saltar al contenido principal
mi asturnatura
Naturaleza, flora y fauna
 
 

Las plantas. Hojas



Morfología de la hoja

Se llama limbo foliar a la lámina verde (en las gramíneas el limbo recibe el nombre de lámina). La cara superior se llama haz y la inferior envés.

El limbo puede ser de una pieza, en cuyo caso se dice de la hoja que es simple, o formado por segmentos separados, lo que hace a la hoja compuesta. En una hoja simple siempre aparece una yema en su axila, pero falta en los foliolos de la hoja compuesta, lo que ayuda a su diferenciación.

Morfología de las hojas
Morfología de las hojas. Hoja simple y compuesta.



Disposición de la hoja

Es importante atender a la disposición de las hojas en el tallo, ya que permite diferenciar especies próximas entre si. Los principales tipos de disposición son:

Alternas: se suceden a cada lado del tallo (a).
Opuestas: dos hojas en cada nudo, enfrentadas (b).
Opuestas y decusadas: las dos hojas de cada nudo forman una cruz con las hojas del nudo adyacente (c). Si están en el mismo ángulo se dice que son opuestas dísticas (h).
Verticiladas: hojas dispuestas en verticilos, es decir, que salen más de dos hojas en cada nudo del tallo, en disposición radial (d).
Fasciculadas: hojas que se disponen formando hacecillos en el tallo (e).
Falsos verticilos (f).
En roseta basal (g).
Imbricadas: hojas dispuestas muy próximas de tal forma que llegan a solaparse por los bordes como las tejas de un tejado (i).
Espiraladas (j).

Disposición de las hojas
Disposición de las hojas en la planta.



Tipos de hojas simples

Los principales tipos de hojas simples son los siguientes:

Acicular: lámina larga y muy delgada, puntiaguda, como la que presentan los pinos (a y b).
Cordiforme: lámina con forma de corazón, con la base más ancha (t).
Deltoidea: lámina con forma de la letra griega delta (m).
Elíptica: lámina de forma oval, con la máxima anchura en el centro de la lámina, pero con los extremos agudos (f).
Ensiforme: lámina con forma de espada, de bordes paralelos y finalizada en punta (v).
Espatulada: lámina en forma de espátula o chuchara (q).
Falciforme o falcada: lámina con aspecto de hoz.
Flabelada: lámina con forma de abanico (r).
Hastada: lámina más o menos puntiaguda, con dos lóbulos divergentes en la base.
Lanceolada: lámina estrechamente ovada y apuntada en los extremos (h).
Linguiforme: lámina con forma de lengua (y).
Linear: lámina muy estrecha y larga, de bordes más o menos paralelos (d).
Lunular: lámina con forma de media luna (x).
Obcordiforme: lámina en forma de corazón, con la parte más ancha en el ápice (u).
Oblanceolada: lámina lanceolada pero con la parte ancha en el ápice.
Oblata: lámina orbicular pero ligeramente achatada (s).
Oblonga: lámina mucho más larga que ancha. (e)
Obovada: lámina con forma de huevo, pero con la parte ancha en la zona apical (g, k).
Orbicular: lámina de forma más o menos circular (o).
Ovada: lámina con forma de huevo, estando la parte más ancha en la base (i).
Peltada: lámina más o menos circular y aplastada, con el peciolo inserto en el centro del limbo.
Reniforme: lámina con aspecto de riñón (n).
Romboidal: lámina con forma de rombo (l).
Sagitada: lámina en forma de flecha, alargada, puntiaguda, con dos lóbulos basales más o menos divergentes.
Subulada: lámina estrechada en el ápice progresivamente de forma que finaliza en una fina punta (c).
Triangular: lámina de forma triangular.
Zarcillo: es la parte del peciolo, lámina o rama modificada para enrollarse al contactar con un objeto.

Forma de las hojas
Principales tipos de hojas simples



Tipos de hojas según el margen

Las hojas poseen diferentes tipos de márgen; los más importantes son:

Aserrado o serrado: margen de la hoja con dientes agudos apuntando claramente hacia el ápice, con los bordes de los dientes de distinta longitud, como los dientes de una sierra (d).
Anguloso (l).
Bipartido: margen de la lámina dividida en dos partes por una hendidura que no supera la mitad de la longitud de la lámina (y).
Ciliado: margen de la hoja provisto de pequeños y finos pelos o cilios (m).
Crenado o festoneado: margen festoneado (e').
Crenulado: margen festoneado con pequeños festones (e'').
Crespado: margen de la hoja rizado (h).
Dentado: margen de la hoja con dientes redondeados o agudos apuntados directamente hacia el exterior, de bordes cóncavos o rectos y de igual longitud.
Denticulado: margen dentado, pero con los dientes diminutos (c).
Entero: margen que no aparece ni dividido ni recortado en forma alguna (a).
Eroso: margen con dientes no uniformes o pequeñas sinuosidades poco profundas y desiguales (i).
Espinoso: margen provisto de dientes punzantes (g).
Fimbriado: margen dividido en finas fimbrías o lacinias finas; aparece especialmente en el margen de los pétalos (v).
Inciso: margen regularmente recortado por incisiones agudas y profundas (k).
Lacerado: margen dividido desigual y más o menos profundamente (t).
Laciniado: margen dividido en segmentos profundos y anchos que llegan hasta el nervio medio o hasta sus cercanías (r).
Lirado: margen de la hoja con forma de lira o laúd (q).
Lobulado: margen recortado o lóbulos o gajos cuya profundidad alcanza de 1/8 a 1/4 de la mitad del limbo.
Palmatífido: margen de una hoja de nerviación palmeada con segmentos cuya hendidura alcanzan como máximo la mitad del semilimbo, sin alcanzar el nervio medio de la hoja.
Palmatipartido: margen de la hoja de nerviación palmeada con los segmentos cuyas hendiduras sobrepasan la mitad del semilimbo sin alcanzar el nervio medio (o'').
Palmatisecto: margen de la hoja de nerviación pinnada con segmentos cuyas hendiduras llegan como mucho a la mitad del semilimbo.
Panduriforme: margen de una hoja alargada y con una ceñidura en el medio o cerca de la base (x).
Pectinado: margen de la hoja con prolongaciones que recuerdan a un peine (j).
Pedado: margen con dos segmentos laterales divididos de forma no palmeada (s).
Pinnatipartido: margen de la hoja de nerviación pinnada con las hendiduras que sobrepasan la mitad del semilimbo sin alcanzar el nervio medio.
Pinnatisecto: margen de la hoja de nerviación pinnada con segmentos cuyas hendiduras alcanzan el nervio medio de la hoja (n'', u: bipinnatisecto).
Revoluto: margen de la hoja encorvado sobre el envés de la misma.
Runcinado: margen con lóbulos arqueados hacia la base (p).
Serrulado: margen de la hoja aserrado, pero con los dientes muy pequeños (d'').
Sinuado: margen de la hoja con senos poco profundos (f).
Undulado: margen de la hoja formado por ondas (b).

Forma de las hojas
Principales tipos de hojas según su margen



Tipos de hojas según el ápice

Según el ápice de las hojas es posible clasificarlas en:

Acuminado: ápice finalizado en una puntilla (c).
Agudo: ápice en el que los bordes forman un ángulo agudo (h).
Apiculado: provisto de un apículo, una pequeña punta (e).
Aristado: ápice que se prolonga en una arista, una extremidad larga, tiesa y delgada (b).
Caudado: ápice prolongado en una especie de cola, es decir, un apéndice más ancho en la base que en el extremo superior y ligeramente curvado (d).
Cirroso: ápice de la hoja más menos fino y retorcido (q).
Cuspidado: ápice que remata de una forma no brusca en una punta o cúspide (p).
Emarginado: ápice con una muesca o entalladura apenas profunda (m).
Escindido: ápice hendido en dos gajos (s).
Escotado: ápice con una muesca o entalladura más o menos profunda.
Espinoso: ápice finalizado en una espina (t).
Ganchudo: ápice con una prolongación con forma de gancho (o).
Mucronado: ápice que remata en un mucrón, una punta corta, de forma súbita (f).
Mucronulado: ápice que finaliza en un pequeño mucrón (g).
Obcordado: con forma de corazón invertido (n).
Obtuso: ápice con los bordes de la hoja formando un ángulo obtuso (i).
Premorso: ápice truncado y con dientes irregulares (r).
Redondeado: ápice con forma de semicírculo (j).
Retuso: ápice ligeramente escotado (l).
Subulado: ápice con forma de lezna (a).
Truncado: hoja que remata en un borde o en plano transverso, con si hubiera sido cortado (k).

Forma de las hojas
Principales tipos de hojas según su ápice



Tipos de hojas según su base

Según la base de las hojas es posible clasificarlas en:

Aguda: base en la que los bordes forman un ángulo agudo.
Amplexicaule: hoja sin peciolo que rodea el tallo (k).
Atenuada: base que se va estrechando paulatinamente hacia la base (a).
Auriculada: provista de aurículas, unos apéndices generalmente redondeados (i).
Cordada: con forma de corazón (f).
Cuneada: con forma de cuña, de bordes rectos y convergentes (b).
Decurrente: hoja con la base escurrida sobre el tallo (m).
Envainadora: base que rodea ampliamente el tallo formando una vaina (j).
Hastada: con forma de punta de pica o alabarda (g).
Oblicua: el extremo de los semilimbos no alcanza el mismo punto en el peciolo. Son hojas asimétricas (e).
Peciolada: hoja con peciolo (o).
Perfoliada: base que circunda totalmente al tallo, pero con los bordes unidos en una sóla pieza (l).
Redondeada: con aspecto de semicírculo (c).
Sagitada: con forma de flecha (h).
Sentada: hoja sésil, sin peciolo (n).
Truncada: base de la hoja que remata en un borde o en un plano transverso como si hubiese sido cortado (d).

Forma de las hojas
Principales tipos de hojas según su base



Tipos de pilosidad de las plantas

Muchas veces las hojas, pero también el resto de la planta, están cubiertas de una pilosidad que debe conocerse para identificar la planta. Los principales tipos de pilosidad son:

Aracnoide: cubierta con pelos enredados que le dan un aspecto de tela de araña.
Canescente: cubierta de pelos grisáceos.
Ciliado: con pelos marginales finos.
Flocoso: cubierto con matas irregulares de pelos ligeramente enredados.
Glabrescente: planta que con la edad se vuelve glabra o casi.
Glabro: desprovisto de pelos.
Glauco: superficie provista de una tonalidad verde azulada.
Glandular: cubierto de glándulas o pequeñas estructuras secretoras.
Hirsuto: cubierto con pelos rígidos.
Lanoso: cubierto de pelos que le dan aspecto de lana.
Piloso: cubierto con pelos claramente diferenciados y esparcidos.
Puberulento: finamente pubescente.
Pubescente: cubierto con pelos flexibles, suaves y cortos.
Escabro: superficie áspera.
Seríceo: provisto de pelos dirigidos al mismo lugar de aspecto sedoso.
Estrellado: cubierto pelos que se ramifican a modo de estrella.
Estrigoso: cubierto con pelos adpresos rígidos que apuntan en la misma dirección.
Tomentoso: cubierto con pelos densamente agrupados.

Pilosidad de las plantas
Principales tipos de pilosidad de las plantas








Compartir en Facebook Compartir en Meneame Síguenos en RSS





© asturnatura.com  ® asturnaturaDB, 2004 - 2014
Última actualización 20/10/2014

Síguenos en Facebook   |    Seguir a asturnatura en Twitter     |    Síguenos en Google+    |    RSS disponible

nosotros   |    contacto   |    aviso legal