saltar al contenido principal
mi asturnatura
Naturaleza, flora y fauna
 
inicio > lecciones de ciencias naturales > los insectos > morfología interna; excrección y sistema nervioso
 

Los Insectos. Morfología interna. Excrección y sistema nervioso.



Sistema excretor

Los insectos, y también los arácnidos, presenta un sistema excretor y osmoregulador formado por los llamados Tubos de Malpighi que operan en conjunción con glándulas especializadas en la pared del recto. Estos tubos, que aparecen en número variable, son finos, elásticos, ciegos y están fijados entre el intestino medio y el posterior; su extremo libre se encuentra en la cavidad del cuerpo, en el hemocele, bañado por la hemolinfa.

El mecanismo para formar orina gracias a estos tubos es bastante eficaz y depende de la secreción activa de potasio en el interior de los mismos. Esta secreción primaria de iones aumenta el flujo de agua produciendo un fluido rico en potasio. Otros solutos y sustancias de desecho también se secretan o difunden en el interior del túbulo. La sustancia de desecho predominante es el ácido úrico, insoluble en agua; este ácido entra por el final superior del tubo, donde el pH es ligeramente alcalino en forma de potasio soluble y sales de urato; a medida que circula por el interior del tubo, el potasio se combina con dióxido de carbono y se reabsorbe como bicarbonato de potasio, el pH se acidifica y el ácido úrico insoluble precipita. Este ácido úrico pasa al intestino posterior, donde las glándulas rectales absorben el resto de sodio y potasio, también agua, y se expulsan los desechos.

Este sistema es muy importante ya que permite a los insectos colonizar ecosistemas desérticos, ya que reabsorbe casi todo el agua en el recto para volver a emplearlo y produce unos excrementos secos de orina y heces.

Sistema excretor de un insecto
Sistema excretor de un insecto modelo.



Sistema nervioso

El sistema nervioso de los insectos recuerda en general al de los grandes crustaceos por su tendencia a la fusión de glanglios; algunos insectos presentan incluso una fibra nerviosa gigante. Existen células neurosecretoras localizadas en varias partes del cerebro con función endrocina, pero, excepto por su función en la metamorfosis, apenas se conoce su actividad.

Sistema nervioso de un insecto

Sistema nervioso de un insecto modelo.



Sistema excretor de un insecto
Sistema nervioso de un insecto modelo.



Los órganos de los sentidos son principalmente microscópicos y se localizan por la superficie de la pared del cuerpo. Cada tipo de órgano responde a estímulos específicos.

Mecanorecepción

Los estímulos mecánicos (tacto, presión, vibración), se detectan mediante sensilias, que puede ser algo tan simple como una seda o pelo conectado a un nervio justo bajo la cutícula o ser un órgano más complejo, formado por células sensoriales cuyos extremos están fijados a la pared del cuerpo. Estos órganos aparecen por las antenas, patas y también el cuerpo.

mecanoreceptor de un insecto
Mecanoreceptor típico de un insecto modelo.



Audición

Los sonidos se detectan mediante sedas muy sensitivas u órganos timpánicos, en los cuales existe una membrana timpánica sensible a vibraciones; estos órganos se encuentran en algunos ortópteros, homópteros y lepidópteros. Pueden encontrarse también en las patas y sirven para detectar vibraciones en el suelo.

Quimiorecepción

Los quimioreceptores son generalmente agrupaciones de células situadas en zonas sensoriales, generalmente en las piezas bucales, pero en las hormigas, abejas y saltamontes también en las antenas, y en las moscas y mariposas incluso en las patas. Es un sentido muy importante, ya que pueden detectar olores desde kilómetros; en el caso de las feromonas, es interesante ya que permite comportamientos de apareamiento o selección del hábitat.

Quimioreceptor de un insecto
Quimioreceptor típico de un insecto modelo.



Visión

Los ojos de los insectos son de dos tipos, simples o compuestos. Los primeros se encuentran en nifas, larvas y en algunos adultos. La mayoría de los insectos presentan tres ocelos en la cabeza; las abejas quizás los utilicen para detectar la intensidad de la luz pero no para formar imágenes.

Los ojos compuestos pueden ocupar una gran extensión en la cabeza. Están formados por miles de unidades llamadas osmatidios, de estructura similar al de los crustáceos.Aunque algunos insectos pueden ver colores, la mayor parte se encuentra en el rango ultravioleta.

ocelo de un insecto
Ocelo típico de un insecto modelo.



Osmatidio de un insecto
Osmatidio típico de un insecto modelo.











Compartir en Facebook Compartir en Meneame Síguenos en RSS





© asturnatura.com  ® asturnaturaDB, 2004 - 2014
Última actualización 20/10/2014

Síguenos en Facebook   |    Seguir a asturnatura en Twitter     |    Síguenos en Google+    |    RSS disponible

nosotros   |    contacto   |    aviso legal