Origen de las especies invasoras



Son muchas las regiones de las que llegan al Cantábrico especies que acaban originando invasiones. Como comentamos anteriormente, la acción del hombre está produciendo una homogenización de la flora y fauna mundial, ya que la introducción de nuevas especies acaban produciendo la extinción de muchas de las especies, en especial en aquellos ecosistemas más susceptibles, como ocurre en el caso de las islas.

A la Península Ibérica han llegado especies de la mayor parte del mundo por numerosas vías que en ocasiones parecen inimaginables. En la figura siguiente vemos cuáles son los principales lugares de origen.

Mapa que muestra los principales origenes de las especies invasoras del Cantabrico

  1. El sudeste asiático (Japón, Corea, el SE de China), es quizás la zona que ha aportado la mayor parte de las especies y las más invasivas. De esta zona proviene el sargazo (Sargassum muticum), el wakame (Undaria pinnatifida), la ostra portuguesa (Crassostrea gigas), Codium fragile subsp. tomentosoides y Bonnemaisonia hamifera.
  2. De Australia y Nueva Zelanda nos ha llegado una de las más conocidas especies de algas, Asparagopsis armata y su esporofito Falkenbergia rufolanosa.
  3. De Sudáfrica han llegado plantas colonizadoras de dunas del litoral como la uña de gato (Cotula coronopifolia) que ha colonizado muchas dunas y arenales litorales.
  4. De América del norte han alcanzado nuestras costas el alga parda Colpomenia peregrina y el gasterópodo Crepidula fornicata, que causa grandes daños a los cultivos de mejillones y ostras.

Las vías por las que se han introducido son las que a continuación citamos:
Undaria pinnatifida

  1. El vector más importante de introducción han sido los cultivos, ya sea de la propia especie, como ha ocurrido con Undaria pinnatifida (foto derecha © Francisco Arenas) o con Crassostrea gigas, las cuales consiguieron crecer fuera de los cultivos e iniciar así la invasión, o son introducidas accidentalmente junto con otra especie que se desea cultivar. Éste último caso es el más general; así, con cultivos de ostra americana (Crassostrea virginica) alcanzó Europa el alga Colpomenia peregrina, y con otras ostras lo hicieron Asparagopsis armata, Bonnemaisonia hamifera y Crepidula fornicata.
  2. Otra importante vía de introducción es el agua de sentinas: cuando esta agua se carga, si no es correctamente filtrada, permanecen en ella esporas o propágulos de diferentes especies, que son liberadas en el lugar donde se expulsa el agua. Así ha sido la forma por la que el sargazo (Sargassum muticum) ha alcanzado las costas europeas. Se ha estimado que cada día cruzan el océano en grandes buques unas 7000 especies, de las cuales sólo una pequeña parte son capaces de establecerse.
  3. Pegadas al casco de los barcos se han introducido Codium fragile subsp. tomentosoides y Undaria pinnatifida, que aunque haya sido introducida en Europa con cultivos de ostras, dentro del continente presenta esta vía de dispersión.
  4. La jardinería o la restauración ambiental ha sido también el motivo de introducción de especies, como la uña de gato o Carpobrotus acinaciformis, el cual se introdujo desde Sudáfrica para estabilizar suelos terrazas y de sistemas arenosos litorales, a la vez que se empleaba en parterres costeros.

Una vez que la larga distancia es salvada, se sirven de sus ventajas (elevada fertilidad, recursos disponibles y ausencia de enemigos) para comenzar a colonizar nuevas zonas; de esta forma, el sargazo colonizó la mayor parte de la costa europea en pocos años debido a su alta fertilidad y capacidad dispersiva.




Comparte en:


Citar como:

MENÉNDEZ VALDERREY, J.L.. \"Origen de las especies invasoras\". asturnatura.com [en línea] Num. 102, [consultado el 17/12/2018]. Disponible en <https://www.asturnatura.com/articulos/aliens/origen.php> . ISSN 1887-5068