Diccionario etimológico - O


Los nombres ciéntificos de las plantas, animales y otros seres vivos aparecen en latín y por lo general son nombres que hacen referencia a alguna característica del organismo. Así por ejemplo, viridis hace referencia al color verde que pueda tener, alpinus a que aparece en zonas alpinas, odoratum a que tiene un olor agradable. Otras veces se nombra en honor de algún estudioso o de seres mitológicos, como montagui, en recuerdo de George Montagu, o Adonis, personaje de la mitología griega. En ocasiones el nombre científico recuerda a la localidad donde se encontró el primer ejemplar de la especie, como somedanum, en referencia al concejo de Somiedo (Asturias).

En este apartado intentamos dar a conocer la procedencia de todos los nombres latinos que llevan por nombre nuestras plantas y aninales.



 A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W |

occidentale:
Del lat. occidentalis, -e = occidental, de occidente [lat. occidens, -entis -de occx|do = caer a tierra, morir, ponerse los astros, etc.-, participio que, sustantivado y masculinizado, significa el occidente, el poniente, el oeste].
Odonata:
Del griego odontos (diente) y gnathos (mandíbula) por los dientes que tienen en sus mandíbulas.
Odontites:
En Botánica, del gr. odontîtis, (-idos) f. (no atestiguado); lat. odontitis, -idis f. = en Plinio, planta que nace en los prados, de tallitos apretados, nudosos, triangulares y negruzcos, y flores pequeñas, purpúreas, la que servía para calmar el dolor de muelas (dientes) -gr. odoús, odóntos m. (gr. jónico odon) = diente-; los autores suponen se trata del Odontites vulgaris Moench (Euphrasia Odontites L.)
odorata:
Del lat. odoratus, -a, -um = oloroso, fragante, perfumado, etc.
odoratissimus, -a, -um:
Del lat. odoratissimus, -a, -um = olorosísimo, muy oloroso, etc. [superlativo de lat. odoratus, -a, -um = oloroso, fragante, perfumado, etc. -participio pasivo del verbo lat. odoro = dar buen olor, impregnar de olor, perfumar, etc.].
odoratum:
Del lat. odoratus, -a, -um = oloroso, fragante, perfumado, etc.
Oenothera:
Del griego onotheras, -ou m., oinotheras, -ou m. y onothoûris, -idos f. (en otras lecturas, oinotheras) ; lat. onothera(s), -ae f. y onothuris, (-is, -idis) f. (en otras lecturas, oenothera) = entre los antiguos, un arbusto grande, propio de lugares montañosos, de hojas parecidas a las del almendro, con flores encarnadas como la rosa y raíces que, al secarse, huelen a vino. Según Teofrasto, la raíz de esta planta, administrada con vino, hace el carácter más dulce y jovial; y, según Dioscórides, quien hace tal nombre sinónimo de onágra, el agua en que la raíz haya estado a remojo, bebida por las bestias, las mitiga y las amansa. Para unos autores, ese arbusto sería la adelfa (Nerium Oleander L.); para otros, una adelfilla (Epilobium angustifolium L. o E. hirsutum L.) -gr. ónos, -ou m./f. = asno, asna; oînos, -ou m. = vino; gr. thera, -as f. = caza, pieza de caza, etc.-. Tournefort creó el género Onagra para nuestras plantas americanas; y Linneo cambió dicho nombre, que le parecía impropio, por el de Oenother.
officinale:
Del bot. officinalis, -e = oficinal, usado en las oficinas de farmacia por sus propiedades medicinales (lat. officina, -ae f. = fábrica, laboratorio, etc.)
oleander:
Del latín medieval oleander, -dri m. y oleandrum, -i n. = la adelfa o baladre (Nerium Olander L.). Según algunos autores, relacionado con lat. tardío lorandrum, -i n. -en Isidoro, Rhododendron, quod corrupte vulgo lorandrum vocatur-, lauriandrum, -i n. -ambas, por cruzamiento mental a causa de la similitud de las hojas, de lat. laurus, -i(-us) f. = principalmente, el laurel (Laurus nobilis L.) y lat. rhododendron, -i n. [del gr. rhodódendron, -ou n.] = principalmente, la adelfa-, arodandrum, -i n., rodandrum, -i n. y rorandrum, -i n. -por corrupción de rhododendron-; en otras obras todavía más tardías, como en Alphita, glosario médico-botánico salernitano de los s. XII-XIII, Oleander est arbor, oleaster similiter -lat. oleaster, -tri m. y oleastrum, -i n. = el acebuche, oleastro u olivo silvestre [Olea europaea var. sylvestris (Mill.) Lehr]; evidentemente, de lat. olea, -eae f. = muy principalmente el olivo y la oliva o aceituna; y lat. -aster, -astri m. = sufijo que indica, despectivamente, silvestre, no genuino, de semejanza imperfecta, etc
ollissiponense:
Del latín olisiponensis, -e = lisboeta, de Lisboa [lat. Olisipo, -onis m.]
olusatrum:
Del lat. (h)olus atrum y (h)olusatrum, -i n. (con las formas, olisatrum y olisandrum) = principalmente, el apio caballar (Smyrnium Olusatrum L., Umbelíferas) [de lat. (h)olus, -eris n. = legumbre, hortaliza, verdura // la col o berza (Brassica oleracea L., Crucíferas); y lat. ater, atra, atrum = negro, obscuro, ennegrecido]. Según parece, por el color de la raíz, órgano del que se hacía consumo.
onobrychioides:
onobrychioídes, -es relativo al género Onobrychis; gr. -eid´ēs (eîdos); lat. -ides = parecido a, con aspecto de.
Ononis:
Del griego ánonis o anonís, -ídos f. y ónonis u ononís, -ídos f.; lat. anonis, -idis? f. y ononis, -idis? f. = principalmente, la gatuña (Ononis spinosa
onopteris:
Del bot. Onopteris, -is f. = Tabernaemontamus llama Onopteris maior [gr. ónos m. = asno; gr. pterís f. = helecho], con su correspondiente nombre alemán, Gross Eselsfarn (gran helecho de los asnos), al culantrillo negro (Aspenium onopteris L., Aspleniaceae). Tal vez el nombre latino provenga del mencionado y supuesto nombre vulgar alemán.
Ophioglossum:
Del gr. óphis = serpiente; gr. -glosson (glōssa) = lengua. La parte fértil de la fronde semejaría una lengua de serpiente.
orbiculare:
Del latín orbicularis, -e = orbicular, redondo, circular [del lat. orbiculus, -i m.; y éste, diminutivo de lat. orbis, -is m. = toda figura u objeto circular, discoidal, etc.]. En el Phyteuma orbiculare L. (Campanuláceas), por la inflorescencia.
Orobanche:
Orobánche, -es f. - gr. orobánche(-kche), -es f.; lat. orobanche, -es f. = en Teofrasto y Plinio, nombre de diversas plantas parásitas, de los géneros Cuscuta L. (Cuscutáceas) y Orobanche L. (Orobancáceas). Teofrasto afirma que reciben dicho nombre porque estrangulan a las ervillas -gr. órobos, -ou m.; lat. orobus(-os), -i m. = nombre de una leguminosa, según parece la alcarceña, ervilla o yero, Vicia Ervilia (L.) Willd.; gr. áncho = apretar, estrangular, ahogar.
Orthilia:
Del griego órthios, -a, -on = derecho, recto, etc. Leemos en el protólogo: stam. rectis, stylo elongato filif. recto.
Osmunda:
Osmúnda f. - Según Dodonaeus, nombre vulgar de la planta en Bélgica; para Dalechamps, el nombre sería galo.
ovatus, -a, -um:
Del lat. ovatus, -a, -um = ovado, que tiene figura de huevo [lat. ovum, -i n.] -en Botánica, se refiere siempre a órganos laminares-. En la Listera ovata (L.) R. Br. (Ophrys ovata L., Orchidaceae), por la forma de las hojas.
Oxalis:
Del griego f. oxalís, -ídos f.; lat. oxalis, -ídis f. = un tipo de romaza silvestre, que según parece sería la acedera (Rumex Acetosa) de gr. oxýs, -eîa, -ý = agudo, penetrante, agrio, ácido, etc.; gr. transcrito al lat. oxys, (-yos?) m.? (lat. bot. Oxys, -ydis f.) = en Plinio, nombre de dos plantas: un junco, que se cree Juncus acutus L., y el de una planta con tres hojas, la que se ha supuesto que será la acederilla (Oxalis Acetosella L.)-. El nombre genérico Oxalis L. fue adoptado por Linneo (1737: 134) en sustitución de Oxys de Tournefort (1694: 75-76; 1700: 88-89), y finalmente validado en Linneo (1753: 433-435; 1754: 198); en su Hort. Cliff.: 175 (1738) el botánico sueco viene a dar la explicación siguiente: Oxys quiere decir ácido, carácter al que se acudió con bastante amplitud a la hora de nombrar plantas, aunque tengamos [como prioritario] lo de Plinio; decido, por ende, traer aquí el Oxalis pliniano, aplicado a otra cosa pero análogo en cuanto a la metáfora.


Síguenos en nuestro canal de YouTube