Los ciclos biológicos



En los seres vivos con reproducción sexual tiene que producirse, como hemos visto, necesariamente la meiosis para que los gametos sean haploides. Segun el momento en el que se realice la meiosis se distinguen los siguientes tipos de ciclos biológicos: haplontes, diplontes y diplohaplontes.

Ciclos biológicos
Ciclos biológicos

En los organismos haplontes, como muchos grupos de algas y de hongos, la meiosis tiene lugar en la primera división del cigoto. Por lo tanto, el organismo que se forma a partir de dicho zigoto es haploide y los gametos se forman por mitosis a partir de células haploides. El zigoto es la única célula diploide del organismo.

En los organismos diplontes, como los animales, la meiosis se produce durante la formación de los gametos que son las únicas células haploides. Al unirse los gametos de dos individuos se formará un cigoto diploide que por mitosis sucesivas dará lugar a un adulto diploide.

En organismos diplohaplontes, como los vegetales superiores y muchas algas, el cigoto diploide da lugar a un organismo también diploide llamado esporofito porque se reproduce por esporas. La meiosis tiene lugar al formarse las esporas, por lo que estas serán haploides (meiosporas) y darán lugar a otro organismo haploide llamado gametofito que formará los gametos. Al unirse los gametos se formará el cigoto. Este ciclo se caracteriza por la alternancia de dos individuos: uno diploide (el esporofito) y otro haploide (el gametofito). Por lo tanto, en los seres diplohaplontes, hay una alternancia de generaciones, con dos tipos de adultos diferentes: una generación asexual y diploide (el esporófito), alternando con otra generación sexual y haploide (el gametófito).

Ciclo biológico diplohaplonte de un helecho
Ciclo biológico diplohaplonte de un helecho

Se cree que el ciclo haplonte es el más primitivo al suponer que las primeras células eran haploides (n). El aumento de la complejidad de los seres vivos daría paso a la reproducción sexual, que llevaría a la formación de un cigoto diploide (2n), y como consecuencia, a la meiosis para restablecer en estos organismos la haploidía original. En el proceso evolutivo, ciertos organismos debieron retrasar el momento de la meiosis, y alargaron, por tanto, la fase diploide, lo que condujo al establecimiento del ciclo diplonte. La gran ventaja evolutiva de este ciclo reside en que, al tener doble dotación cromosómica, los genes están duplicados, por lo que una mutación en un gen alelo puede quedar enmascarada por el gen dominante del gen sano. O bien producir variaciones favorables, lo que permite la adaptación adaptativa (de ahí el éxito del ciclo diplonte).

El ciclo diplohaplonte también parece proceder evolutivamente del haplonte por alargamiento progresivo de la fase esporofítica. Su gran ventaja evolutiva es que en él se combinan las ventajas de la haploidía y las de la diploidía. Como pueden observarse en los ciclos anteriores, la meiosis y la fecundación son dos acontecimientos fundamentales y complementarios en todos los organismos con reproducción sexual.


Comparte en:


Citar como:

MENÉNDEZ VALDERREY, J.L.. \"Los ciclos biológicos\". asturnatura.com [en línea] Num. 0, [consultado el 9/12/2018]. Disponible en <https://www.asturnatura.com/articulos/nucleo-mitosis-meiosis/ciclos-biologicos.php> . ISSN 1887-5068