saltar al contenido principal
mi asturnatura
Naturaleza, flora y fauna
 
 

Arácnidos. Ácaros



Introducción

Los ácaros son sin duda el grupo de arácnidos que tiene más importancia médica y económica. Exceden con sobra al resto de órdenes de arácnidos tanto en individuos como en número de especies; aunque se han descrito unas 30.000 especies, se estima que puede haber entre 500.000 y un millón. Cientos de individuos de muchas especies pueden encontrarse en un pequeño trozo de humus de bosque. Aparecen tanto en medios terrestres como acuáticos, extendiéndose incluso en regiones inhóspitas como desiertos y zonas polares. Muchos ácaros son parásitos durante uno o más estadíos de su ciclo vital, incluso del ser humano, en el que producen muchas enfermedades.

La mayor parte de los ácaros alcanzan 1 mm o menos de tamaño. Las garrapatas alcanzan los 3 cm de lontigud cuando tienen el cuerpo totalmente distendido.

Morfología

Los ácaros se diferencian morfológicamente de otros grupos de arácnidos en que tienen el cefalotórax y el abdomen completamente fusionados, sin signos externos de separación. Presentan las piezas bucales en una pequeña proyección anterior llamada capitulum, que presenta principalmente los apéndices alimenticios que rodean la boca; a cada lado de la boca se encuentran los quelíceros, cuya forma y función difiere entre las familias; a cada lado de los quelíceros se encuentran los pedipalpos. Las bases de los pedipalpos se fusionan para formar el hipostoma, mientras que el rostro o tectum se extiende sobre la boca. Aparte del capitulum, el resto del cuerpo se conoce como idiosoma.

Las patas están formadas por seis segmentos (coxa, trocanter, fémur, gena, tibia y el tarso apical), pero muchos de estos pueden estar fusionados o subdivididos. Un segmento terminal está normalmente modificado para desarrollar una garra y un empodium o tan sólo uno de ellos. El último puede aparecer a modo de pluma o de ventosa. Las patas delanteras presentan muchos más órganos sensoriales que las restantes, y en las garrapatas presentan incluso un grupo de órganos sensoriales, llamado órgano de Haller. Los adultos presentan normalmente cuatro pares de patas, aunque puede haber sólo de uno a tres según el grado de especialización.

Morfología de los ácaros
Morfología de un ácaro típico





Reproducción

Muchos ácaros transfieren el esperma directamente, pero muchas ya emplean el espermatóforo. Del huevo surge una larva con seis patas que se transforma en una ninfa con ocho patas de la que ya se desarrolla el adulto.

La respiración normalmente se produce a través de unas aberturas externas llamadas estigmas, localizadas en varias partes del cuerpo, en posición dorsal, ventral, o incluso ocultas; pueden no existir y respirar a través de la cutícula.

Las patas están formadas por seis segmentos (coxa, trocanter, fémur, gena, tibia y el tarso apical), pero muchos de estos pueden estar fusionados o subdivididos. Un segmento terminal está normalmente modificado para desarrollar una garra y un empodium o tan sólo uno de ellos. El último puede aparecer a modo de pluma o de ventosa. Las patas delanteras presentan muchos más órganos sensoriales que las restantes, y en las garrapatas presentan incluso un grupo de órganos sensoriales, llamado órgano de Haller.

Alergias

Los excrementos de los ácaros y los ácaros muertos son los factores desencadenantes más comunes de la alergia perenne y de los síntomas del asma; se dispersan en un polvo fino que es inhalado por los habitantes del recinto donde se encuentran. Los ácaros del polvo, que son los que se hallan en los entornos domésticos, se encuentran por toda la casa. En las habitaciones los ácaros se alimentan de escamas de piel humana o animal. Una persona desprende un total aproximado de un gramo de piel al día. Los ácaros abundan en colchones, mantas, almohadas, brakets y sofás, ya que son dermatófagos. Se desenvuelven en condiciones óptimas con temperaturas superiores a 20 °C y humedades comprendidas entre el 70 y el 80 por ciento. En altitudes superiores a los 1.100 m sobre el nivel del mar los ácaros dejan de tener buenas condiciones de vida, A raíz de esto, las regiones montañosas son consideradas como lugares para combatir las alergias y el asma.

Viven entre dos y tres meses, en los cuales realizan una o dos puestas de huevos, las cuales suelen contener entre 20 y 40 huevos. Los periodos más propicios para la reproducción son la primavera y el otoño.

Los síntomas de la alergia a los ácaros del polvo pueden incluir congestión o goteo de la nariz con estornudos (particularmente en la mañana), picazón y lagrimeo de los ojos, tos, silbido al respirar y enrojecimiento de la piel.

Clasificación

La taxonomía de los ácaros es compleja actualmente existen debates en cómo organizar el grupo. De manera tradicional, los ácaros han sido considerados un orden de la clase arácnidos, pero en la mayoría de los estudios recientes, los ácaros se consideran una subclase, tal como aquí se representa, que puede dividirse en tres superórdenes que incluyen diversos órdenes.

Acariformes

Los acariformes, también llamados Actinotrichida, es el más diverso de los superórdenes de ácaros, ya que agrupa a unas 32.000 especies en unas 350 familias; se estima que puede haber casi un millón de especies de ácaros todavía no descritas.

Otodectes
Otodectes, ácaro que aparece en las orejas de muchos mamíferos





Estos ácaros tienen desarrollo anamórfico, por lo que los segmentos corporales se añaden tras cada muda. Además, previo a la muda, las patas del siguiente estadío se forman dentro del cuerpo en lugar de dentro de la exuvia de las patas del año anterior. Muchas de las características que se emplean para la determinación de las especies se encuentra en las sedas, que presentan un estrato de quitina birrefringente si se observa con luz polarizada. Entre estas sedas se encuentran unas llamadas tricobotrios, sensibles a las vibraciones y corrientes de aire, que no aparecen en otros grupos de ácaros.

Su cuerpo está dividido en dos tagmas mediante la separación situada entre el segundo y el tercer par de patas; el tagma delantero se llama proterosma y el posterior histerosoma.

Estos ácaros se dividen en dos claros principales, Sarcoptiformes y Trombidiformes. Los primeros se alimentan de comida sólida, siendo principalmente microherbívoros, fungívoros y detritívoros. Algunos de ellos, los pertenecientes al orden Astigmata, están asociados a vertebrados y a algunos insectos. Se incluyen en este grupo los bien conocidos ácaros del polvo, de las plumas y similares. Los segundos tienen importancia por producir plagas de gran impacto económico al ser parásitos de muchos vegetales en su mayor parte.

Parasitiformes

Los parasitiformes son un superorden de ácaros, muchos de gran importancia económica. En este grupo aparecen especies parásitas, como las garrapatas, pero no todas las especies viven de esta forma; así, unas 10.000 especies del suborden Mesostigmata son predadores, viviendo en el suelo, en madera en putrefacción, excrementos, nidos o en las casas; algunas pocas especies se alimentan de polen o de hongos. Otros se alimentan de otros parásitos, por lo que son empleados como control biológico.

Ixodes ricinus
Ixodes ricinus, una de las más típicas garrapatas





En su cuerpo las patas presentan las coxas libres y la abertura anal cubierta por un par de placas. El cuerpo aparece dividido en dos tagmas: el anterior o gnatosoma o también llamado capítulo está rodeado por un anillo esclerotizado y ahí es donde se encuentran los quelíceros y los palpos. El resto del cuerpo es llamado idiosoma y está formado por dos partes más o menos diferenciables, el podosoma, que presenta las cuatro patas marchadoras, y el opistosoma, con forma de saco.





Compartir en Facebook Compartir en Meneame Síguenos en RSS





© asturnatura.com  ® asturnaturaDB, 2004 - 2014
Última actualización 26/10/2014

Síguenos en Facebook   |    Seguir a asturnatura en Twitter     |    Síguenos en Google+    |    RSS disponible

nosotros   |    contacto   |    aviso legal