El ciclo celular



El ciclo celular es la secuencia de acontecimientos que tienen lugar a lo largo de la vida de una célula. Comprende desde su nacimiento como una nueva célula, pasando a continuación por la etapa de crecimiento y desarrollo hasta su propia división en dos células hijas.

Normalmente, cuando una célula ha alcanzado cierto tamaño debe detener su crecimiento o bien dividirse dando lugar a dos células hijas que iniciarán una nueva fase de crecimiento.

En las células qeu se dividen se pueden distinguir a lo largo de su ciclo vital o ciclo celular dos etapas diferentes: un primer periodo de crecimiento, denominado interfase y a continuación la división celular.


La duración del ciclo celular es muy variable. Hay células que se dividen frecuentemente y a lo largo de toda la vida del organismo, como por ejemplo las células de la médula ósea roja de los mamíferos, que se dividen cada 8-10 horas para producir nuevas células sanguíneas. En otras células, la división es estacional; así, las células del meristemo del ápice de la raíz pueden dividirse durante cada 20-24 horas durante los periodos de crecimiento de la raíz, y además, en este caso, la duración del ciclo depende de otros factores externos, tales como la temperatura y aporte de nutrientes. Muchos tipos de células nunca se dividen después de crecer y especializarse en una función determinada. Entre ellas están las neuronas, las células del músculo esquelético y los glóbulos rojos de los mamíferos.

La Interfase

La interfase o fase de crecimiento celular es la etapa más larga de la vida de una célula. Durante esta fase la célula duplica sus componentes y especialmente su material genético, el DNA. La duplicación del DNA solo tiene lugar durante un periodo limitado de la interfase denominado fase S (síntesis de DNA). Debido a ello la interfase se divide en tres periodos: G1 (del inglés gag, espacio vacio o separación), S (síntesis del DNA) y G2.

La fase G1 comienza después de la división celular y es un periodo de crecimiento general y de duplicación de los orgánulos citoplasmáticos. Durante el siguiente periodo S tiene lugar la síntesis de DNA; también tiene lugar la síntesis de histonas y de otras proteínas cromosomáticas, que se unen rápidamente al DNA sintetizado; también se duplican los dos centriolos que forman parte del centrosoma; los dos pares de centriolos permanecen incluidos en un único centrosoma hasta que comienza la división celular. La fase G2 es un periodo de preparación para la puesta en marcha de la mitosis; los cromosomas comienzan el largo proceso de condensación y se ensamblan los microtúbulos del huso mitótico. Durante el periodo S se duplican los dos centriolos

Las células que no se dividen, como las neuronas, permanecen en una fase especial del ciclo celular denominada G0, ya que las células no están preparadas ni preparándose para la fase S.

División celular

La división celular es el proceso por el cual a partir de una célula madre se forman dos células hijas idénticas a la progenitora. Este proceso comprende la mitosis o división del núcleo y la citocinesis o división del citoplasma, y sólo representa un breve periodo del ciclo celular denominado fase M (M de mitosis).

Para que las células hijas obtenidas tras la división celular sean idénticas a la célula madre han de contener la misma información genética. Por ello, el material genético almacenado en el núcleo, el DNA, que se duplica antes de comenzar la división, ha de repartirse por igual entre las células hijas. El mecanismo que hace posible el reparto del material genético en las células eucariotas es la mitosis.

La primera manifestación del comienzo de la división celular es que la cromatina que se encuentra dispersa en la interfase, se condensa progresivamente formando los cromosomas. Dicha condensación es necesaria para la posterior separación de los cromosomas en las células hijas. durante el periodo de mitosis se suprime la síntesis RNA y se reduce el ritmo de síntesis de proteínas.

Aunque la duración del ciclo celular varía mucho de un tipo de célula a otro, en general los periodos S, G2 y M son relativamente constantes en las diferentes células de un organismo (alrededor de 7, 3 y 1 horas respectivamente en células de mamíferos). El periodo más variable es el G1, que puede durar de 2-3 horas hasta días, meses e incluso años.


Inicio del artículo

inicio
El núcleo. Mitosis y meiosis

Capítulo siguiente

articulo posterior
Mitosis

Comparte en:


Citar como:

MENÉNDEZ VALDERREY, J.L.. \"El ciclo celular\". asturnatura.com [en línea] Num. 0, [consultado el 16/12/2018]. Disponible en <https://www.asturnatura.com/articulos/nucleo-mitosis-meiosis/ciclo-celular.php> . ISSN 1887-5068