saltar al contenido principal
mi asturnatura
Naturaleza, flora y fauna
 
  [  contacto  |  mapa web  |  accesibilidad  ]  
 

Bufones de Arenillas y Santiuste

Estado de protección: Monumentos Naturales (Arenillas Decreto 143/2001; Santiuste Decreto 141/2001).

Tipo de zona: acantilados, bufones.

Localización: concejo de Llanes (Asturias). Bufones de Arenillas: entre la desembocadura del río Purón y el Pozo Salmoria, en las proximidades de Vidiago. Bufones de Santiuste: a casi dos km de La Franca y tres de Buelna.

Superficie: Bufones de Arenillas 17 ha y Santiuste 3.32 ha.

Accesos: por la N – 634 a Puertas de Vidiago el Bufón de Arenillas y a Buelna el de Santiuste.

Geología: modelado cárstico, bufones.

Vegetación característica: vegetación de prados, acantilados, encinas, laures y acebuches.

Fauna característica: gaviotas, cormoranes, algunas garcetas y paiños y paseriformes procedentes de los prados cercanos.

Campo de bufones   Campo de bufones

Historia

Ya de antiguo estas formación llamaron la atención del hombre del neolítico: cuatro cráneos humanos, restos de fauna, cerámicas con decoración incisa y un punzón de cobre presuponen la utilización de los bufones con fines funerarios. Cuenta una leyenda de la zona de Vidiago que era el Cuélebre (una gran serpiente con alas que protege tesoros) quien producía esos rugidos y bufonazos entre la neblina; un día atrajo la atención de una doncella que vivía en un castillo cercano y paseaba por la costa; al verlo, la neblina se tornó un apuesto hombre y abrazados fueron sorprendidos por el padre que los arrojó al fondo del acantilado preso de furia, formándose el bufón de esta forma. Han captado la atención de numerosos poetas, que los describen en maravillosos versos.

Los bufones marinos le rinden homenaje
de sus frémitos hondos en un coro salvaje.
¿No los oyes, doncella la de blondo cabello,
que en la noche medrosa te abrazas a mi cuello?
Son Santiuste y Vidiago, son San Martín y Pría:
el Dios del trueno truena encima de Tronía.


Celso Amieva, Cosas de Tor

Situación

En el concejo de Llanes existen numerosos campos de bufones. Aquí describimos los más grandes, que además se han declarado monumentos naturales. Están situados en acantilados, a los que se llega por caminos que parten de las localidades antes mencionadas. El bufón de Arenillas se encuentra una franja costera de algo más de un kilómetro, en la que hay una docena de bufones de tamaños variados; se llega por una senda de casi un kilómetro desde la localidad de Vidiago. El bufón de Santiuste, cerca del castro del mismo nombre, se alcanza caminando unos 500 m desde un aparcamiento a 3 km de Buelna. Existen además de estos dos campos otros en el concejo de Llanes (gracias a la morfología cárstica de la rasa entre Llanes y Unquera), como son los de Llames de Pría (el mayor de todos y de donde se han tomado las fotos), el de San Antonio, Portiellu y Ballota.

Geología

Lapiaz costeroLos bufones son formaciones geológicas de interés notable: básicamente son chimeneas abiertas en la costa en comunicación con simas marinas. El bufón de Arenillas, formado en calizas de la formación Picos de Europa, y el de Santiuste, sobre caliza de Montaña, comenzaron su formación con la erosión superficial por medio del agua de lluvia que, en zonas de factura o planos de estratificación de estas calizas, formó agujeros verticales o chimeneas que ponían en comunicación la superficie con la base del acantilado. El mar, a su vez, creó una cámara en la base del mismo que comunicaba con el agujero que llega a la superficie.

De esta forma, la llegada de una ola a la cámara comprime el aire que tiene y sale por el agujero a presión, emitiendo un sonido característico o bufido. Si además el mar está malo, las olas, que rompen con fuerza en el acantilado, entran a presión por el agujero, saliendo entonces por el agujero agua a presión, pulverizada, formando un surtidor que puede llegar a medir entre 20 y 40 m, pudiendo expulsar también restos de algas, piedras, arena, que quedan alrededor del surtidor (se recomienda observarlos de lejos en época de mal tiempo, ya que son extremadamente peligrosos, y sobre todo no asomarse a las chimeneas en pleamar o temporal, ya que se han producido muertes) y emitiendo un bufido que se puede oír a varios kilómetros de distancia, siendo un espectáculo digno de admiración. Los bufones no aparecen de forma solitaria, sino que generalmente forman campos de varios de diversa potencia cada uno.

Vegetación

Está formada principalmente por las comunidades características de acantilados, como Armeria maritima, Crithmum maritimum, Daucus carota, Limonium binervosum y Plantago maritima, que pueden crecer en el borde del acantilado o rodeando los bufones debido al agua salada que expulsan y cae a su alrededor. En las zonas cercanas existen prados de siega (principalmente Agrostis sp, Festuca rubra y Molinea cerulea), a veces cultivos de maíz, y en las zonas menos adecuadas se desarrollan matorrales, principalmente tojales (Ulex europaeus y Genista hispanica subsp. occidentalis), con la presencia espontánea de laureles, encinas que crecen directamente de la roca, y acebuches, que tienenimportante interés botánico.

Fauna

Existen principalmente aves de zonas litorales, como gaviotas y cormoranes (Phalacrocorax sp), y otras especies de paseriformes como el colirrojo tizón (Phoenicurus ochrurus), la tarabilla (Saxicola torcuata) y carboneros. Es posible observar criando el paíño común (Hydrobates pelagicus), el cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis) y en Santiuste la garceta común (Egretta garzetta), que tiene aquí la única colonia de Asturias. El cormorán moñudo, el paíño atlántico, el halcón peregrino y el alimoche común son aves protegidas que podremos observar en las cercanías de los bufones.

 







© asturnatura.com  ® asturnaturaDB, 2004 - 2018
Última actualización 12/11/2018

Síguenos en Facebook   |    Seguir a asturnatura en Twitter     |    Síguenos en Google+    |    RSS disponible

nosotros   |    contacto   |    aviso legal