Favolaschia calocera. Distribución y poblaciones


Reino Fungi | División Basidiomycota |Subfilum Agaricomycotina | Clase Agaricomycetes | Subclase Agaricomycetidae | Orden Agaricales | Familia Mycenaceae | Género Favolaschia

Hongo que forma basidiomas estipitados con el himenio alveolado o poroide de color amarillo vivo, que recuerda a un panal de abejas. Los sombrerillos, también de color amarillo, se hallan típicamente abollonados en su parte superior y pueden alcanzar los 2-3 cm de diámetro. El himenio consta de basidios bispóricos, numerosos acantocistidios y gleoc... [más información]

Visita la galería de fotografías de Favolaschia calocera.



Existen 2 poblaciones georreferenciadas de Favolaschia calocera


centrar mapa en el puntoLugar: QUES, OTERO (PILOÑA), Asturias (43.343, -5.3877), ±50 m)
Hábitat: Sobre restos vegetales |
Fecha de observación: 14/10/2016
Fecha de publicación: 09/10/2017
Proveedor: Carlos Victorero Álvarez
[cita con fotografía asociada]


centrar mapa en el puntoLugar: Cercanías del Jardín Botánico, GIJON, Asturias (43.5186, -5.6233), ±50 m). Altitud: 26 m.
Hábitat: Restos vegetales diversos | Estado: Bueno | Abundancia: No determinada |
Fecha de observación: 08/11/2009
Proveedor: Juan Luis Menéndez
[cita con fotografía asociada]
Comentarios: Este interesantísimo hongo invasor pantropical forma basidiomas estipitados con el himenio alveolado o poroide de color amarillo vivo, que recuerda a un panal de abejas. Los sombrerillos, también de color amarillo, se hallan típicamente abollonados en su parte superior y pueden alcanzar los 2-3 cm de diámetro. El himenio consta de basidios bispóricos, numerosos acantocistidios y gleocistidios cargados de abundante sustancia amarillo dorada. Favolaschia calocera fue descrito originalmente en Madagascar, de ahí saltó al continente africano para más tarde ser localizado en Oceanía. Hace unos años fue hallado en Italia y recientemente, y por vez primera en España, en Asturias. Hongo saprófito de muy diversos restos vegetales (Ulex, Quercus...etc) fue detectado en los alrededores del Jardín Botánico de Gijón, quizá escapado desde alguna planta exótica del Jardín, por nuestro amigo Francisco Casero de la Soc. Asturiana de Micología. Santi Serrano colaboró intensamente en la determinación del mismo, por lo que felicitamos efusivamente a ambos compañeros.

Síguenos en nuestro canal de YouTube