Los Sipuncúlidos. Estructura interna



La pared corporal de los sipuncúlidos está formada por una cutícula gruesa, una epidermis glandular, capas musculares longitudinales y circulares y una dermis interna ciliada no contráctil que envuelve el celoma.

Dependiendo de las especies, aparecen uno, dos o cuatro músculos retractores del introverto, que se fijan al revestimiento ventral del celoma del tronco, atraviesan la cavidad del cuerpo y se unen en la pared del esófago.

El sistema nervioso

El sistema nervioso es subepidérmico y está formado por un ganglio cerebral dorsal supraesofágico con conectivos que rodean dicho esófago y por un cordón nervioso ventral. Este único cordón ventral carece de ganglios y emite cada poco ramas laterales que inervan el resto de sistemas corporales. En algunas especies, como Sipunculus nudus el cordón nervioso es rosado debido a la presencia de pigmentos como hemeritrina.

Las células sensoriales son especialmente abundantes en el extremo del introverto, donde son empleadas para sondear el ambiente externo. Algunas especies presentan el llamado órgano nucal, localizado en la parte posterior del ganglio cerebral. En algunas aparecen ocelos simples.

Alimentación y sistema digestivo

Los sipuncúlidos son animales de alimentación no selectiva que se alimentan del depósito o de partículas en suspensión que recogen con los tentáculos que rodean la boca. Las especies excavadoras, como Sipunculus nudus, ingieren el sedimento que excava; los perforadores de rocas se alimentan del material en suspensión; las especies que viven en fondos duros evaginan el introverto sobre la superficie de la roca y se alimentan del material depositado sobre la superficie.

El sistema digestivo tiene forma de U o de J, y presenta un intestino tubular, largo y completamente enrollado. La boca se encuentra en la parte anterior del introverto y el ano es posición medio dorsal en la parte anterior del tronco, excepto en algunas especies en las que se encuentra en el introverto. La digestión es extracelular y se produce en la luz del intestino.

Morfología externa de Sipunculus
Anatomía interna de un Sipuncúlido



El celoma. La cavidad del cuerpo

Los sipuncúlidos presentan dos cavidades celómicas, una en la base de los tentáculos donde se forma un pequeño anillo a través del cual se forman tres ramas que entran en los tentáculos; la otra cavidad aparece separada de la primera por un septo y es más grande, ocupando el tronco. En ambas, el fluido celómico se mantiene en circulación gracias a los cilios que presentan los cilios de la parte interna de la pared del cuerpo. Algunas especies presentan unos microórganos llamados úrnas ciliadas que pueden aparecer fijas o libres en el celoma; las libres "nadan" en el líquido del celoma empleando una franja de cilios y recuerdan pequeñas medusas. Estas urnas natatorias secretan un mucus que deja un rastro y envuelve el material extraño y también celomocitos muertos.

Urna ciliada de Sipunculus
Urna ciliada de un Sipuncúlido




Sistema circulatorio

Carecen de un sistena sanguíneo vascular y por tanto el transporte entre ambas cavidades celómicas debe realizarse por el septo de separación de las cavidades; para facilicat este intercambio, el celoma tentacular o anterior desarrolla unos divertículos o sacos de compensación, que se proyectan posteriormente a lo largo de los lados del esófago en el interior del celoma del tronco. Esto produce un aumento de la superficie del septo y por tanto la velocidad de intercambio entre los dos compartimentos celómicos; en algunas especies, estos sacos se ramifican en el tronco y pueden ocupar más volumen. Los sacos compensatorios también pueden funcionar como reservorios de líquidos para emplarse posteriormente cuando sea necesario extender los tentáculos.

En ausencia de vasos sanguíneos, el fluido celómico es el encargado de realizar el transporte de los nutrientes y gases. Son los tentáculos las superficies respiratorias más importantes en las especies que viven en las rocas, mietrnas que en los excavadores toda la superficie del cuerpo puede realizar el intercambio gaseoso.

Sistema excretor

Los sipuncúlidos tienen uno o dos nefridios con forma de saco alargado en la parte anterior del tronco. Cada uno de ellos presenta una zona ciliada en la parte anterior y un poro ventrolateral.


Inicio del artículo

inicio
Los sipuncúlidos

Capítulo siguiente

articulo posterior
Sipuncúlidos. Reproducción

Comparte en:


Citar como:

MENÉNDEZ VALDERREY, J.L.. \"Los Sipuncúlidos. Estructura interna\". asturnatura.com [en línea] Num. 50, [consultado el 12/12/2018]. Disponible en <https://www.asturnatura.com/articulos/sipunculidos/estructura-interna-fisiologia.php> . ISSN 1887-5068