saltar al contenido principal
mi asturnatura
Naturaleza, flora y fauna
 
 

Ecología de las esponjas

Las esponjas son animales acuáticos, la mayoría marinas, que tienen un importante papel en los ecosistemas en los que viven, aunque, en comparación con otros grupos, no se conozcan muchos aspectos de su ecología. Son todos organismos sésiles, y en muchas ocasiones son el grupo dominante. Organizan su vida alrededor de un sistema de canales internos que usan para alimentarse, reproducirse y expulsar los productos de desecho.

La corriente de agua que fluye por su interior proporciona a las células oxígeno y alimento, para lo cual tienen un sistema de bombeo eficiente; se ha calculado que una esponja de 10 cm de altura y 1 de diámetro es capaz de bombear 22.5 l de agua diarios, que puede regular con la apertura o cierre del ósculo terminal, lo que las convierte en organismos realmente activos. Muchas esponjas pueden tener bioritmos de bombeo, ya sean determinados por el día y la noche, o incluso en caso de una lluvia intensa que baje la salinidad del agua, puede producir la parada completa del bombeo.

Muchas esponjas pueden tener organismos simbiontes, al igual que muchas anémomas; algunas esponjas tienen zooxantelas, que confieren tonos amarillentos a la esponja, pero lo más frecuente son las algas verdeazuladas (cianofíceas), que se encuentran en el mesohilo o en el interior de amebocitos (fotografía inferior, cadena de cianofíceas, Oscillatoria spongeliae, en el mesohilo de Dysidea. © Louis de Vos, Biodic).

Oscillatoria spongeliae

Estas algas pueden constituir más del 30% de biomasa en una esponja, y lógicamente, las algas están en la parte más externa del cuerpo, donde se recibe más luz. Las algas proporcionan el exceso de sus productos fotosintéticos a cambio de la protección que encuentran en su interior, y la esponja los metaboliza en forma de glicerol; algunas especies de esponja que viven en arrecifes obtienen casi el 80% de sus necesidades energéticas de esta forma.

Las esponjas tienen gran cantidad de predadores; hay muchas esponjas que producen sustancias tóxicas para evitar ser consumidas o desarrollan un esqueleto de espículas superficial para ello. Sin embargo son muchas las especies de peces y moluscos que se alimentan de ellas. Es conocida la dependencia que muestran especies de nudibranquios hacia determinadas esponjas, como la que tiene la vaquita suiza, Discodoris atromaculata, y Petrosia ficiformis (fotografía derecha, © Pablo Bakaikoa). Muchos animales usan esponjas para pasar desapercibidos, y algunos cangrejos cortan trozos de esponja que se colocan sobre el cuerpo, como Dromia personata, o algunas especies de ermitaños que las colocan sobre sus conchas.

Las esponjas son conocidas desde la antiguedad. Ya los griegos las recolectaban y usaban en su aseo personal y para acolchonar sus cascos de bronce y sus pesadas armaduras de guerra. Desde entonces se han recogido, especialmente para el aseo, y desde hace siglos se han creado numerosas flotas para su recolección; la primera se construyó en el Mediterráneo, en la isla griega de Kalymnos, todavía existente, y que en sus mejores tiempos tuvo una flota de unos 300 barcos dedicados a esta actividad.







Compartir en Facebook Compartir en Meneame Síguenos en RSS





© asturnatura.com  ® asturnaturaDB, 2004 - 2014
Última actualización 24/11/2014

Síguenos en Facebook   |    Seguir a asturnatura en Twitter     |    Síguenos en Google+    |    RSS disponible

nosotros   |    contacto   |    aviso legal