Esfingolípidos






Temario de Biología

Artículo: Los lípidos

Capítulo anterior: Fosfoglicéridos
Capítulo posterior: Esteroides


Los esfingolípidos son también constituyentes de las membranas de las células animales y vegetales y abundan en el tejido nervioso. Químicamente están constituidos por tres componentes básicos: una molécula de aminoalcohol de cadena larga, la esfingosina (o uno de sus derivados), una molécula de un ácido graso y un grupo de cabeza polar.

La unión entre un ácido graso y la esfingosina da lugar a una ceramida, que es la unidad estructural de los esfingolípidos.


Estructura de una ceramida
Estructura de una ceramida

Se distinguen dos tipos de esfingolípidos que se diferencian en los grupos polares unidos a la ceramida:

  • Esfingomielinas. Son ceramidas que tienen como grupo polar la fosfocolina. Se encuentran en cantidades elevadas en la vaina de mielina que aísla los axones de las neuronas. También son fosfolípidos.

    esfingomielina
    Esfingomielina

  • Glicolípidos. Son ceramidas que tienen como grupo polar un glúcido. Si es un monosacáridos (glucosa o galactosa), se forman los cerebrósidos, y si es un oligosacáridos se forman los gangliósidos.

    Esquema de un cerebrósido
    Esquema de un cerebrósido


Los esfingolípidos son semejantes a los fosfoglicéridos tanto estructural como funcionalmente; es decir, son anfipáticos y en medio acuoso se disponen formando bicapa.

Comparte en:


Síguenos en


Deportes