Cervus elaphus Linnaeus, 1758

Clasificación y nomenclatura

Reino Animalia, Filum Chordata, Subfilum Vertebrata, Infrafilum Gnathostomata, Clase Mammalia, Orden Artiodactyla, Suborden Ruminantia, Familia Cervidae, Género Cervus

Ciervo, ciervo común, ciervo colorado, ciervo rojo, venao

Ingl: Deer, red deer; Fran: Cerf; Alem: Rothirsch; Port: Veádo; Gall: Cervo; Eusk: Orein arrunta; Cat: Cèrvol;

Publicación original
Cervus elaphus Linnaeus, 1758. Syst. Nat. ed. 10. pg. 67[Ver pdf] [consultar]

Ind. loc.
Habitat in Europa, Asia
Mamíferos


especie protegida

Fotografías y vídeos de Cervus elaphus

Puedes ver 8 fotografías de Cervus elaphus en su galería de fotos



Descripción de Cervus elaphus

El ciervo es un mamífero de pelaje predominantemente castaño, con la zona ventral más clara y el escudo anal casi blanco, rodeado de bandas oscuras casi negras; la cola es corta y oscura; las crías tienen el fondo pardo sobre el que destacan numerosas pintas blancas que perduran hasta los 3 años. Existe un marcado dimorfismo sexual: los machos, de 160 - 220 cm y 70 - 150 kg, son más grandes que las hembras, de 160 - 195 cm y 50 - 100 kg; los primeros además desarrollan unas astas que emplean durante el periodo de celo, pero las hembras carecen de ellas pero tienen dos pares de mamas inguinales. La fórmula dentaria es 0.1.3.3/3.1.3.3, con un canino inferior modificado que adopta forma de incisivo. En la Península está presente la subespecie hispanicus.

Los ciervos regeneran anualmente su cornamenta o cuernas a un ritmo de aproximadamente unos 2 centímetros diarios. Esto las diferencia de los cuernos de los bóvidos, que son siempre permanentes ya que están formadas por material oseo recubierto por una capa quitinosa. Las cuernas suelen ser ramificadas y de formas muy complicadas; se trata de unas ramificaciones óseas implantadas en el cráneo y recubiertas de una fina piel vascularizada y con pelo corto que recibe el nombre de terciopelo. Se hallan presentes sólo en los machos (salvo en algunas especies en que los dos sexos las presentan). Estas cuernas se renuevan anualmente y cada nuevo año aparece una rama o candil más que el año anterior, pudiendo conocerse la edad aproximada del animal por el número de candiles. Al llegar la primavera y, como consecuencia de la actividad hormonal del macho, aparecen dos muñones óseos recubiertos de piel sobre el hueso frontal. Éstos van creciendo y ramificándose. A continuación la piel o terciopelo se deseca y cae a jirones, dejando las partes óseas al descubierto. Después de la época de celo, durante los meses de enero y febrero, los osteoblastos reabsorben el tejido óseo de la base de las cuernas y éstas se caen dejando un pivote óseo cubierto de la piel cicatrizada.

Imagen de Cervus elaphus




Hábitat y ecología de Cervus elaphus

El ciervo vive en la mayoría de los hábitats presentes en la Península, desde llanuras cercanas al mar a la alta montaña; se encuentra principalmente entre zonas boscosas o arbustivas y zonas abiertas con herbáceas o pastos. Su alimentación, entre pastoreo y ramoneo, incluye especies arbustivas y herbáceas; se alimenta durante el crepúsculo, descansando en las horas más soleadas en zonas de cobertura vegetal alta para pasar desapercibidos.

La madurez sexual del macho llega a los dos o tres años y la de la hembra al cumplir uno o dos años. Los machos son normalmente solitarios y sólo se acercan al grupo de hembras durante el celo; en este periodo, que tiene lugar entre septiembre y octubre, conocido como berrea por los sonidos que emiten los machos, tienen lugar peleas entre los machos, periodo durante el cual dejan incluso de alimentarse. Éstos reúnen un harén de hasta 50 hembras, defendiendo el territorio que ocupan para alimentarse, de unas dos hectáreas. La hembra es receptiva entre las 12 y 24 horas tras la ovulación y la cópula es única, algo violenta, antes de la cual hay varios intentos de monta. El periodo de gestación dura unos 235 días y el parto ocurre entre mayo y junio. Las crías son amamantadas unos 4 o 5 meses. El macho vive hasta 13 años, mientras que la hembra, más longeva, alcanza los 20.

En las huellas del ciervo se aprecian dos pezuñas de 6 - 7 x 8 cm en el macho y 4 - 5 x 6 cm en la hembra; la de la pata delantera es más abierta y la de la hembra más afilada. Los excrementos son cilíndricos, con un extremo redondeado o algo cónvaco y el otro puntiagudo, de 20 x 25 x 13 - 18 mm, de color negros en fresco y pardo secos.

De forma puntual es cazado por el lobo, Canis lupus, cuando no tiene otros ungulados a disposición.

Estacionalidad


Datos obtenidos de:
- 4 fotografías de la galerías de naturaleza.
- 0 poblaciones georreferenciadas en SINFLAC.

Distribución de Cervus elaphus

Es una especie paleártica, presente desde Europa occidental al centro de Asia, incluyendo Córcega, Cerdeña y el Magreb.

Distribución por provincias

Mapa elaborado en función de los datos procedentes de fotografías georreferenciadas, SINFLAC o datos bibliográficos. Las marcas hexagonales corresponden a citas extraídas automáticamente de GBIF.

autóctona [naturalizada] (ocasional) dudosa?

Distribución por países

Mapa elaborado en función de los datos procedentes de EuroMed PlantBase y datos bibliográficos. Las marcas hexagonales corresponden a citas extraídas automáticamente de GBIF.

autóctona [naturalizada] (ocasional) dudosa?

Localidades

Esta especie está georreferenciada en SINFLAC. Sin embargo, o bien no está registrado en SINFLAC o bien es un usuario no autorizado a ver la georeferenciación de especies protegidas o de interés comercial.

Curiosidades

El ciervo es uno de los animales que primero comenzó a aparecer en la iconografía y que también participaba como víctima en sacrificios rituales; así, en yacimientos alemanes datados aproximadamente en el año 16.000 aC. existe la certeza de que se sacrificaban ciervos.

En el Paleolítico son muchas las representaciones del ciervo, bien en pinturas o grabados en las paredes de numerosas cuevas (como por ejemplo en la Cueva de las Monedas, en Cantabria, o en la Cueva de la Peña de Candamo, en Asturias) y también en utensilios (como el bastón de mando de la Cueva de El Pendo).

En el Neolítico el ciervo comienza a aparecer ya como una imagen sacralizada y comienzan a ser comunes las figuras de ciervos y personajes femeninos con cabeza de ciervo, y también vasos con su forma, símbolo del agua.

En Grecia el ciervo se consagra a Hera, la diosa del Amor, y Artemisia es protectora de las embarazadas, de las ciervas jóvenes y de los alumbramientos.

Aparece en la Historia Natural de Plinio y otros escritos clásicos como un animal enemigo de las serpientes, por lo que es rápidamente adoptado por el Cristianismo como figura representante de Cristo que vence a la serpiente del Infierno, representando la victoria de la Iglesia sobre el Demonio. Consecuencia de esto son las numerosas representaciones medievales del ciervo y las alusiones al mismo que realizan San Agustín, San Ambrosio, San Bernardo y otros.

Sin embargo, el ciervo también simboliza el alma humana; uno de los salmos dice Como jadea la cierva tras las corrientes de agua, así jadea mi alma en pos de ti, mi Dios. El ciervo bebiendo se transformó en un nuevo motivo iconográfico relacionado con el bautismo, sacramento en el que el agua calma la sed del espíritu y limpia el pecado original; es pues frecuente observar figuras de ciervos en las pilas bautismales, como puede contemplarse por ejemplo en la Iglesia de Santa María de Villanueva y también en cálices.

Pero como el ciervo o el alma del cristiano puede ser atacado por el mal, es posible contemplar también escenas en las que el ciervo es perseguido por centauros, animales que atacan con o sin motivo a otros seres.



Comparte en:


Bibliografía y más información

Contenido relacionado en asturnatura.com

Glosario de términos

Anual
Planta que nace, se desarrolla, florece y fructifica durante un sólo período vegetativo, con una duración que no pasa de un año, y que muere tras reproducirse.
Cono
Espiga de eje y brácteas acrescentes y lignificadas con flores unisexuales desnudas.
Dimorfismo
Ocurrencia de dos formas diferentes de hojas, flores o cualquier otra estructura en la misma planta o en la misma especie, generalmente ligado a su sexualidad.
Dimorfo
Que presenta dimorfismo.
Especie
Categoría taxonómica de jerarquía inferior al género o subgénero.
Pelo
Tricoma alargado a modo de hebra o cerda que se encuentra en diversos órganos.
Ramificado
Provisto de ramas, ramoso o provisto de ramificaciones.
Vascular
Relativo a los vasos conductores.
Ventral
Relativo al vientre.


Citar como:

asturnatura.com "Cervus elaphus Linnaeus, 1758". Asturnatura.com [en línea]. Num. 182, 31/05/08 [consultado el: 23/10/2019]. Disponible en <https://www.asturnatura.com/especie/cervus-elaphus.html>. ISSN 1887-5068. Ver pdf

Queda prohibida la reproducción total o parcial de asturnaturaDB®, así como de las descripciones que contiene, la transmisión de las mismas por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, sin autorización previa y por escrito de los autores de asturnatura.com. Las fotografías son propiedad de sus autores.
Síguenos en nuestro canal de YouTube