilum Gnathostomata, Clase Reptilia, Subclase Diapsida, Orden Squamata, Infraorden Serpentes, Familia Viperidae, Género Vipera

Víbora áspid

Fran: Vipère aspic; Eusk: Aspis sugegorria; Cat: Escurçó pirinenc;

Publicación original
Vipera aspis (Linnaeus, 1758). Syst. Nat., ed. 10, 1: 218[Ver pdf] [consultar]

Ind. loc.
Habitat in Gallia
Basiónimo
Coluber aspis Linnaeus, 1758. Syst. Nat., ed. 10, 1: 218

Descripción

Vipera aspid es una víbora que alcanza los 82 cm de longitud, de aspecto robusto, especialmente más las hembras que los machos, cola pequeña, cabeza de aspecto triangular y bien diferenciada del cuerpo, con el extremo del hocico ligeramente prominente y levantado, pero sin formar un apéndice, pupila vertical y patrón de coloración dorsal con un zigzag anguloso u ondulado o una línea vertebral con rayas transversales sobre fondo gris o pardo.

Presenta grandes variaciones en cuanto a sus patrones de coloración. La cabeza es muy variable; en algunos ejemplares es lisa, sin marcas, en otros aparecen marcas finas o en forma de lágrimas y manchas redondeadas, en otros aparecen marcas más elaboradas, lineares o curvilíneas, marcas en forma de tridente, de X, de V o de S, e incluso se puede dar una combinación de varios diseños. La coloración dorsal del cuerpo es también muy variable; ésta puede variar del color dorsal desde el claro hasta el totalmente oscuro (incluyendo tonos grises, rojizos, verde-oliváceos, etc.), con una gran variedad de diseños con rayas horizontales, rayas verticales, barras horizontales sobre una línea vertebral, puntos, manchas ovales o romboidales más o menos conectadas o un zigzag anguloso. Las variaciones del diseño dorsal descritas en su área de distribución Ibérica son: i) línea vertebral ancha y oscura bordeada de pequeñas manchas también oscuras formando un zigzag redondeado, descrito para las poblaciones del Pirineo central; ii) barras estrechas sobre una línea vertebral fina o un diseño en zigzag de tipo anguloso, descrito para las poblaciones del resto de la Península.

En la cabeza presenta dos o tres escamas apicales, dos cantales (raramente tres), una media de 5,25 loreales, una media de 10,05 perioculares, de 9 a 10 labiales superiores, dos hileras de pequeñas escamas entre el ojo y las escamas labiales superiores, y una elevada fragmentación de las placas cefálicas (24-38 escamas intercantales + intersupraoculares). Hay 21 hileras de escamas dorsales alrededor del cuerpo, en ocasiones 19 o 23 (Saint-Girons, 1978a). Las hembras presentan entre 137-159 escamas ventrales y 27-42 pares de escamas subcaudales, mientras que los machos muestran 136-158 ventrales y 22-50 pares de subcaudales.

En cuanto al dimorfismo sexual, el dicromatismo se manifiesta básicamente en el color de las manchas cefálicas, del dorso y de los flancos: suelen ser negras en los machos y marrón oscuras en las hembras. La cola es proporcionalmente más larga en los machos.

Imagen de Vipera aspis

Vizcaya, Galdames, La aceña, 25/12/2011.
Fotografía de Iñaki Rojo Legarra

Hábitat y ecología

Se trata de una especie que ocupa una amplia variedad de hábitats, desde bosques de coníferas, encinas, melojos, quejigos, y pinares, hasta prados de montaña y pastizales subalpinos. Sin embargo, sus requerimientos térmicos la llevan a utilizar en general hábitats provistos de sustrato pedregoso, con suelos relativamente secos, bien soleados, orientados al sur y con cierta cobertura de vegetación: taludes y setos, muros de separación de campos, canchales y pedrizas, argomales, brezales, bordes de bosque, e incluso, bosques de ribera y pequeños humedales durante el verano.

En la península Ibérica su rango de variación altitudinal va desde las proximidades del nivel del mar hasta más de 2.000 msnm en el Sistema Ibérico y 2.900 msnm en el Pirineo central.

Cuando coincide con la víbora de Seoane (Vipera seoanei) prefiere las zonas más soleadas y menos húmedas; cuando lo hace con la víbora hocicuda selecciona zonas más altas y frescas, aunque las preferencias de hábitat de las dos especies pueden llegar a ser muy parecidas dándose casos de zonas de simpatría.

En el Alto Ebro (NO Burgos), donde contactan las tres especies de víboras ibéricas, V. aspis selecciona las áreas soleadas, con elevada pendiente, precipitación y evapotranspiración, situadas entre los 600- 1000 m de altitud. En esta zona V. aspis y V. latastei seleccionan hábitats muy similares, dando lugar a una zona de simpatría observada de 8 km2 y potencial, obtenida a través de técnicas de modelación del hábitat, de 76 km2.

Se trata de un depredador diurno que caza al acecho. Detecta las presas visualmente y las envenena mediante mordedura; poco después inicia su búsqueda, utilizando para ello su aparato vomeronasal: las puntas de la lengua recogen las partículas olorosas de la presa y de ahí las transmiten a los receptores químicos del órgano de Jacobson, situados en el paladar. Una vez ha localizado la presa, generalmente ya muerta, la víbora busca la cabeza de ésta para empezar a tragársela. Algunas veces, pueden llegar a arrastrar la presa a lugares menos expuestos para así empezar su deglución.

Para los adultos, los micromamíferos constituyen sus presas principales, suponiendo en torno a un 97,8% en biomasa total y siendo los roedores el grupo predominante. Existen marcadas diferencias entre sus poblaciones, que afectan básicamente a la proporción en que participan los distintos grupos de micromamíferos. Además también depredan sobre reptiles y aves; en las poblaciones suizas pre-Alpinas, se ha registrado la inclusión en la dieta de anfibios (Rana temporaria). En la zona de simpatría con Vipera latastei del Alto Ebro se ha constatado la inclusión de otras víboras en su dieta; esto puede ser debido a la competencia con V. latastei y los híbridos entre ambas especies.

Como otros miembros del género Vipera, la víbora áspid es una especie con sistema de apareamiento poligínico y reproducción ovovípara. Los machos compiten entre sí (a través de combates ritualizados) por el acceso a las hembras reproductoras y, una vez efectuada la cópula, las guardan, es decir, esperan varios días en las proximidades para evitar que otros machos copulen con éstas. Tras la cópula, las hembras retienen el esperma hasta la ovulación y, una vez fertilizados los óvulos, mantienen los huevos (desprovistos de corion) en los conductos genitales, hasta que se desarrollan los embriones y se produce el parto.

Datos obtenidos de:
- 3 fotografías de la galerías de naturaleza.
- 0 poblaciones georreferenciadas en SINFLAC.

Distribución

Especie europea distribuida en la zona septentrional del sector mediterráneo occidental, ocupando amplios territorios de Francia, Suiza, Alemania e Italia y algunas islas (Oléron, Sicilia, Elba, Montecristo). Se encuentra pendiente de confirmación en el área de los Balcanes. Penetra en los Pirineos y coloniza el nordeste ibérico montañoso, incluyendo las cuencas prepirenaicas. Alcanza las estribaciones de la cordillera Cantábrica por el norte y centro de Burgos, y desciende al sistema Ibérico septentrional, por el este de Burgos, La Rioja y norte de Soria, donde se han obtenido los registros latitudinales más bajos, junto con los núcleos cercanos a la costa mediterránea, en Barcelona (Montnegre). Todas las poblaciones, a excepción de las del norte de Burgos y del norte de Navarra, se encuentran en la vertiente mediterránea. La especie es sustituida por Vipera seoanei en las áreas de marcada influencia atlántica de la vertiente cantábrica.

La víbora áspid es una especie forestal termófila, cuya capacidad de uso del hábitat es notable, y de los antiguos bosques de coníferas y pastizales subalpinos del norte ibérico ha pasado a colonizar los diversos bosques de frondosas, que alcanzaron la Península en etapas posteriores. Pero sus requerimientos ecológicos van dirigidos hacia los sustratos rocosos e insolados, en orientación sur, sobre canchales y laderas pedregosas, claros forestales y matorrales marginales, bordes y taludes de pistas rurales, muros de piedra de separación de fincas e, incluso, bosques de ribera y pequeños humedales, a los que accede a refrescarse en los períodos más secos. Aunque es una especie de hábitos montanos se encuentra desde las proximidades del nivel del mar hasta los 2.600 m en el Pirineo central y los 2.000 m en el sistema Ibérico. En la vertiente pirenaica francesa ha sido localizada a 2.900 m (macizo de Néouvielle). En Aragón y Cataluña ciertas poblaciones disjuntas podrían ampliar ligeramente su distribución en algunas cuencas prepirenaicas. El área de distribución no manifiesta alteraciones apreciables en cuanto a extensión, y sólo podrían haberse producido pequeñas contracciones locales en áreas bajas y poblaciones puntuales de montaña en las últimas décadas, desde que el Pirineo ha comenzado a sufrir la expansión turística y urbanizadora.

Lista de localidades

Huesca

  1. Lugar: Astún, CANDANCHU
    Coordenadas: 42.80615, -0.518 [Ver en mapa]
    Fecha de observación : 11/07/2016; Fecha de publicación : 16/07/2016
    Hábitat: Mixto de pradera y plantación de pinos en montaña
    Proporcionado por: José Rafael González López
    Fotografía asociada:

  2. Lugar: Valle de Otal, TORLA
    Coordenadas: 42.69591, -0.13579 [Ver en mapa]
    Fecha de observación : 07/07/2016; Fecha de publicación : 15/07/2016
    Hábitat: Pradera alpina con zonas inundadas.
    Proporcionado por: José Rafael González López
    Fotografía asociada:

Amenazas, protección y conservación

De forma general, Vipera aspis es una especie amenazada por la pérdida de hábitat debido a la intensificación de la agricultura y por el desarrollo de infraestructuras para el turismo y la urbanización. La especie ocurre en áreas abiertas de matorral, con lo que el abandono del campo y la reforestación con coníferas es también una amenaza (ej. en las montañas del Jura en Suiza. Además, es perseguida por el hombre e ilegalmente capturada para el comercio de mascotas.

Actualmente, el conjunto de la población ibérica de V. aspis no parece presentar problemas de conservación. El descenso de efectivos apreciable en algunas áreas humanizadas, debido a la fragmentación y destrucción del hábitat, contrasta con el incremento poblacional que parece detectarse en su extremo suroriental de distribución.



Comparte en:


Bibliografía y más información

- A. Andreu & al. Fauna Ibérica Vol 10. Reptiles. Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1998. .
- Vertebrados Ibéricos.
- Ministerio de Medio Ambiente.

Contenido relacionado en asturnatura.com

Glosario de términos

Dimorfismo
Ocurrencia de dos formas diferentes de hojas, flores o cualquier otra estructura en la misma planta o en la misma especie, generalmente ligado a su sexualidad.
Dimorfo
Que presenta dimorfismo.
Dorsal
Relativo al dorso.
Escama
Zool. Pieza esquelética protectora del cuerpo. Órgano foliáceo de forma y consistencia semejante a la de las escamas de los peces. Bot. Tricomas laminares sujetos por un pequeño rabillo. Escama tectriz: en las inflorescencias de las coníferas, aquellas en cuya axila nacen las escamas seminíferas que portan los rudimentos seminales. En algunas setas restos del velo universal que quedan sobre el sombrero.
Linear
Órgano, largo, estrecho y de bordes paralelos.
Ondulado
Que forma ondas.
Oval
Con forma de óvalo o elipse poco excéntrica.
Romboidal
Con forma de rombo.
Ventral
Relativo al vientre.


Citar como:

asturnatura.com "Vipera aspis (Linnaeus, 1758)". Asturnatura.com [en línea]. Num. 498, 13/10/2014 [consultado el: 16/02/2019]. Disponible en <https://www.asturnatura.com/especie/vipera-aspis.html>. ISSN 1887-5068. Ver pdf

Queda prohibida la reproducción total o parcial de asturnaturaDB®, así como de las descripciones que contiene, la transmisión de las mismas por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, sin autorización previa y por escrito de los autores de asturnatura.com. Las fotografías son propiedad de sus autores.
Síguenos en nuestro canal de YouTube