Poliquetos. Alimentación



El tipo de alimentación de los poliquetos depende de sus costumbres. Básicamente se pueden catalogar dentro de los siguientes tipos.

Depredadores. Se incluyen aquí miembros de varias familias bentónicas, pelágicas y habitantes de tubos de comportamiento activo. Se alimentan de gran variedad de organismos, incluso otros poliquetos, y suelen tener una faringe evaginable o probóscide con la que capturan a sus presas. Esta faringe se expulsa con rapidez y en su extremo tiene una serie de mandíbulas en ocasiones acopladas a glándulas venenosas; cuando está retraida puede llegar a ocupar varios segmentos corporales. En el caso de Glycera (fig. 1), el animal vive en galerías y detecta sus presas mediante sus antenas, se dirige a ellas con cuidado y las atrapa con su faringe.

Herbívoros, omnívoros y carroñeros. No todos los poliquetos con mandíbulas son depredadores; esta variedad de hábitos se refleja con claridad en el género Nereis (=Hediste), que tiene una faringe también evaginable provista de dos mandíbulas (fig. 2). En este género hay especies herbívoras, que emplean sus mandíbulas para rascar la cobertura algal de la superficie de las rocas, omnívoras, que se alimentan de algas, detritos y otros invertebrados; existen también especies comensales y carnívoras.

Aparato bucal de Glycera

Aparato bucal de Nereis

Sedimentívoros no selectivos. Estos poliquetos se alimentan directamente del sedimento aplicando su faringe sobre el mismo. Arenicola marina es el mejor ejemplo de este tipo de gusanos: vive en galerías con forma de U en las que el agua entra por la abertura del tubo en la que se encuentra el ano y sale por la parte de la boca; el animal ingiere las partículas que llegan a la boca sin seleccionarlas, tanto las orgánicas de las que se alimenta y las inorgánicas. A intervalos el sale de su galería para defecar la materia inorgánica, que expulsa formando unos característicos cordones arenosos.

Rastros alimenticios de Arenicola

 

Surco ciliado para el procesamiento de alimento de un poliquetoSedimentívoros selectivos. Pertenecientes a grupos como los terebélidos o espiónidos, son poliquetos sedentarios tubícolas o excavadores que viven en galerías verticales, se alimentan seleccionando las partículas alimenticias del detritus. El prostomio posee tentáculos largos con epidermis que secreta moco. Los tentáculos reptan sobre el sustrato por medio de cilios y captan detritos que se adhieren al moco formando un bolo alimenticio. Estas partículas son conducidas a la boca por medio de un surco ciliado que forman los tentáculos (fig. 3).

Filtradores. Se trata siempre de poliquetos sedentarios en los que en la cabeza o segmentos posteriores se dispone de estructuras filtradoras. En los gusanos abanico como los espirógrafos o serpúlidos, las radiolas forman una corona que retiene las partículas que lleva en suspensión una corriente que producen los cilios de las mismas (fig. 4). Las partículas recorren el eje de la radiola por un canal ciliado hasta su base a la vez que se produce un proceso de selección de las mismas en función del tamaño, de forma que las más pequeñas circulan por la parte inferior del canal y las más grandes por encima (fig. 5); algunas de ellas se dedican a la formación del tubo y el resto que no son desechadas se dirigen a la boca.

Collar de tubícola

Selección de las partículas alimenticias de un tubícola

Hábito de un tubícola sedentarioOtro filtrador selectivo conocido es Chaetopterus variopedatus, que vive en galerías excavadas en sustratos blandos; su forma alimenticia ha llevado a este poliqueto a realizar una serie de modificaciones anatómicas bastante características. El segmento 12 tiene unos notopodios con forma de ala bastante largos y los 14, 15 y 16 se encuentran fusionados, formando una especie de pistones ajustados a la pared del tubo. El agua entra en el tubo por la parte anterior gracias a los movimientos de los segmentos que funcionan como pistones y es filtrada por una pelicula mucosa existente entre los notopodios aliformes, que poseen un epitelio glanduloso. En esta película mucosa quedan retenidas las partículas alimenticias; va cobrando forma de saco a medida que crece ayudada por una copa alimentaria o cúpula dorsal que va juntando varios sacos. Cuando se juntan varios sacos se acaba formando un bola que es desplazada por la copa alimentaria a un surco ciliado que conduce la bola hacia la boca.

Chaetopteris

El aparato digestivo de los poliquetos es bastante simple. Consta de un tubo recto que va de boca a ano en el que generalmente esófago, estómago e intestino sólo se diferencian histológicamente al no existir ninguna estructura diferencial propia de cada zona. La única zona diferenciable es la faringe, que como hemos visto anteriormente se puede evaginar para alimentarse. Algunas especies presentan un par de ciegos que vierten a la zona esofágica enzimas digestivos.



Comparte en:


Citar como:

MENÉNDEZ VALDERREY, J.L.. \"Poliquetos. Alimentación\". asturnatura.com [en línea] Num. 60, [consultado el 14/12/2018]. Disponible en <https://www.asturnatura.com/articulos/anelidos/alimentacion.php> . ISSN 1887-5068