Arnao, una historia de 390 millones de años



Todos, alguna vez, hemos soñado con la idea de poder viajar en el tiempo. Subirnos en la máquina maravillosa y desplazarnos en unos segundos a lugares que a nosotros se nos antojan fantásticos por distintos motivos: paraísos vírgenes, animales extinguidos... desgraciadamente esto solo es posible en la ficción.

Vista de ArnaoNo obstante, no todo está perdido: aunque no podamos estar físicamente en el pasado, sí podemos reconstruirlo a partir de las evidencias que quedan en la naturaleza, y que no son sino el registro fósil. Merece la pena pararnos a leer el fascinante relato que brota de la propia tierra. Mediante el estudio de estructuras de determinados fósiles se ha llegado a averiguar, por ejemplo, que en el pasado los años duraban 410 días, en lugar de los 365 actuales. Esto se ha podido constatar contando los anillos de crecimiento diario de ejemplares fósiles de corales bien conservados, como los que podemos hallar en la zona de nuestra costa de la que vamos a hablar en este artículo. Este fenómeno de una mayor duración de los días se ha tratado de explicar en función del mayor rozamiento de la atmósfera de la tierra primitiva, mucho más densa que la actual tal y como se ha demostrado a través de investigaciones astronómicas.


Cystiphylloides sp. Coral presente en ArnaoMuchos de los buceadores de nuestro país no hemos buceado nunca en un arrecife de coral, pues ello implica un costoso viaje. Sin embargo, hay un arrecife de coral y otras formaciones con animales formadores de arrecifes que todavía hoy pueden ser visitadas . . . aunque sustituyendo las aletas por unas buenas botas. En el pequeño pueblo de Arnao, en Asturias, un túnel atraviesa lo que hace 370 millones de años era un arrecife de coral, que aún hoy se enfrenta al mar en el que un día vivió. Junto con este arrecife fósil, hay además otras formaciones en las que podemos observar, petrificados, los animales que, si pudiésemos viajar en el tiempo hasta el Devónico veríamos en todo su esplendor bajo las aguas, al igual que hoy vemos a muchos de sus descendientes, con los que es imposible no compararlos. Aclaremos que el Devónico es un periodo geológico que tuvo una duración de 50 millones de años y comenzó hace 410 millones de años.

Los fósiles nos cuentan su historia: la fotografía trata de un ejemplar de coral rugoso, en concreto del género Cystiphylloides sp. y en él se observan varios rejuvenecimientos. Primero el coral crecía hacia arriba, hasta que se ve un estrechamiento: ahí paró de crecer, para posteriormente, con la mejora de las condiciones ambientales, volvió a crecer nuevamente, dando lugar al segundo cáliz, que crece ligeramente hacia la izquierda. Luego se aprecian otros dos rejuvenecimientos y, finalmente, un tercero que cambió la dirección de crecimiento completamente hacia la izquierda. Esto indica un cambio en la corriente del agua (el coral crecía en la dirección en la que le venía el alimento).

Biohermos y biostromos

Según los doctores de la Universidad de Oviedo Arbizu, Méndez-Bedia y Soto, las construcciones coralígenas que se observan en Arnao son de dos tipos: el primero se denomina biohermo por la falta de una estratificacion clara en las rocas que lo componen; tales rocas se formaron a partir de un arrecife construido por animales, en este caso concreto corales. El segundo tipo se llama biostromo, y lo constituyen rocas en las que sí se aprecia una estratificación clara y están formadas por la acumulación de organismos en una cuenca de sedimentación, en este caso también formadores de arrecifes, pero que fueron sedimentados y, con el paso del tiempo, transformados en rocas.

En el acantilado próximo a la localidad de Arnao hay dos construcciones de tipo biostromo, y una de tipo biohermo. Un biostromo es anterior al otro y al biohermo y estos últimos suceden prácticamente al primero en el tiempo. Geológicamente, se habla del biostromo correspondiente a la Formación Aguión, y del biostromo y biohermo de la Formación Moniello. Aclarar que una formación, en Geología, es un grupo de rocas con unas características litológicas comunes, con una edad concreta y con un nombre que procede de la localidad geográfica donde fue definida por primera vez.



Comparte en:


Citar como:

FENÁNDEZ MARTÍNEZ, R.R.. \"Arnao, una historia de 390 millones de años\". asturnatura.com [en línea] Num. 104, [consultado el 16/12/2018]. Disponible en <https://www.asturnatura.com/articulos/arnao/historia.php> . ISSN 1887-5068